Widgets Magazine
En directo
    Protestantes serbios con una imagen de Vladímir Putin (archivo)

    "Los bombardeos de Serbia acabaron con las 'ilusiones europeas' en Rusia"

    © AP Photo / Darko Vojinovic
    Política
    URL corto
    131093

    Rusia y Serbia siempre fueron países muy cercanos. De ahí que el ataque de la OTAN contra Belgrado resonara fuertemente en Moscú, cambiando la percepción de todo el país a un nivel profundo, declaró a Sputnik el vicepresidente de la Cámara Baja del Parlamento ruso, Piotr Tolstói.

    "Serbia se enfrentó a solas con la hipócrita máquina pseudohumanitaria de Occidente, y hasta el día de hoy muchos rusos sienten vergüenza por no haber podido ayudar a los serbios", admite Tolstói, que tiene una conexión muy personal con el país balcánico, dado que su familia emigró allá tras la Revolución rusa de 1917.

    Los bombardeos de Belgrado han sido una dura lección para Rusia, según el político. La "descarada y flagrante agresión occidental", que violó el derecho internacional contra un país tan cercano para Rusia como Serbia, "marcó el fin de las ilusiones en cuanto a los 'valores occidentales' y el llamado 'sueño europeo'".

    "Hemos observado cómo 'los sueños europeos' se precipitan desde los aviones y caen sobre los edificios", comentó el parlamentario.

    El 'eco serbio' en Moscú

    Paralelamente, el ataque contra Serbia unió a los rusos —tal vez por primera vez en muchos años—. El fin de las ilusiones se extendió más allá de los 'valores europeos'.

    "No albergamos ninguna esperanza: ni sobre los valores [europeos], ni sobre los métodos [de los países occidentales] de promover sus intereses, ni sobre los dobles raseros que utilizan. Todo esto es una mentira que se manifiesta ahora en la falta de confianza entre la UE, la OTAN y Rusia", opinó Tolstói.

    Lamentablemente, las naciones occidentales no extrajeron ninguna lección de sus acciones. La ilusión de "haber ganado alguna vez la Guerra Fría" les ha llevado a creerse con derecho a imponer su modelo en todo el mundo. Esta idea ya ha fracasado ya en Afganistán, Irak y Libia, hasta ser detenida en Siria.

    Lea más: Rusia y Yugoslavia vs. la OTAN: el choque que aterrorizaba a EEUU

    "La idea de que el modo de vida occidental es 'mejor' está en mínimos históricos. En vez de aunar esfuerzos para combatir las amenazas reales, como el terrorismo, siguen enseñando a otros cómo vivir", afirma Tolstói.

    Nadie ha otorgado a los europeos ni a los norteamericanos el derecho de dar lecciones y nadie va a escucharlas, aseveró Tolstói, precisando que esa es la postura del presidente ruso, Vladímir Putin, y la base de la política exterior contemporánea rusa.

    Razones de los ataques contra el país eslavo

    "Rusia representa una vía alternativa a la civilización occidental, junto con un sistema de valores alternativo. Somos una gran potencia y no vamos a ceder nuestra soberanía a cambio de algunos deseos de nuestros socios", opina el parlamentario ruso.

    Los socios europeos no lograron ofrecer a otros pueblos un sueño digno, salvo la sociedad consumista o la protección de la comunidad LGBT, opinó.

    En parte, eso explica también las denuncias contra Sputnik: "El periodismo en Europa suele fijarse en una cosa y hacer la vista gorda ante otras. Sputnik ofreció una imagen más amplia de los sucesos", declaró Tolstói.

    Los europeos y estadounidenses están frustrados por la presencia rusa en el escenario mundial. "Cuanto antes revisen su postura, mejor para ellos".

    Riesgo de un enfrentamiento directo

    "Cualquier crisis de confianza o conflicto de valores es peligroso, pero espero que a los políticos europeos les sobre madurez para no empeorar la situación hasta forzar algunos enfrentamientos", agrega Tolstói.

    El país eslavo, por su parte, está dispuesto a dialogar sobre las diferencias, precisamente para que no desemboquen en un conflicto.

    "Rusia no teme a nadie y, al mismo tiempo, no queremos ninguna escalada [de la tensión]. Ya pasamos esa parte [de nuestra historia]", subrayó.

    En este sentido, se puede valorar el cambio de retórica en EEUU, ya que el nuevo presidente, Donald Trump, "reconoce que cualquier Estado puede tener sus propios intereses y no está obligado a cumplir solo con los intereses estadounidenses".

    Vea también: Balcanes, el barril de pólvora de Europa

    "Es un gran progreso en comparación con las ideas globalizadoras de los Clinton y de Barack Obama, cuyo deseo de moldear a todo el mundo según su 'mesiánico modelo de democracia' condujo, entre otras cosas, a los bombardeos de Yugoslavia", aseveró el parlamentario ruso.

    La Ucrania de la discordia

    Las autoridades ucranianas hacen todo para convertir al país en un tipo de Estado inestable donde reina la criminalidad, así que "no les queda mucho tiempo en el poder", estima Tolstói.

    En cuanto a las relaciones entre los dos pueblos, el político afirma que "la mayor parte de la sociedad ucraniana está confusa por culpa de la propaganda del 'sueño europeo', por un lado, y de la idea de poder existir completamente aislados de Rusia, por el otro. Este aislacionismo es promovido activamente por los nacionalistas ucranianos y los países occidentales, interesados en 'una Ucrania pseudoeuropea'.

    "No es viable [esta idea] desde el punto de vista económico, político y cultural. Nuestros pueblos tienen raíces comunes, familias comunes, historia común. No se puede dividir a los dos países forzosamente", asegura Tolstói. "Dentro de cinco o 10 años se desvanecerá esta tendencia", y toda Ucrania se orientará hacia Rusia de nuevo.

    En el mismo período, se puede esperar también el reconocimiento de Crimea como parte de Rusia. La voluntad de la población de la península "de reunificarse con nosotros es indiscutible", y las delegaciones parlamentarias europeas que visitan Crimea "lo pueden ver por sus propios ojos si les interesa realmente la verdad".

    Le puede interesar: "Una guerra de Rusia con un país como Ucrania duraría cuatro días"

    "La realidad es más fuerte que cualquier declaración política. Se puede declarar 100 años más que 'Crimea es ucraniana', pero Crimea nunca ha sido ni nunca será ucraniana. Eso es seguro", concluyó el vicepresidente de la Duma rusa.

    Además:

    Rusia, dispuesta a examinar solicitudes de Serbia en el ámbito de defensa
    Los 'regalos' de la OTAN siguen matando a los serbios
    La antigua Yugoslavia, el escenario donde se miden la OTAN y Rusia
    Etiquetas:
    valores, bombardeos, OTAN, Serbia, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik