23:05 GMT +323 Septiembre 2017
En directo
    Doha, la capital de Catar

    ¿Qué se juega EEUU en la crisis de Catar?

    © REUTERS/ Stringer
    Política
    URL corto
    Los países árabes rompen relaciones diplomáticas con Catar (256)
    0 147180

    La gira del secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, por los países del golfo Pérsico acaba de concluir con una visita a Riad, la capital de Arabia Saudí. El objetivo principal del viaje es evidente: Washington desea encontrar una salida a la crisis catarí lo más pronto posible, aseguran los expertos consultados por el periódico ruso RBC.

    Tillerson necesita convencer a los gobernantes del Golfo de que es él quien maneja la situación y que Trump no está llevando a cabo una política exterior de apoyo a Arabia Saudí a espaldas de Catar, escribe The Guardian.

    Por qué para EEUU es tan importante la estabilidad en la región

    Estados Unidos teme que la situación en Catar pueda afectar negativamente a sus operaciones militares y antiterroristas y aumentar la influencia regional de Teherán, que ha estado apoyando a Catar durante este período tan delicado.

    "Cuánto más tiempo dure la lucha, más oportunidades habrá para Irán", destacó el asesor de Trump R.C. Hammond.

    A juicio de Robert Freedman, profesor invitado de la Universidad Johns Hopkins, la Administración Trump tiene dos objetivos principales en Oriente Próximo: la destrucción de Daesh —organización proscrita en Rusia y otros países— y la contención de Irán. Los desacuerdos existentes entre los países suníes de la región están obstaculizando el camino de Washington hacia la consecución de estos objetivos.

    "Esta es la razón principal por la que Tillerson está tratando de tener el papel de mediador entre Arabia Saudí y Catar", dijo el experto, en declaraciones al periódico ruso RBC. Según él, la tarea de Tillerson es suavizar las exigencias de Arabia Saudí y conseguir que, al cumplirlas, Catar "salve la cara".

    El orientalista Yuri Barmin, experto del Consejo de Asuntos Internacionales de Rusia, está de acuerdo con que solucionar la crisis está en sintonía con los intereses de EEUU. "La base de Estados Unidos en Catar está jugando un papel clave en la lucha contra Daesh, por lo que la escalada del conflicto diplomático en el Golfo no está dentro de los intereses de la Administración Trump", declaró a RBC. 

    Además, a Washington le preocupa que los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí puedan imponer sanciones a Doha, algo que complicaría el trabajo logístico de la base de Estados Unidos en territorio catarí, dice Barmin.

    Por si fuera poco, Catar no es solo un aliado militar vital para EEUU, sino que también es el mayor exportador mundial de gas natural licuado. Uno de los socios de Catar en este sector es precisamente el grupo estadounidense ExxonMobil, cuyo director, durante mucho tiempo, fue el actual secretario de Estado de EEUU. 

    La empresa de estudios de mercado Wood Mackenzie ha vaticinado que en 2017 precisamente será ExxonMobil quien pasará a ser el mayor inversor extranjero en Catar.

    Más: ¿Qué espera EEUU de las demandas de los países del golfo a Catar?

    Tema:
    Los países árabes rompen relaciones diplomáticas con Catar (256)

    Además:

    Experto: "La crisis en Catar es el primer fracaso de la política de EEUU en el Golfo"
    Secretario de Defensa de EEUU estaba al tanto de los planes para aislar a Catar
    Paul Ryan: EEUU debe presionar a Catar
    Etiquetas:
    crisis, Rex Tillerson, Arabia Saudí, Catar, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik