18:42 GMT +309 Diciembre 2019
En directo
    Un destructor de la Armada china sale a la mar durante los ejercicios navales entre China y Rusia en Vladivostok en 2015, imagen referencial

    El mensaje de Moscú y Pekín para Occidente

    © Sputnik / Vitaliy Ankov
    Política
    URL corto
    1211
    Síguenos en

    Rusia y China han iniciado sus primeros ejercicios navales conjuntos europeos en el mar Báltico. Las maniobras, denominadas Cooperación Marítima 2017, son una indicación de la creciente asociación estratégica entre el Kremlin y Pekín, escribe Dave Majumdar para The National Interest.

    Las maniobras indican una asociación más estrecha entre Moscú y Pekín, pero no la proximidad de una alianza militar formal, según analistas tanto de Rusia como de Estados Unidos, citados por el rotativo.

    "Una alianza completa significa un compromiso escrito para apoyarse mutuamente en la esfera militar. No es probable que tengamos un tratado así en el futuro previsible. Pero el nivel real de cooperación en materia de defensa y coordinación de políticas es el de una alianza", afirma al medio Vasili Kashin, investigador principal del Centro de Estudios Europeos e Internacionales de la Escuela Superior de Economía de Moscú.

    El contraalmirante jubilado Mike McDevitt, investigador principal del Centro de Análisis Navales, comparte la opinión de Kashin. A su juicio, aunque Pekín y Moscú se están acercando no es probable que haya una nueva alianza estratégica entre los dos.

    Mientras que los ejercicios ruso-chinos definitivamente tienen valor militar práctico, los líderes de los dos Estados también están enviando un mensaje geopolítico a Occidente. Ambas potencias tienen la intención de hacer operaciones navales tan costosas como sea posible para Estados Unidos y sus aliados.

    "Es un juego de declaraciones", dijo James Holmes, profesor de estrategia en la Escuela de Guerra Naval de EEUU. Es obvio que el mensaje de Moscú y Pekín es que la era de la dominación naval occidental y particularmente norteamericana está llegando a su fin.

    Ejercicios ruso-chinos en el Báltico: ¿Un motivo de preocupación para la OTAN?

    Al fin y al cabo, el recado más importante para Estados Unidos es que Rusia y China están acercándose con el objetivo de desafiar el dominio global de Washington. Y podría ser precisamente la política exterior estadounidense durante los últimos 25 años la que ha forzado inadvertidamente a dos antiguos enemigos a cooperar para retar su hegemonía, concluye Majumdar.

    Además:

    "China apoyaría a Rusia con acciones de su aviación y de sus tropas terrestres"
    Desembarco Naval 2017: Rusia, China, Venezuela e Irán miden las fuerzas
    Lituania sigue de cerca las maniobras de Rusia y China en el Báltico
    "La cooperación espacial entre China y Rusia ha pasado a una nueva etapa"
    Etiquetas:
    opinión, alianza, política, cooperación, maniobras, Vasili Kashin, mar Báltico, China, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik