En directo
    Política
    URL corto
    113
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — Las medidas anunciadas por el presidente estadounidense Donald Trump sobre inmigración, entre las que se incluye la construcción de un muro en la frontera con México, pueden provocar un aumento del racismo y hacer más precaria la inmigración, coincidieron expertos consultados por Sputnik.

    Diferentes especialistas en América Latina expresaron su desacuerdo con el levantamiento de esa muralla y subrayaron que son los problemas sociales y económicos los que obligan a migrantes centroamericanos y mexicanos a abandonar sus países en busca de nuevas oportunidades en EEUU, a pesar de que en esa trayectoria arriesgan su vida.

    Más precariedad

    Los decretos firmados el miércoles por Trump que establecen la construcción de un muro en la frontera entre EEUU y México y que endurecen las leyes contra el ingreso de inmigrantes indocumentados no lograrán que la migración desaparezca, sino que se volverá más precaria, señaló el internacionalista ecuatoriano Francisco Álvarez.

    Con el muro, los inmigrantes indocumentados "estarán en una situación más precaria de la que ya se encuentran actualmente", y aunque "puede que los flujos migratorios disminuyan, no desaparecerán, ya que hay maneras de sortear un muro", dijo Álvarez, del Instituto de Estudios Políticos de París.

    Las nuevas limitaciones a la migración podrían además derivar en un aumento de la conflictividad social en los países latinoamericanos "que dependen económicamente" de las remesas que envían quienes se instalan en EEUU, explicó el analista.

    También la Defensoría del Pueblo de Bolivia consideró que las nuevas restricciones de Trump a la inmigración ilegal acentuarán el racismo y la discriminación.

    "Podrían resurgir en EEUU fuertes movimientos de racismo impulsados por aquellos círculos de tez blanca hacia los latinos, asiáticos y afrodescendientes", alertó el representante de esa institución boliviana, Juan Carlos Ballivián, quien calificó la construcción de la muralla de "flagrante violación al libre tránsito de personas y los derechos humanos reconocido por la Organización de las Naciones Unidas".

    "Medidas irracionales"

    Para la abogada de inmigración Anna Luisa Padilla, las medidas de Trump son paradójicas.

    "Es algo irracional prevenir a personas venir al país de una manera como esta, no tiene sentido ni base en lo que son, no solamente las leyes de nuestro país, EEUU, sino las estadísticas (publicadas) de cómo nos hemos protegido", dijo Padilla, presidenta electa de la Asociación Estadounidense de Abogados de Inmigración (AILA, por sus siglas en inglés).

    La licenciada en Derecho añadió que las estadísticas "muestran que en realidad en los últimos 10 años el refuerzo en la frontera ha aumentado exponencialmente".

    Tras la firma de los documentos, Trump reiteró que contratará a unos 5.000 agentes fronterizos más y triplicará el número de oficiales del Servicio de Inmigración.

    La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EEUU informó que en 2014 existían más de 21.000 agentes de la Patrulla Fronteriza, y según Padilla significó un aumento del 500% de los que se tenían en 1992, por tanto, "la frontera está protegida", añadió.

    Duras condiciones

    En opinión del docente costarricense Carlos Sandoval, también es preciso tener en cuenta que las necesidades por las que centroamericanos y mexicanos deciden abandonar sus países siguen estando presentes, pues la violencia y los problemas económicos son una constante en países como El Salvador, Guatemala u Honduras.

    Aunque los controles en la frontera con EEUU sean mayores, los migrantes se seguirán arriesgando con la esperanza de encontrar un empleo y un nuevo futuro, añadió Sandoval, profesor en la Universidad de Costa Rica.

    El especialista también estimó que con una mayor vigilancia en la frontera "es más probable que las personas decidan pasar por zonas más peligrosas, como el desierto".

    "En un buen tramo de la frontera, que tiene una longitud de unos 3.500 kilómetros, hay desierto y eso implica un riesgo de morir por deshidratación durante el día y de frío durante la noche", explicó a esta agencia.

    Región unida

    Ante la nueva política migratoria anunciada por Trump, América Latina debería cerrar filas, indicó a esta agencia la abogada y experta en derechos humanos venezolana Laila Tajeldine.

    "Una América Latina que esté a altura de la situación debería cerrar filas y estar más unida que nunca", señaló la experta, quien ha integrado la delegación diplomática de Venezuela en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas y en el Consejo de Seguridad.

    En ese sentido, la analista sostuvo que la región debe apoyar aún más organismos de integración como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), así como estrechar lazos económicos, políticos y sociales, para así "fortalecerse ante cualquier amenaza".

    Trump anunció durante su campaña electoral que aplicaría duras medidas contra la inmigración ilegal.

    El mandatario ha asegurado que el muro costaría entre 10.000 y 12.000 millones de dólares, pero un reporte de Migration Policy Institute estima que el costo podría ascender a 25.000 millones.

    Si bien la muralla será inicialmente financiada con dinero estadounidense, luego deberá ser rembolsado por México, según anunció el presidente estadounidense.

    Además:

    Canciller mexicano: pagar un muro es "inaceptable" y arancel de 20% se revertirá a EEUU
    México se niega a pagar el muro de Trump
    "La migración a EEUU será más precaria con el muro"
    La andanada de Trump contra México despierta una ola nacionalista tricolor
    Etiquetas:
    muro, Donald Trump, EEUU, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook