En directo
    Política
    URL corto
    203
    Síguenos en

    Tras la llegada de Donald Trump al poder, el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, fue el primer líder mundial en entender que es necesario 'adaptarse' al nuevo mandatario norteamericano y no enfrentarse a él, opina Gevorg Mirzayán, docente de la Universidad de Finanzas del Gobierno de Rusia. Una opinión que comparten diversos expertos nipones.

    "Shinzo Abe tenía dos opciones. Él podía distanciarse de Trump, que se ha convertido en una amenaza para los valores universales como la libertad y los derechos humanos y para el orden mundial o, por el contrario, acercarse al presidente norteamericano. El primer ministro apostó por la segunda opción, con el deseo de promover los intereses japoneses, mientras la nueva Administración norteamericana todavía no ha definido su política con respecto a terceros países, ante todo Rusia y China", señalaba la revista japonesa Asahi Shimbun, citada por el experto.

    Muestra de ello son las dos visitas seguidas que ha hecho Shinzo Abe a EEUU, un golpe bajo al protocolo japonés, que exige un equilibrio exacto entre las visitas de los mandatarios de los respectivos países.

    Sin embargo, señala Mirzayán, con Trump nada va a ser normal y el mundo debe adaptarse a este proceso de cambio.

    "Japón, por lo visto, ha adoptado la posición correcta: el primer ministro japonés se ha convertido en uno de los primeros líderes mundiales que ha decidido no ir en contra del progreso, sino unirse y sacar provecho de él", subraya el politólogo ruso.

    ​El arma de Tokio para ganarse a Trump ha sido la "iniciativa para el desarrollo del empleo entre Japón y Rusia", un paquete de inversiones por valor de 450 millones de dólares para incentivar los sectores de las altas tecnologías y generar en EEUU más de 700.000 nuevos puestos de trabajo. Estas inversiones son una de las armas de Trump, según el columnista, para "la guerra con el Congreso y las élites pseudoliberales".

    Tras estas inversiones, por parte de EEUU, Trump no pedirá a Japón que suba el yen japonés ni amenazará con el establecimiento de barreras comerciales a la exportación de automóviles y productos agroalimentarios; además, no exigirá rebajas adicionales a la hora de firmar un tratado comercial bilateral "justo", señala Mirzayán.

    Lea: La llegada de Trump mejorará las relaciones de Japón y Rusia

    El intercambio de "sobornos", concluye el experto, funcionó: "el presidente norteamericano, al estilo de Don Corleone, de forma ostentosa valoró la lealtad del primer ministro japonés y, de alguna manera, lo usó como un ejemplo para demostrar a sus aliados europeos insatisfechos de qué manera va a tratar a aquellos que lo llamen amigo".

    Además:

    Trump y Abe acuerdan cooperar frente a la amenaza norcoreana
    Cancillería rusa espera visita de Shinzo Abe a Rusia antes de julio de 2017
    Desciende el número de estadounidenses satisfechos con la política de Trump
    Etiquetas:
    Donald Trump, Shinzo Abe, Japón, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook