En directo
    Política
    URL corto
    0 31
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — Diputados europeos y mexicanos firmaron un acuerdo contra el proteccionismo comercial, el nacionalismo y el populismo, que han sido impulsados por el triunfo de Donald Trump en EEUU, al clausurar una reunión de la Comisión Parlamentaria Mixta México-Unión Europea.

    "La Unión Europea (UE) está junto al pueblo mexicano, le apoya con solidaridad y va a defender su dignidad", dice el acuerdo de los legisladores de México y el Parlamento Europeo.

    El presidente de la Comisión Parlamentaria de Comercio Internacional, Bernd Lange, sostuvo que "el mundo globalizado ha cambiado, luego de la elección del presidente Donald Trump en los Estados Unidos, percibiéndose que el Estado de Derecho ya no es el principio de estos valores".

    En la relación de México y la UE, los legisladores coincidieron en "valores comunes para lograr un acuerdo integral que de acceso al mercado, la cooperación reglamentaria y a los servicios; así como a la ratificación de los derechos laborales y a la lucha contra corrupción".

    El pacto consiste en "acelerar la firma de acuerdos en materia política, económica, comercial y derechos humanos, ante los peligros del proteccionismo, nacionalismo y populismo, que sólo han creado miseria, miseria económica y miseria moral".

    Los legisladores de las partes a ambos lados del Atlántico se reunieron en la ciudad de Mérida, en la península mexicana de Yucatán, y se concentraron en analizar el impacto del "proteccionismo y el populismo, como se ha visto en Europa y que ahora se está viviendo en América".

    El Acuerdo Global cuya modernización trabajan las partes, "se ha quedado estancado, es necesario remodelarlo, desde la transparencia con aplicaciones de la sociedad civil, para que los ciudadanos mexicanos y europeos se sientan representados", dijo Lange.

    Efecto Trump

    Desde su llegada a la Casa Blanca, Trump no cesa de emitir decretos proteccionistas bajo el lema "América (EEUU) primero", de manera que la ola de "proteccionismo nacionalista contra la globalización basada en el libre comercio debe ser combatida con acuerdos comunes, para fortalecer sus relaciones en materia de derechos humanos, de cooperación, de política y comerciales", dice la declaración conjunta.

    La copresidenta de la Comisión Parlamentaria Mixta México-Unión Europea, Teresa Jiménez Becerril, expresó que el acuerdo se alcanza "en momentos difíciles que está pasando el pueblo mexicano, dado a los ataques por el presidente de EEUU".

    México es un país que comparte con los europeos "valores fundamentales, como la libertad, la defensa de los derechos humanos y la democracia".

    El acuerdo ha sido "negociado de igual a igual, no hay humillaciones ni discriminaciones, es una gran oportunidad para acercar a la Unión Europea y a México".

    La actualización del Acuerdo Global que México quiere alcanzar en 2017, debe ser "un instrumento no sólo en materia comercial –que es la parte más trabajosa, pues incluye la agricultura–, sino que tenga una pata política y de cooperación importante", dijeron los diputados.

    La "pata política", se está negociando por parte de la Cancillería mexicana y México la presentará en una semana.

    "Esta pata política tiene que tener la defensa de los derechos humanos por bandera", dijo Jiménez Becerril.

    "Para los socios más débiles, la dependencia no es buena, se tiene que buscar otros compañeros de viaje", sostuvo.

    El presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores Europa de la cámara alta mexicana, senador Rabindranath Salazar, dijo que las partes han establecido "objetivos claros que permiten modernizar el Acuerdo Global México-Unión Europea".

    México fue el primero en firmar un acuerdo global que va más lejos de los asuntos comerciales, porque contempla asuntos globales de largo alcance no comerciales como el cambio climático, los derechos humanos y el rechazo al racismo y a la discriminación.

    Esos factores hacen de México "un socio estratégico con la Unión Europea", puntualizó.

    México ha expresado sus desacuerdos con el nuevo gobierno de EEUU ante lo cual buscará oportunidades comerciales con la Alianza del Pacífico, Argentina y Brasil en Sudamérica, con Europa y China, dijo a principios de febrero el canciller Luis Videgaray en el Senado.

    El tratado de libre comercio México-UE entró en vigor en el año 2000 y ayudó a triplicar el comercio bilateral de 18.500 millones de dólares en 1999 a 62.000 millones de dólares en 2015.

    México trata de revertir una integración de más de 80 por ciento de su comercio con EEUU, y acelera la firma de seis nuevos acuerdos bilaterales con Australia, Nueva Zelanda, Malasia, Singapur, Vietnam y Brunéi, países firmantes del Acuerdo Transpacífico (TPP) abandonado por Trump.

    En América Latina, el gobierno mexicano también avanzará las negociaciones para fortalecer la librecambista Alianza del Pacífico, que integra con Colombia, Perú y Chile, y acelerar la incorporación plena de observadores como Costa Rica, Panamá y Argentina

    Además:

    "El proteccionismo de Trump no es buena noticia para Uruguay"
    España celebra el abandono del populismo y el proteccionismo en Argentina
    La UE amenaza con buscar otros socios comerciales si EEUU vuelve al proteccionismo
    El ministro de Economía español critica el "proteccionismo" de Trump
    Etiquetas:
    proteccionismo, populismo, UE, Donald Trump, Europa, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook