En directo
    Política
    URL corto
    0 01
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Las razones propias de la política interior de Estados Unidos hacen cada vez más difícil un deshielo en las relaciones internacionales entre Washigton y Moscú y la distensión de las dos principales potencias del mundo.

    Tanto para atacar al presidente de EEUU, Donald Trump como para enfilar los cañones contra Moscú, los halcones de Washington no escatiman palabras y esfuerzos, que, según  afirmó el viceministro de Exteriores de Rusia Serguéi Riabkov. han convertido las relaciones con Rusia en arma de su lucha política.

    "Los intentos de determinados círculos de utilizar el factor ruso en el contexto político interno generan especial alarma", aseveró el alto diplomático ruso.

    Riabkov señaló que Rusia comprende que "la definición de las prioridades en materia de política exterior de la nueva administración de EEUU se produce en medio de una situación bastante compleja, en condiciones de una seria presión por parte de sus oponentes".

    El vicecanciller ruso expresó su indignación respecto a las calumnias contra el embajador de Rusia en EEUU, Serguéi Kisliak, al señalar que "la difamación contra el jefe de la misión diplomática rusa en Washington no despierta más que indignación".

    "No difundimos detalle alguno respecto a tal o cual contacto de trabajo del embajador o cualquier funcionario de la misión diplomática rusa, es un principio al que nos atenemos", señaló.

    El periódico The Washington Post informó que Jared Kushner, el yerno de Trump, habría planteado al embajador ruso en EEUU la creación de un canal secreto y protegido para las comunicaciones entre Moscú y Washington.

    Según funcionarios familiarizados con datos de inteligencia estadounidense a los que cita el diario, Kushner hizo esa propuesta en un encuentro con Kisliak que tuvo lugar en la Torre Trump el 1 o el 2 de diciembre, a más de un mes y medio de la investidura de su suegro como nuevo presidente de EEUU.

    Los medios estadounidenses comunicaron previamente que Kushner es objeto de una investigación del FBI en el marco del caso de los supuestos "vínculos con Rusia".

    Además el Congreso estadounidense está investigando la supuesta injerencia rusa en las elecciones presidenciales ganadas por Trump.

    La existencia de los presuntos lazos Trump-Rusia, de los que no se ha presentado prueba alguna, fue desmentida en repetidas ocasiones tanto por el Kremlin como por la Casa Blanca.

    En más de una ocasión Moscú rechazó las acusaciones de intentar influir en el desenlace de los comicios estadounidenses.

    Jugar la "carta rusa"

    El presidente del banco ruso VTB, Andréi Kostin, destacó que jugar la "carta rusa" en la lucha contra Trump es síntoma de locura.

    "La lucha contra Trump con la ayuda de la carta rusa se parece a un desatino absoluto", señaló en una entrevista con The Financial Times.

    La élite de Washington y la burocracia estadounidense organizaron una campaña contra Trump que paraliza su posibilidad de hacer algo, incluida su intención de diálogo con Rusia, agregó.

    También recordó que dado que EEUU y Rusia son dos potencias nucleares, la falta de la comunicación respecto a los principales problemas internacionales representa un grave peligro.

    Trump ratifica su opinión

    Por su parte, el presidente de EEUU, Donald Trump, dijo el 30 de mayo que a las autoridades de Rusia les debe divertir las especulaciones norteamericanas sobre la supuesta injerencia de Moscú en las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016.

    "Las autoridades rusas se deben estar riendo de EEUU y de cómo la penosa excusa de por qué los Demócratas perdieron las elecciones fue adoptada por las falsas noticias", escribió Trump en su cuenta de la red social Twitter, en referencia a los medios de comunicación de su país.

    El Congreso de EEUU está investigando un supuesto vínculo entre el equipo de campaña del entonces candidato republicano y Moscú.

    Rusia se defiende

    La semana pasada, la Cancillería rusa instó a detener el "torrente de mentiras infundadas" contra el embajador de Rusia en EEUU.

    Por su parte, el presidente ruso, Vladímir Putin, declaró en reiteradas ocasiones que las filtraciones que se hicieron tras los hackeos no benefician a Rusia, y que la histeria se azuzaba para desviar la atención de su contenido, en particular de cómo el Comité Nacional del Partido Demócrata favoreció a Hillary Clinton en las elecciones primarias y buscó desacreditar a su principal rival, el senador Bernie Sanders.

    El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, calificó las acusaciones contra Rusia de "gratuitas", y el canciller, Serguéi Lavrov, dijo que son "totalmente infundadas".

    Además:

    Rusia, dispuesta a "sanear" las relaciones con EEUU
    "Contactos empresariales contribuirán a normalizar las relaciones Rusia-EEUU"
    ¿Cómo ve el presidente Trump las relaciones de EEUU con Rusia?
    Etiquetas:
    "amenaza rusa", Vladímir Putin, Jared Kushner, Donald Trump, Serguéi Riabkov, Rusia, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook