En directo
    Política
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    JERUSALÉN (Sputnik) — El presidente de EEUU, Donald Trump, llegará en su avión Air Force One al aeropuerto israelí de Ben Gurion, donde le recibirán el presidente de Israel, Reuven Rivlin, y el primer ministro, Benjamín Netanyahu.

    El presidente estadounidense volará a Israel procedente de Arabia Saudí en el primer vuelo directo entre los dos países, que oficialmente no mantienen relaciones diplomáticas.

    Donald Trump, presidente de EEUU, y Abdelaziz al Saud, rey de Arabia Saudí
    © REUTERS / Bandar Algaloud/Courtesy of Saudi Royal Court
    Arabia Saudi fue la primera parada de Trump en el primer viaje oficial al extranjero que lleva a cabo como el presidente de EEUU.

    Trump llegará de Riad con la promesa del rey saudí, Salman, y otros mandatarios árabes de colaborar para conseguir la paz entre israelíes y palestinos y el resto del mundo árabe.

    No obstante, fuentes de la Casa Blanca aclararon que Trump no tiene intención de lanzar en esta visita una nueva iniciativa de paz y que los avances en este sentido se encuentran "en los inicios".

    El presidente de EEUU se limitará, según el diario "Haaretz", a pedir a los líderes israelís y palestinos medidas para fomentar la confianza mutua y crear un ambiente proclive a la recuperación del proceso de paz.

    Trump se reunirá hoy por la tarde con Netanyahu para pedirle que restrinja la construcción de viviendas en colonias judías en territorio palestino, ilegales según la ley internacional.

    Al presidente palestino, Mahmud Abás, a quien verá en Belén (Cisjordania), le repetirá que tiene que "acabar con la incitación y la violencia contra Israel" y le dirá que deje de pagar ayudas a las familias de los palestinos que cometen ataques.

    Trump es optimista respecto a su capacidad para lograr la paz.

    "Hay una enorme posibilidad" de alcanzar un acuerdo, aseguró al diario "Israel Hayom".

    La visita se focalizará en la alianza entre Israel y EEUU.

    En esta cuestión está previsto que se centre el discurso que pronunciará mañana martes en el Museo de Israel.

    Según una fuente oficial de la Casa Blanca, Trump se concentrará en "restaurar las relaciones con Israel, tras ocho años de relación crispada" en la era del presidente Barack Obama, que visitó Israel y Palestina en 2013.

    "Hablaré con el presidente Trump de cómo reforzar aún más la alianza con EEUU. Fortaleceremos los vínculos en seguridad (…) y debatiremos también caminos para que avance la paz", indicó Netanyahu.

    Los palestinos, por su parte, "no tienen grandes expectativas" respecto a esta gira en la que Trump les dedicará un par de horas, según dijeron a Sputnik fuentes oficiales palestinas.

    Lea más: Donald Trump, ¿un verdadero amigo de Israel?

    El secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, señaló que confía en que Trump no anunciará el traslado de la Embajada de EEUU en Israel de Tel Aviv a Jerusalén porque "representaría el final del proceso de paz".

    Ningún país tiene su embajada en Jerusalén porque, según la ley internacional, la parte este de la ciudad pertenece a los palestinos y está ocupada por Israel.

    En la zona oriental de Jerusalén se sitúa la Ciudad Vieja, que alberga el Muro de las Lamentaciones —sagrado para el Judaísmo- y el Santo Sepulcro, donde varias confesiones cristianas consideran que estuvo enterrado Jesucristo.

    Trump será el primer presidente de EEUU en activo que visitará los dos lugares.

    Lo hará sin compañía de representantes oficiales de Israel.

    No obstante, su decisión provocó una fuerte polémica, ya que la comunidad internacional no reconoce la soberanía israelí sobre el este de Jerusalén.

    La Ciudad Vieja, igual que varias zonas del resto de Jerusalén, estarán controladas por más de 10.000 policías durante la visita, de 28 horas.

    Trump, que vendrá con su esposa, Melania, su hija Ivanka, su yerno y cientos de funcionarios, lleva de cabeza a los servicios de seguridad estadounidenses, israelíes y palestinos con sus cambios repentinos en el programa de la visita, que a unas horas de su llegada aún no es definitivo.

    Además:

    Lo que no debatieron Netanyahu y Trump por teléfono
    Trump, dispuesto a ser "facilitador" de acuerdo entre Israel y Palestina
    Abás: Trump se compromete con la solución de los dos Estados
    Etiquetas:
    Donald Trump, Israel, Palestina, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik