En directo
    Política
    URL corto
    29574
    Síguenos en

    PEKÍN (Sputnik) — China se opone al uso de la fuerza militar en Siria, declaró la portavoz de la Cancillería, Hua Chunying.

    De esta manera Pekín comentó las declaraciones del secretario de Estado Rex Tillerson, quien sostuvo que el presidente chino, Xi Jinping, afirmó que "entendía" las acciones de EEUU.

    "China siempre se opuso y continúa oponiéndose al uso de la fuerza militar en las relaciones internacionales, aboga por el respeto a la soberanía e integridad territorial de otros Estados, consideramos que la solución política es la única vía de solucionar la crisis siria", aseveró en un encuentro con la prensa en referencia a estas informaciones.

    Donald Trump informó personalmente a Xi Jinping, quien se encontraba de visita en EEUU, sobre el ataque de misiles estadounidenses contra la base aérea en Siria, que tuvo lugar justamente en el momento en que ambos mandatarios almorzaban.

    Según Tillerson, Xi Jinping declaró que "comprendía" las acciones de EEUU debido "a la muerte de niños".

    Al respecto, Hua Chunying subrayó que la tarea primordial en estos momentos consiste en evitar la escalada de las tensiones en Siria y garantizar el proceso de solución política que tanto esfuerzo ha costado.

    La portavoz añadió que el futuro de Siria debe ser decidido por el pueblo sirio y que la comunidad internacional deber respetar esta elección.

    En la madrugada del 7 de abril, EEUU lanzó 59 misiles de crucero Tomahawk desde buques de guerra emplazados en el Mediterráneo contra la base aérea de Shairat, en la provincia siria de Homs.

    El ataque fue una represalia al uso de sustancias tóxicas en la ciudad de Jan Sheijun, provincia de Idlib, del que Washington culpa a Damasco.

    Haley dijo que Washington sacó conclusiones sobre la implicación del régimen sirio en ataques químicos a partir de información clasificada.

    El Gobierno de Siria niega toda implicación en el incidente que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) causó 84 muertos y 545 intoxicados el 4 de abril.

    Siria se unió a la Convención sobre las Armas Químicas después de que centenares de personas fueron víctimas de un brutal ataque tóxico en el barrio de Guta Oriental, cerca de Damasco, en agosto de 2013.

    Su renuncia a las armas químicas fue resultado de un acuerdo entre Moscú y Washington y permitió evitar la intervención militar de EEUU en el país árabe en 2013.

    La Armada estadounidense recibió a principios de julio de 2014 el arsenal químico sirio para su destrucción.

    A mediados de agosto de ese mismo año el entonces presidente norteamericano Barack Obama aseguró que su Gobierno había eliminado por completo las armas químicas sirias.

    Siria vive desde marzo de 2011 un conflicto armado que ha causado entre 300.000 y 400.000 muertos, según datos de la ONU.

    Lea más: El presidente de China comenta las relaciones con EEUU

    Las tropas gubernamentales se enfrentan a grupos armados de la oposición y a organizaciones terroristas, entre ellas Daesh (autodenominado Estado Islámico) y Frente al Nusra, ambas prohibidas en Rusia y otros países.

    Además:

    Ataque de EEUU a Siria: "una amenaza simbólica" para China por Corea del Norte
    Berlín ve imposible la solución política de la crisis siria sin Rusia
    Tillerson: el proceso de la solución política en Siria requerirá la participación de Asad
    ONU: La lucha antiterrorista no tendrá éxito en Siria sin una solución política
    Etiquetas:
    Shairat (base militar), Tomahawk, Rex Tillerson, Hua Chunying, Xi Jinping, China, Siria, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook