En directo
    Política
    URL corto
    102
    Síguenos en

    Con marchas en Plaza de Mayo y distintas ciudades del país, víctimas, familiares, dirigentes políticos y organizaciones de derechos humanos expresan su repudio al fallo de la Corte Suprema de Justicia argentina que aplicó el ‘dos por uno', por el cual se redujo la pena a un acusado de crímenes de la última dictadura militar (1976-1983).

    La decisión de la Corte Suprema de Justicia argentina de dejar en libertad al represor Luis Muña unificó al país en su contra. Distintos tribunales se pronunciaron en una rebelión judicial sin precedentes, al tiempo que todos las entidades de derechos humanos y organismos internacionales se sumaron a la condena.

    La indignación por la medida de la Corte llevó a que incluso el Gobierno de Mauricio Macri, a través del jefe de Gabinete, Marcos Peña, se manifestara en contra. La ley del dos por uno permitía computar doble cada día de prisión preventiva a partir del segundo año de detención, pero fue derogada en 2001.

    "Hoy no hay ningún delincuente común al que se le pueda aplicar, y sin embargo ahora se habilita a que esto suceda con militares que cometieron crímenes contra la humanidad como robar bebés, torturar, desaparecer y asesinar personas", dijo a Sputnik Raúl Kollmann, periodista argentino del diario Página 12.

    El periodista aseguró que en la "gran mayoría" de la población el fallo de la Corte "cayó muy mal", y que para el 10 de mayo se espera una "fuerte reacción" con movilizaciones en Plaza de Mayo y otras ciudades del país.

    "Para la mayor parte de la Corte, algunos miembros del Gobierno y parte de la Iglesia que impulsaron este fallo, esta reacción tan fuerte es inesperada. Hay sectores sociales, políticos y de derechos humanos que están planteado un contraataque para ver si se puede revertir el fallo", explicó.

    Varios órganos judiciales reaccionaron contra el fallo. El fiscal federal Guillermo Marijuan se manifestó a favor de impulsar una denuncia por prevaricato contra tres ministros de la Corte Suprema, mientras que el Tribunal Oral Federal de San Juan dispuso la inconstitucionalidad de la aplicación de la ley. El Tribunal Oral Federal 2 de Mendoza rechazó el segundo pedido de excarcelación de uno de los acusados, que está siendo juzgado en la denominada ‘Megacausa de San Rafael'.

    El repudio fue internacional. Por medio de un comunicado, la Oficina para América del Sur del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) se pronunció diciendo que "el Estado argentino, y la Corte Suprema como instancia del Estado, deben cumplir no sólo el derecho interno, sino también la normativa internacional aplicable y los compromisos asumidos a nivel internacional".

    "Hay una especie de rebelión judicial en la cual los tribunales inferiores se pronuncian contra el fallo de la Corte. No quieren aplicar sentencias similares para dejar en libertar a los represores. Esto es lo que sucedió en San Juan, donde el tribunal interpretó que el dos por uno era inconstitucional y no respetaba los tratados internacionales. Los jueces no quieren emitir fallos en este sentido", indicó Kollmann.

    Los jueces Elena Highton de Nolasco, Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti declararon aplicable la ley 24.390, que permite computar un día de prisión preventiva por dos de prisión efectiva, en una causa en la que se investigaba el secuestro y la tortura de empleados del Hospital Posadas en marzo de 1976, cuando un operativo militar irrumpió en la clínica y llevó a los detenidos al centro clandestino de detención ‘El Chalet'. Con el fallo se redujo la pena al represor Luis Muña, quien gozaba de una libertad condicional desde el 18 de abril del año pasado.

    Kollmann explicó a Sputnik que el dos por uno rigió entre 1994 y 2001 para reducir las condenas de delincuentes comunes porque las cárceles estaban llenas. "Era una ley destinada a mejorar la situación de los presos", dijo.

    Sobre la concentración del 10 de mayo frente a la Casa de Gobierno, el periodista cree que será inmensa. "Hay un clima muy tenso. En Buenos Aires se está celebrando uno de los eventos más tradicionales de la ciudad, la Feria del Libro, y a raíz de esta concentración se suspendieron las actividades porque los escritores decidieron no presentar libros y convocar a la manifestación en Plaza de Mayo".

    Las reacciones han sido tan fuertes que "incluso el partido del Gobierno, que en un principio se manifestó a favor de respetar la decisión de la Justicia, tras ver la reacción de la gente comenzó a rever su postura", señaló.

    Sin embargo Kollmann destacó que hasta el momento el presidente Mauricio Macri no "emitió juicio alguno" con respecto al fallo. "Está tratando de evitar un choque con la Corte Suprema al tiempo que la sociedad libra la batalla para torcer la decisión del Tribunal. La presión internacional cuenta, también jugarán un papel las posturas de los partidos políticos. Se habla de buscar un acuerdo en el Congreso para que por unanimidad se vote una ley aclaratoria para buscar un nuevo fallo de la Corte. El final está abierto", concluyó.

    Además:

    Dos nuevos tribunales de Argentina rechazan aliviar penas ante delitos de lesa humanidad
    La ONU cuestiona a Argentina por rebajar la pena en delitos de lesa humanidad
    La Justicia argentina rechaza rebaja penal en delitos de lesa humanidad
    Etiquetas:
    crimen contra la humanidad, justicia, dictadura, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook