22:00 GMT +311 Diciembre 2017
En directo
    La bandera de la UE

    Europa no prepara nuevas sanciones contra Rusia

    CC0 / Pixabay
    Política
    URL corto
    0 12

    BRUSELAS (Sputnik) — La Comisión Europea no prepara propuestas sobre nuevas sanciones a Rusia, declaró en una entrevista con Sputnik el vicepresidente de la institución, Maros Sefcovic.

    "No", dijo preguntado si la Comisión Europea baraja nuevas sanciones contra Rusia debido a las propuestas similares en los Estados Unidos.

    Apuntó que la UE quisiera conservar en el futuro el "enfoque armonizado" con las medidas restrictivas de EEUU respecto a Rusia.

    El político destacó que todas las restricciones antirrusas aprobadas por la UE fueron coordinadas con la parte estadounidense.

    "Quisiéramos conservar ese enfoque armonizado ante la imposición de sanciones para el futuro", dijo Sefcovic.

    Según el vicepresidente de la Eurocomisión, existen propuestas todavía más severas para vetar a Rusia y esas nuevas sanciones, EEUU, todavía no las ha coordinado con la UE.

    El vicepresidente de la Comisión Europea agregó que EEUU debería consultar con la UE las nuevas sanciones que pretende imponer a Rusia porque podrían afectar al proyecto gasista Nord Stream 2.

    "Hay propuestas para endurecer las sanciones de EEUU contra Rusia. Creemos importante que las nuevas medidas sean coordinadas entre los socios internacionales para asegurar su impacto internacional, y para mantener unidad entre los socios en las sanciones. Esas posibles sanciones no han sido coordinadas con nosotros", dijo Sefcovic.

    Más aquí: La Unión Europea acuerda prorrogar las sanciones contra Rusia

    El comisario añadió que las sanciones estadounidenses podrían afectar a un asunto tan delicado como Nord Stream 2, por lo que deberían ser "discutidas y armonizadas con la UE" antes de entrar en vigor.

    El proyecto Nord Stream 2 prevé construir dos gasoductos con una capacidad total de 55.000 millones de metros cúbicos anuales que se extenderán por el fondo del mar Báltico de la costa rusa hasta Alemania. Su trazado sería paralelo al del primer gasoducto Nord Stream que se inauguró en 2011.

    El Senado de EEUU aprobó a mediados de este junio una enmienda a un proyecto de ley que expandiría las sanciones contra Rusia y limitaría la capacidad del presidente Donald Trump para levantar las restricciones.

    La versión enmendada permitiría al presidente de EEUU imponer sanciones a personas y empresas que hacen una inversión, venden, alquilan o proporcionan a Rusia servicios, tecnología, información o apoyo para la construcción de tuberías rusas de exportación de hidrocarburos en proyectos cuyo valor de mercado sea equivalente o superior a un millón de dólares, o cubran un período de 12 meses y tengan un valor agregado de cinco millones de dólares o más.

    No se lo pierda: Polonia y Ucrania pierden la batalla: empieza la construcción del Nord Stream 2 en la UE

    El mandatario estadounidense también tendría derecho a incluir en una lista negra a los extranjeros que invierten grandes sumas en proyectos de extracción de petróleo de Rusia, a menos que ello se contradiga con los intereses nacionales de EEUU.

    Asimismo, la enmienda impediría a las entidades rusas sujetas a las sanciones financiarse a más de 14 días en EEUU, en el caso de los bancos, y a más de 30 días, en el caso de las empresas de la industria del petróleo y el gas.

    De ser aprobada por la Cámara de Representantes del Congreso estadounidense, la normativa se someterá a la firma del presidente Donald Trump.

    La eventual extensión de sanciones a Rusia había sido criticada varios días antes por el ministro de Exteriores de Alemania, Sigmar Gabriel, y el canciller federal de Austria, Christian Ker.

    En una declaración conjunta, los dos políticos manifestaron su rechazo a lo que calificaron de "amenaza de sanciones no internacionales, extraterritoriales, contra empresas europeas implicadas en la ampliación de los suministros energéticos en Europa", y subrayaron que es un asunto europeo, no de EEUU.

    Las restricciones que EEUU pretende imponer al sector energético de Rusia, a juicio de Gabriel y Kern, tiene como  objetivo clave vender en Europa el gas licuado de EEUU, desplazar del mercado el gas natural ruso y asegurar empleos en la industria de hidrocarburos estadounidense.

    Además:

    Rusia y la UE continuarán el diálogo sobre el Nord Stream-2
    ¿Nuevo pretexto absurdo? La UE teme que el Nord Stream 2 amenace a Ucrania
    Etiquetas:
    Nord Stream 2, sanciones, UE, Maros Sefcovic, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik