18:13 GMT +321 Febrero 2018
En directo
    Monumento a las Víctimas del Terrorismo de Estado, con los nombres de los desaparecidos y asesinados durante la dictadura en Argentina (1976-1983)

    Gobierno argentino se desmarca de las declaraciones de un funcionario sobre la dictadura

    CC BY-SA 2.0 / Gustav´s / Parque de la memoria
    Política
    URL corto
    0 40

    BUENOS AIRES (Sputnik) — La secretaría de Derechos Humanos de Argentina tomó distancia de la postura del exmilitar y director de la Dirección General de Aduanas (DGA) Juan José Gómez Centurión, que negó que existiera un plan sistemático de desapariciones durante la última dictadura (1976-1983).

    "Esas opiniones son a título personal, no son compartidas desde ningún punto de vista y no pueden ser tomadas como representativas del pensamiento del Gobierno", aclaró la Secretaría de DDHH en un comunicado.

    El 24 de marzo de 1976, día en que tuvo lugar el golpe de Estado, comenzó "la peor dictadura que soportó nuestro país", insistió el organismo dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

    "El Terrorismo de Estado instalado desde las cúpulas militares se sostuvo en un plan sistemático de desaparición de personas, robos de bebés, asesinatos, expoliaciones y detenciones arbitrarias", afirmó la Secretaría.

    El titular de Aduanas afirmó el domingo que "el Gobierno de facto no creo que fuera un plan sistemático (de desapariciones), ni un genocidio", afirmó en el canal América en alusión a la junta militar que gobernó el país durante la dictadura.

    A su juicio, "la descentralización de la lucha generó un plan caótico, no sistemático".

    Argentina ha sido pionera en todo el mundo por juzgar y condenar a los responsables de la dictadura en lo que la justicia definió como un plan sistemático de desaparición de personas.

    Según Gómez Centurión, "los dictámenes de la justicia son bastante más complejos que eso".

    "Fue un torpísimo golpe de Estado tomando el poder y lidiando contra un enemigo que no sabían cómo manejarlo y que había arrancado en el 75 con una orden constitucional de aniquilamiento" añadió.

    El funcionario se refirió así a los decretos presidenciales emitidos durante el Gobierno de María Estela Martínez de Perón (1974-1976) para eliminar a los grupos guerrilleros que entonces existían en el país.

    Números en tela de juicio

    Gómez Centurión participó durante 1987 y 1988 en las sublevaciones que encabezó un sector del Ejército, conocido como los "carapintadas", para sabotear la estabilidad democrática que recién comenzaba en el país con el Gobierno democrático de Raúl Alfonsín (1983-1989).

    Excombatiente en la guerra de 1982 que enfrentó a Argentina con Reino Unido por la soberanía de las islas Malvinas, Gómez Centurión consideró además que la desaparición de miles de personas fue un "análisis de causa-consecuencia".

    ​Tanto organismos de derechos humanos como el Estado investigaron y acordaron establecer en 30.000 el número de desaparecidos que causó la dictadura, pero el exmilitar afirmó que no era "pornográfico" discutir la cifra.

    "Desde el punto de vista histórico, no es lo mismo 8.000 verdades contra 22.000 mentiras", señaló.

    En alusión a esta cuestión, la Secretaría de Derechos Humanos objetó que "tampoco nos parece acertado discutir la verdad de los números, porque no mitigan la dimensión de la tragedia".

    "30.000 desaparecidos es un emblema social y como tal, resulta indiscutible", sentenció el organismo dependiente del Gobierno de Mauricio Macri.

    La renuncia del titular de Aduanas ya ha sido pedida por la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, y la presidenta de Madres de Plaza de Mayo – Línea Fundadora, Taty Almeida.

    Éste es el segundo funcionario del Ejecutivo que cuestiona el consenso social de lo que significó la dictadura en Argentina.

    El ministro de Cultura de la ciudad de Buenos Aires, Darío Lopérfido, tuvo que renunciar a su cargo en julio de 2016 después de negar que el terrorismo de Estado ocasionara 30.000 desaparecidos.

    Etiquetas:
    dictadura, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik