En directo
    Política
    URL corto
    0 03
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Las autoridades del Kurdistán iraquí informaron a los diplomáticos extranjeros presentes en Erbil que muy pronto celebrarán un referéndum independentista.

    "El referéndum es un derecho natural de cualquier pueblo, incluido el nuestro", aseguraron los políticos, según el centro de prensa de la Unión Patriótica del Kurdistán (YNK, por sus siglas en kurdo).

    Los representantes de los partidos kurdos solicitaron a los diplomáticos extranjeros avalar la convocatoria y observar la celebración del referéndum.

    También recordaron que el primer ministro del Kurdistán iraquí, Nechirvan Barzani, aseguró el pasado 23 de marzo en una entrevista con el sitio web Philly.com, que el referéndum  sobre la independencia se celebrará este año.

    Los intentos de las autoridades kurdas de celebrar una consulta independentista han sido condenados repetidamente por Bagdad.

    En julio del 2014 el entonces primer ministro Nuri al-Maliki calificó la iniciativa de "anticonstitucional" y aseguró que "nadie está autorizado a aprovecharse de la situación que atraviesa Irak (…) y saciar sus propios intereses".

    El "plan Biden" para Irak

    La independencia del Kurdistán iraquí cuenta con el apoyo de influyentes políticos y centros de investigación en Washington.

    El 27 de abril del 2015 la Comisión de los Servicios Armados de la Cámara de Representantes de EEUU presentó un proyecto de ley que autorizaba el apoyo estadounidense a las fuerzas armadas suníes y kurdas de Irak, e interactuar con las regiones en las que se actúa como estados soberanos.

    La iniciativa de los legisladores estadounidenses fue duramente rechazada por las autoridades iraquíes.

    El primer ministro Haidar al-Abadi aseguró al entonces vicepresidente de EEUU, Joe Biden, que "Irak rechaza firmemente cualquier plan que busque debilitar su unidad y violar su soberanía".

    El vicepresidente estadounidense aseguró en ese momento que su país apoyaba la integridad de Irak y solo brindaría apoyo a los militares kurdos y suníes si el Gobierno de Bagdad lo solicitaba.

    Sin embargo, el propio Joe Biden había presentado en noviembre 2006 cuando era senador un plan para "poner fin a la violencia sectaria en Irak" que estipulaba la división del país árabe en áreas federales.

    Según la propuesta respaldada por el influyente Consejo de Relaciones Exteriores, los suníes, chiitas y kurdos de Irak manejarían sus propios asuntos en tanto que la defensa de las fronteras, los asuntos exteriores y las ganancias del petróleo, estarían a cargo del gobierno central en Bagdad.

    La iniciativa no prosperó en su momento, pero una vez que Joe Biden se convirtió en vicepresidente de EEUU las autoridades del Kurdistán iraquí intensificaron los esfuerzos para lograr la independencia.

    Durante el Gobierno de Barack Obama el presidente del Kurdistán iraquí, Masud Barzani, visitó Washington dos veces para debatir sobre "los retos políticos y de seguridad tras la derrota de Daesh" y agradecer por el "fuerte apoyo (de EEUU) al Kurdistán y a nuestros valientes Peshmerga" que combaten a los terroristas, según publicó en su cuenta de Twitter.

    El propio Biden realizó una visita sorpresa a Bagdad y Erbil en abril de 2016, después de que su Gobierno destinará 415 millones de dólares a las milicias kurdas para combatir a Daesh.

    Las riquezas del Kurdistán iraquí

    El Kurdistán iraquí es la única región autónoma de Irak reconocida por el gobierno federal y su estatus está consagrado en la Constitución que fue aprobada en 2005, dos años después del derrocamiento de Sadam Husein.

    Las tres provincias kurdas aprovecharon la caída de Husein y la posterior violencia que se instaló en el país para integrarse y formar el Gobierno Regional de Kurdistán.

    La relativa seguridad y la estabilidad de la región permitió a las autoridades firmar varios contratos de inversión con empresas extranjeras.

    En 2006, la empresa noruega de energía DNO perforó el primer pozo de petróleo desde la invasión de Irak en la región del Kurdistán.

    Y en 2010, en una de las decisiones que más enfureció a Bagdad, el Gobierno kurdo firmó un contrato de exploración con ExxonMobil, al que le siguieron otros contratos con Chevron, Total and Gazprom.

    Estas inversiones y la estabilidad de la región le ha permitido alcanzar al Kurdistán iraquí un mayor nivel de desarrollo que otras regiones del país.

    Lea más: ¿Busca EEUU crear un Estado kurdo en Siria?

    El gobierno kurdo sigue recibiendo una parte de los ingresos procedentes de las exportaciones de petróleo de Irak, pero ha manifestado su intención de aplicar una ley de inversiones extranjeras y establecer zonas de libre comercio cerca de las fronteras con Turquía e Irán.

    Además:

    Kurdos iraquíes avisan a consulados extranjeros del inminente referendo independentista
    Referéndum sobre la soberanía del Kurdistán en una provincia de Irak
    El Kurdistán iraquí celebrará un referéndum de independencia en 2017
    EEUU entrega nuevo lote de armas a los kurdos sirios
    Kurdos sirios abandonan las consultas de Ginebra
    Los kurdos sirios no descartan adherir a Al Raqa a su Federación en el norte de Siria
    Etiquetas:
    petróleo, independencia, YNK, Nechirvan Barzani, EEUU, Irak, Kurdistán
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook