Widgets Magazine
En directo
    Revolución con corazón!

    "Discutir 1917 hoy es fundamental para repensar la liberación de las mujeres"

    © Flickr/ gaelx
    Política
    URL corto
    2017, el centenario de la Revolución rusa (117)
    381

    La Revolución rusa de 1917 tuvo un especial significado para las mujeres, que lograron una destacada participación en la misma.

    El siglo XX se inauguró con poderosos movimientos de mujeres: por un lado las sufragistas, que en Gran Bretaña exigían el derecho al voto, y en el otro extremo, en Rusia, las mujeres trabajadoras ampliaban la lucha con demandas que todavía siguen vigentes.

    "El razonamiento era que si estuviéramos todos libres de las obligaciones domésticas, podríamos todos participar en el espacio público. Se trataba de una idea extremadamente revolucionaria en esos momentos", explicó a Sputnik la historiadora brasileña Ana Nemi.

    Postdoctora en Historia por la Universidad de San Pablo y por la Universidad de Lisboa, Nemi resaltó la importancia de Alejandra Kollontai (1872-1952), primera mujer del mundo en ocupar un cargo de Gobierno, tras la Revolución rusa de 1917.

    De acuerdo con la académica, Kollontai entendía, junto con los líderes bolcheviques, que el capitalismo había liberado del trabajo doméstico solamente a las mujeres que podían comprar servicios referentes a los cuidados del hogar.

    "Se generaba un doble problema para las mujeres pobres. Por eso se trataba de una lucha distinta a la de las sufragistas, pese a que muchas operarias adhirieron a la lucha por el voto femenino. Pero esto era insuficiente en la opinión de las mujeres trabajadoras porque había cuestiones del ámbito familiar y privado que necesitaban ser discutidas", matizó.

    Una vez en el Gobierno, Kollontai impulsó la implementación de una serie de servicios públicos como restaurantes, lavanderías, además de escuelas y guarderías que posibilitaran a las mujeres liberarse de las tareas domésticas que les impedían participar en la vida pública. En ese mismo contexto, según Nemi, se aprobó el divorcio y el aborto, poniendo a Rusia en la vanguardia de los derechos femeninos.

    Por otro lado, la historiadora remarcó que dichas políticas encontraron intensas resistencias dentro del propio Gobierno revolucionario. "Para las izquierdas masculinas, principalmente entre los sindicalistas, la mujer en el espacio público era vista como alguien que disputaba los puestos de trabajo con ellos, lo que les creaba un problema", afirmó Nemi, quien también es docente en la Universidad Federal de San Pablo.

    La académica lamentó que la era posterior instaurada por Iósif Stalin diera marcha atrás en las conquistas de los derechos de las mujeres.

    "Kollontai fue derivada a las Relaciones Exteriores, en una suerte de exilio blanco. Pero ella no abandonó a Rusia como otros compañeros insatisfechos con los caminos tomados por la Revolución. En uno de sus libros ella dice que la liberación de las mujeres es una misión sin fin porque no se había concluido precisamente en aquella nación que supuestamente debería libertar a todas las personas", resaltó.

    #kollontai 💜

    Una publicación compartida de Núria Parlon (@nuriaparlon) el 4 de Nov de 2016 a la(s) 6:22 PDT

    Para Nemi, la lección que queda es que "no es posible separar la liberación económica de la liberación moral". En su opinión, los siglos XIX y XX terminaron trayendo de vuelta las mismas reivindicaciones del siglo XVIII, sobre todo para las mujeres que siguen teniendo las condiciones más precarias, además de mantener la doble jornada laboral.

    "Discutir 1917 hoy es fundamental para repensar la liberación de las mujeres", concluyó.

    Tema:
    2017, el centenario de la Revolución rusa (117)

    Además:

    Los 100 años de la Revolución rusa en el carnaval de Brasil
    Londres celebra la exposición artística de la Revolución rusa
    Frida Kahlo, marcada por la Revolución rusa
    Etiquetas:
    Revolución de Octubre, URSS, igualdad de género, derechos laborales, mujeres, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik