16:35 GMT +309 Diciembre 2019
En directo
    Melania Trump y Donald Trump, presidente de EEUU, tras aterrizar en el aeropuerto de Tel Aviv

    Trump llega a Israel, ¿en busca de la paz?

    © REUTERS / Amir Cohen
    Política
    URL corto
    210
    Síguenos en

    JERUSALÉN (Sputnik) — El presidente de EEUU, Donald Trump, aterrizó en el avión Air Force One el aeropuerto israelí de Ben Gurion con la intención de intentar resucitar el enterrado proceso de paz, aunque fuentes de la Casa Blanca centraron el objetivo de la visita en fortalecer los ya estrechos vínculos entre EEUU e Israel.

    Al pie del avión recibieron a Trump, a su esposa, Melania, su hija Ivanka y su yerno, el presidente de Israel, Reuven Rivlin, y el primer ministro, Benjamín Netanyahu.

    Donald Trump, presidente de EEUU, con su esposa Melania
    © REUTERS / Bandar Algaloud/Courtesy of Saudi Royal Court
    También estaban presentes todos los ministros del gabinete, a los que Netanyahu tuvo que llamar la atención ayer y obligar a asistir a la ceremonia, tras enterarse de que muchos de ellos no pensaban acudir porque les habían informado de que Trump no los saludaría uno por uno.

    La terminal del aeropuerto donde aterrizó se cerró ya ayer a los vuelos comerciales por razones de seguridad.

    Más de 10.000 policías se han desplegado en Jerusalén durante la visita presidencial, que durará 28 horas.

    Lea más: El rey saudí, convencido de que Trump hará avanzar proceso de paz palestino-israelí

    Fuentes de la Casa Blanca informaron de que unas 900 personas forman la comitiva del presidente, incluidos médicos, personal de seguridad, expertos informáticos, equipos logísticos y funcionarios de la Casa Blanca.

    Los transportarán 56 vehículos fletados desde Estados Unidos a Israel, entre ellos 14 limusinas, una blindada para Trump.

    Toda la visita costará a los norteamericanos aproximadamente unos 10 millones de dólares.

    Los actos de la apretada agenda de Trump y su familia han ido fluctuando y nunca se ha llegado a distribuir un programa definitivo.

    Además de a Jerusalén, Trump se desplazará en helicóptero mañana martes a Belén, en el territorio palestino ocupado de Cisjordania, donde Trump se reunirá con el presidente palestino, Mahmud Abás, tras haberse encontrado hoy con Rivlin y Netanyahu.

    La Ciudad Vieja de Jerusalén amaneció hoy con algunos de sus principales accesos cerrados al paso de los ciudadanos y más repleta que nunca de fuerzas de seguridad.

    La mayoría de sus habitantes y de los comerciantes que trabajan en el recinto amurallado son palestinos y muchos se toparon con dificultades para acceder.

    Las extremas medidas de seguridad en la Ciudad Vieja se deben a la visita que Trump y su familia realizarán hoy al Muro de las Lamentaciones —el único vestigio que según la fe judía queda del patio del segundo templo y que se encuentra bajo la Explanada de las Mezquitas, y el Santo Sepulcro, el lugar donde varias confesiones cristianas creen que fue enterrado Jesucristo.

    Las fuerzas de seguridad colocaron ante el muro un parapeto y el acceso al recinto estaba prohibido desde esta mañana a primera hora.

    "El vínculo inquebrantable"

    Donald Trump afirmó en una pequeña intervención en la pista que ha venido a "esta tierra antigua y sagrada para confirmar el vínculo inquebrantable entre EEUU e Israel".

    "En esta tierra tan rica en historia, Israel ha construido una de las civilizaciones más grandes, una nación fuerte, resistente, determinada y próspera", señaló Trump tras ser recibido a pie de pista por el presidente de Israel, Reuven Rivlin, y el primer ministro, Benjamín Netanyahu.

    El mandatario estadounidense también señaló que "es una nación forjada en el compromiso de que nunca permitiremos que se repitan los horrores del último siglo".

    No se lo pierda: La oficina de Netanyahu publica extractos de su reunión con Trump

    "Construyamos juntos un futuro donde las naciones de la región estén en paz y nuestros hijos puedan crecer fuertes y libres de terrorismo y violencia", señaló el presidente de EEUU, que visitará Israel y Palestina durante 28 horas.

    "Durante mis viajes en los últimos días he encontrado razones para la esperanza (…) Tenemos ante nosotros una rara oportunidad de traer seguridad y estabilidad y paz a esta región y a su pueblo, derrotando al terrorismo y creando un futuro de harmonía, prosperidad y paz", subrayó Trump.

    "Pero solo podemos conseguirlo trabajando juntos. No hay otra manera. Señor presidente, señor primer ministro, estoy deseando trabajar con ustedes dos durante mi estancia", añadió el presidente de EEUU, que manifestó su "amor por Israel".

    Trump será el primer presidente estadounidense en activo que visite estos lugares santos, situados en el este de Jerusalén, la parte que según la ley internacional corresponde a los palestinos y está ocupada por Israel.

    Las principales calles de Jerusalén —alguna decoradas con banderas israelís y de EEUU, pero en menor medida que cuando Barack Obama visitó la ciudad en 2013— están cortadas al tráfico.

    En el centro de Jerusalén algunas calles lucen carteles de bienvenida a Trump o pósters en los que le piden que traslade la Embajada de EEUU de Tel Aviv a Jerusalén, algo que Trump dijo que está rumiando pero que no hará a corto plazo.

    Además: Trump anunciará la reanudación del diálogo palestino-israelí en su visita a Oriente Medio

    Ningún país tiene su embajada en Jerusalén porque la parte este de la ciudad está ocupada por Israel.

    Trump ha llegado de Riad con la promesa del rey saudí, Salmán, y otros mandatarios árabes de colaborar para conseguir la paz entre israelís, palestinos y el resto del mundo árabe.

    No obstante, fuentes de la Casa Blanca clarificaron que Trump no tiene intención de lanzar en esta visita una nueva iniciativa de paz y que los avances en este sentido se encuentran "en los inicios".

    Trump se limitará, según el diario Haaretz, a pedir a los líderes israelís y palestinos medidas para fomentar la confianza mutua y crear un ambiente proclive para recuperar el proceso de paz.

    Además:

    Trump viaja a Arabia Saudí para unir al mundo árabe
    El desarollo del conflicto entre Palestina e Israel paso a paso
    Etiquetas:
    paz, Donald Trump, Israel, Palestina, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik