En directo
    Política
    URL corto
    5116
    Síguenos en

    La decisión del Departamento de Defensa de EEUU de armar a los kurdos que combaten en Siria al grupo terrorista Daesh —proscrito en Rusia y otros países— en vísperas de la visita del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, es un mensaje inequívoco pero no del todo inesperado, asegura a Sputnik el periodista turco Semih Idiz, experto en diplomacia.

    "Erdogan planeaba ir a EEUU y mostrar fotografías en las cuales aparecen las fuerzas de autodefensa kurdas junto a militares estadounidenses", afirma Idiz.

    Según el experto, Erdogan quiere ir a EEUU con exigencias. Y prosigue: "Washington, por su parte, lanza el siguiente mensaje: 'no os toméis este tema en clave de nada porque, por nuestra parte, la cuestión ya está zanjada'", explica el analista.

    El periodista señala que Turquía teme que estas armas caigan en manos del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). Para el país otomano, el riesgo más elevado al que se expone es que las armas acaben en manos del PKK a través de las Unidades de Protección Popular (YPG), y que estas sean utilizadas a su vez contra las fuerzas turcas.

    "EEUU, por su parte, le está diciendo a Erdogan: 'tomaremos las medidas necesarias para que esto no ocurra'. Pero lo dicen para consolar a Turquía y encima sin explicar con qué garantías", prosigue Idiz.

    Lea más: Experto: "La tensión en Siria aumentará tras suministro de armas a los kurdos

    EEUU pretende entregar armamento, pero no se trata solo de unas cuantas armas ni de fusiles de asalto, sino de armamento pesado y de sistemas electrónicos de vigilancia.

    "Seguramente haya incluso asesores estadounidenses detrás. Y, como se trata de armamento pesado, estará bajo la atenta mirada de la OTAN, de EEUU y de Turquía", afirma Idiz.

    ¿Por qué los kurdos?

    A principios de mayo, Foreign Policy afirmó en uno de sus artículos que la Administración Trump había decidido apostar por los kurdos sirios por ser ellos, según la Casa Blanca, la única fuerza en la región de Al Raqa capaz de conquistar esta ciudad sin la necesidad de desplegar un gran número de tropas regulares estadounidenses.

    Al mismo tiempo, el país otomano tiene limitaciones para realizar una decente contribución militar, explicó a Foreign Policy Linda Robinson, analista de la consultora Rand Corporation, que ha asesorado a Washington en este asunto.

    Lea más: ¿Qué tipo de armas suministrará EEUU a combatientes kurdos en Siria?

    El asunto Gulen

    Durante la entrevista con Idiz surgió también la cuestión de la extradición del teólogo opositor turco Fethullah Gulen, exiliado en EEUU, y de cómo avanza dicho proceso.

    Según el experto, las expectativas de Turquía una vez más no se cumplirán, porque no todo está en manos del presidente de EEUU, Donald Trump.

    "En EEUU hay una fuerte separación de poderes y lo hemos podido ver en varias ocasiones desde que Trump es presidente. Su influencia en el poder judicial es limitada", asegura Idiz.

    Idiz opina que Trump quizá pueda tomar medidas para reducir la influencia de Gulen en EEUU poniéndolo bajo vigilancia, pero, desde el punto de vista otomano, el objetivo de estas medidas será percibido, una vez más, como un premio de consolación.

    Lea más: ¿Erdogan cambia de bando en el conflicto sirio?

    Está previsto que la reunión entre Erdogan y Trump tenga lugar en Washington durante los días 16 y 17 de mayo.

    Además:

    "Partido de los Trabajadores no reconoce este gobierno golpista"
    Policía de Turquía detiene a 130 supuestos miembros del Partido de los Trabajadores de Kurdistán
    EEUU ve en el Partido de los Trabajadores de Kurdistán amenaza común para Ankara y Washington
    Etiquetas:
    Conflicto en Siria, Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), OTAN, Donald Trump, Recep Tayyip Erdogan, Turquía, Siria, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook