En directo
    Política
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    SINGAPUR (Sputnik) — El viceministro de Defensa ruso Alexandr Fomín llamó a impedir que la tensión en la península de Corea derive en una crisis en toda regla y abogó por reconducir la situación hacia la vía de las negociaciones.

    "Es importante aunar los esfuerzos para impedir que la situación derive en una crisis y reconducir el proceso hacia las negociaciones, lo que respondería a los intereses de seguridad de todos los países de la región", dijo Fomín al intervenir en un foro sobre la seguridad de Asia Pacífico que se celebra en Singapur.

    El funcionario calificó de "preocupante" el incremento de la tensión en la península de Corea y señaló que la actuación de Pyongyang no contribuye a reducirla.

    Corea del Norte realizó el 29 de mayo por la mañana (hacia las 19.40 GMT del 28 de mayo) un lanzamiento de misil balístico desde una zona próxima a Wonsan, en la costa oriental de la península.

    Según la información preliminar, fue un misil de corto alcance —posiblemente, del tipo Scud— que alcanzó 120 kilómetros de altura, voló unos 450 kilómetros y cayó en el mar dentro de la zona económica exclusiva de Japón, a 300 kilómetros de las islas Oki.

    El lanzamiento anterior tuvo lugar el 21 de mayo.

    El 14 de mayo, Corea del Norte disparó hacia el mar del Japón (mar del Este) un misil Hwasong-12 capaz de portar una ojiva nuclear.

    En aquella ocasión, el proyectil alcanzó una altura sin precedentes, de más de 2.100 kilómetros, y voló casi 790 kilómetros.

    El Ministerio de Defensa de Corea del Sur estimó que el misil habría volado entre 4.500 y 5.000 kilómetros, si lo hubieran disparado desde un ángulo estándar.

    En total, ya son nueve las pruebas de misiles balísticos que Corea del Norte realizó en lo que va de año, incluyendo dos lanzamientos fallidos en abril.

    En 2016, el régimen norcoreano llevó a cabo su cuarto y quinto ensayos nucleares y más de veinte pruebas de misiles balísticos desafiando las prohibiciones de las Naciones Unidas.

    Lea también: En medio de las tensiones con Corea del Norte: EEUU interceptará un misil intercontinental

    Al mismo tiempo, el viceministro de Defensa ruso reiteró la preocupación de Moscú por el despliegue de elementos del escudo antimisiles de EEUU en la región.

    "En lugar de resolver los problemas que existen en la península de Corea, van a agravarlos por el contrario", advirtió.

    El pasado julio, Seúl y Washington lograron un acuerdo para desplegar en territorio surcoreano una batería THAAD, que se hará operativa a finales de 2017 como muy tarde.

    El sistema THAAD (por las siglas en inglés de Defensa Terminal de Área a Gran Altura) está diseñado para detectar misiles balísticos con radar terrestre e interceptarlos a una altitud de entre 40 y 150 kilómetros.

    Una batería THAAD incluye un radar TPY-2 TM, seis lanzadores, 48 misiles interceptores y un punto de mando.

    Tanto Seúl como Washington afirmaron reiteradamente que el THAAD solo pretende contrarrestar la amenaza norcoreana, pero Pekín y Moscú sospechan que en el fondo EEUU busca aumentar su presencia en la zona y monitorear sus defensas.

    Además:

    Putin atribuye el programa nuclear norcoreano al imperio de la ley del más fuerte en el mundo
    Etiquetas:
    Ministerio de Defensa de Rusia, Alexandr Fomin, península de Corea, Corea del Norte, Corea del Sur
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook