En directo
    Política
    URL corto
    0 11
    Síguenos en

    MADRID (Sputnik) — Los argumentos del Ejecutivo catalán para dotar de cobertura legal al referéndum unilateral son "bastante flojos" ya que la comunidad internacional no contempla el derecho a la autodeterminación de una región en un contexto político como el de Cataluña, aseguró el jurista Santiago Castellà.

    "Para la Organización de las Naciones Unidas (ONU) prima la integridad territorial de los Estados sobre la libre determinación de los pueblos que ya están constituidos de forma democrática dentro de un Estado", apunta en declaraciones a Sputnik Santiago Castellà, profesor de Derecho Internacional Público en la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona, especializado en la protección nacional de las minorías nacionales, étnicas, lingüísticas y religiosas.

    El Gobierno catalán presentó anteriormente la llamada ley del referéndum, dedicada a dar cobertura legal a la consulta planeada para el 1 de octubre.

    Uno de los principales argumentos esgrimidos por el Ejecutivo catalán es que el derecho de autodeterminación está recogido en la carta de las Naciones Unidas, lo que obliga al Estado español a interpretar su legislación para darle reconocimiento.

    Según explica Castellà, ese argumento es "bastante flojo" ya que la ONU desarrolla el principio a la libre determinación de una manera concreta, sobre todo en la resolución 2526 (XXV), reconociendo solo la autodeterminación independentista de pueblos coloniales o asimilados.

    "Por asimilados se entiende pueblos oprimidos como el caso paradigmático de Sudáfrica bajo el apartheid u ocupados como podría ser el caso de Palestina con Israel", relata el profesor.

    Por tanto, el resto de pueblos que ya están constituidos en un Estado tienen derecho a una libre determinación articulada mediante formas de federalismo o autonomía política siempre y cuando no rompan la integridad territorial de ese Estado.

    Esta forma de proceder, prosigue Castellà, admite una única excepción en la llamada "cláusula del gobierno democrático", según la cual se puede considerar que un pueblo es oprimido por el Estado si este no es representativo de toda su población.

    "Esto se ha dado solo —y de manera indirecta— en Kosovo, donde además Serbia estaba masacrando a la población", apunta el jurista.

    A su modo de ver, la situación de Cataluña sería más similar al caso de los indios del lago Lubicón en Canadá, que recurrieron a la ONU en 1984 para pedir poder ejercer el derecho a la autodeterminación.

    "Ahí lo que dejó claro Naciones Unidas, que es algo que luego ha ido repitiendo, es que la secesión queda reservada como derecho humano para los pueblos oprimidos ocupados, no para los pueblos ya constituidos en Estado, que deben buscar formas para cambiar el sistema político por vías democráticas", resume.

    El hecho de que la independencia de una región dentro de un Estado democrático no esté contemplada en el derecho internacional puede responder, concluye Castellà, a una negativa de los miembros de la comunidad internacional a regular en favor una vía que puede favorecer su futura desintegración.

    Por todo ello, Castellà considera "muy difícil" que en la comunidad internacional actual se produzcan apoyos internacionales significativos a una eventual declaración de independencia unilateral por parte de Cataluña tras el referéndum del 1 de octubre.

    Además:

    El Gobierno de Rajoy acusa a Puigdemont de buscar la "ruptura de Cataluña"
    Embajador británico en España: el caso de Cataluña "es distinto al de Escocia"
    Cataluña presenta la ley sobre el referéndum
    Un sondeo revela el posible resultado del referéndum soberanista de Cataluña
    Etiquetas:
    referéndum, ONU, Cataluña, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook