14:03 GMT +312 Diciembre 2019
En directo
    Bandera de Cuba frente de la embajada de EEUU en La Habana

    Cuba y EEUU blindan avances en relaciones con lluvia de acuerdos

    © REUTERS / Enrique de la Osa
    Política
    URL corto
    Normalización de las relaciones entre Cuba y EEUU (330)
    0 10
    Síguenos en

    LA HABANA (Sputnik) — Cuba y Estados Unidos confirmaron con un nuevo acuerdo la voluntad de consolidar los resultados de las negociaciones bilaterales antes de que el presidente Barack Obama salga de la Casa Blanca

    El entendimiento sobre búsqueda y salvamento aeronáutico y marítimo con el objetivo de fortalecer la cooperación en la asistencia a personas en peligro por sucesos en esas esferas es parte de una lluvia de pactos y memorandos sellados por Washington y La Habana en las últimas dos semanas.

    Sobresale entre ellos el que puso fin desde el 12 de enero del año en curso a la comúnmente conocida como política "pies secos, pies mojados" y el programa de admisión provisional denominado "parole" para profesionales cubanos de la salud, que Washington aplicaba en terceros países.

    Pies secos ("dry foot") eran quienes lograban llegar a suelo estadounidense y podían solicitar la residencia permanente al año y un día, contado desde el momento en que arribaban a la nación norteamericana.

    En tanto, los detectados por el Servicio de la Guardia Costera en medio del mar, los pies mojados ("wet foot"), eran detenidos y devueltos a la isla caribeña.

    La viceministra cubana de Transporte, Marta Oramas, y el encargado de negocios de la embajada estadounidense en La Habana, Jeffrey DeLaurentis, rubricaron en el Hotel Nacional de Cuba el nuevo convenio, que incluye la actuación coordinada de ambos países.

    Durante la ceremonia, Oramas explicó que el documento establece el auxilio rápido y eficiente de los servicios de búsqueda y salvamento para minimizar la pérdida de vidas por accidentes.

    Agregó que el texto permite la realización de ejercicios conjuntos, chequeos periódicos de las vías de comunicación, visitas recíprocas de expertos, intercambio de información y la organización de cursos.

    Según la vicetitular, las partes dialogaron sobre este asunto en los últimos años y este antecedente propició en 2014 la adopción de los procedimientos operacionales y las buenas prácticas en la implementación de acciones de búsqueda y salvamento.

    En relación con este antecedente y el proceso de normalización de las relaciones entre Washington y La Habana iniciado el 17 de diciembre de 2014, la viceministra expresó que el nuevo contexto bilateral propició la adopción del instrumento jurídicamente vinculante que fortalece la colaboración entre ambos países.

    Oramas afirmó que el acuerdo reviste "especial relevancia" y su firma es un paso positivo en el proceso de mejoramiento de los nexos entre La Habana y Washington.

    DeLaurentis, en tanto, elogió el éxito de la cooperación entre los dos países en las operaciones de búsqueda y salvación durante más de 20 años, por lo cual el texto rubricado el miércoles reconoce la relevancia de esa relación.

    De acuerdo con sus palabras, el perfeccionamiento y coordinación en este campo es fundamental para ambas partes, en particular porque el comercio autorizado y el flujo de viajeros en una u otra dirección se incrementan.

    Algunas cifras y otros acuerdos

    Al criticar recientemente al presidente Obama por el fin de la política de "pies secos, pies mojados" y del programa de admisión provisional "parole" para profesionales de la salud, los sectores más conservadores de la emigración cubana asentada al sur de la Florida argumentaron a través del diario Miami Herald que se trataba de "una concesión al gobernante" Raúl Castro, quien había exigido su fin.

    Sin embargo, recientes estadísticas publicadas por el Servicio Unido de la Guardia Costera del Gobierno de los Estados Unidos confirman que no solo fue moral la afectación a la Casa Blanca en los ocho años de mandato de Obama debido a su política migratoria en relación con la mayor de las Antillas.

    La fuente estimó que en ese período unas 32 mil personas fueron capturadas en el mar cuando trataban de alcanzar las costas que les podría dar acceso al "sueño americano", y al menos más de 3.200 seres humanos zozobraron en el intento y perecieron.

    Según el reporte, solo en el año fiscal 2015-2016 la Guardia Costera capturó a 7.358 "pies mojados".

    El informe precisa que a los indicadores anteriores se deben sumar unas 20 mil personas que ingresaron por tierra, en forma irregular, principalmente a lo largo de la frontera con México, y más de ocho mil profesionales de la salud acogidos al programa "parole" tras abandonar las misiones que cumplían en un tercer territorio.

    Todas estas operaciones provocaron desembolsos anuales de 680 millones de dólares, lo cual en los ocho años que requirió para Obama entender la necesidad de eliminar esta estrategia utilizada con fines políticos contra La Habana, representó para los contribuyentes estadounidenses un gasto total superior a los 4.000 millones de la moneda verde.

    Quizás la inclusión de estas cifras en un análisis costo versus beneficio y la certeza de que más de medio siglo de represalias diversas fracasó ante la resistencia del pueblo cubano, convenció a una parte de la élite política de Washington a iniciar en diciembre de 2014 un proceso hacia la normalización de las relaciones bilaterales con La Habana.

    Ese proceso está lastrado todavía por el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Washington, la ocupación de una parte del territorio de la isla por la base naval de Guantánamo en contra de la voluntad de los isleños y acciones de subversión denunciadas por Cuba como la invasión ilegal de su espacio radioelectrónico y la "fabricación" y financiamiento de una supuesta oposición interna.

    No obstante, Washington y la Habana restablecieron nexos bilaterales y reabrieron embajadas en 2015 en ambas capitales.

    Desde entonces, pese a todos esos obstáculos, en sistemáticas negociaciones ambos países han alcanzado acuerdos sobre aviación civil, medio ambiente, ciencia y salud, entre otros ámbitos.

    En este contexto, los gobiernos de Cuba y Estados Unidos sellaron el martes en La Habana un Memorando de Entendimiento para la Cooperación en materia de Aplicación y Cumplimiento de la Ley que permitirá promover y ampliar vínculos bilaterales en "importantes ámbitos de la seguridad nacional de ambos países", según la web Cubaminrex.

    Acordaron las partes incrementar coordinaciones preventivas contra actos terroristas, tráfico ilícito de estupefacientes, delitos mediante el empleo de tecnologías de la información y las comunicaciones, ciberseguridad de interés mutuo, trata de personas, tráfico ilícito de migrantes y de flora y fauna.

    Igualmente, prevé el enfrentamiento contra el lavado de activos, falsificación de documentos de identidad y de viaje, contrabando, incluido de armas de fuego, sus piezas, componentes, municiones, explosivos, dinero en efectivo e instrumentos monetarios, entre otros delitos bajo jurisdicción de ambos países.

    Rubricaron el memorando el flamante ministro de Interior de Cuba, vicealmirante Julio César Gandarilla, y el encargado de negocios de la embajada estadounidense en La Habana, Jeffrey DeLaurentis, en presencia de Benjamín Rhodes, viceasesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, quien viajó a la capital de la isla en visita oficial.

    Gandarilla y DeLaurentis también firmaron esta semana otro acuerdo de combate conjunto al terrorismo, la trata de personas, delitos cibernéticos, falsificación de documentos y pornografía.

    Sus cláusulas establecen que funcionarios de uno u otro lado podrán compartir información y experiencias, además de coordinar operaciones y designar oficiales de enlace en aras de una comunicación bilateral más fluida.

    Con vigencia de un bienio prorrogable, el documento indica que las partes dialogarán semestralmente para dar seguimiento a su cumplimiento.

    Todas estas medidas concertadas en las últimas dos semanas confirman la voluntad de los Ejecutivos encabezados por el presidente Raúl Castro, en Cuba, y Obama, en Estados Unidos, de blindar los progresos aquilatados en el proceso en marcha hacia la normalización de las relaciones bilaterales, a pocas horas de que Donald Trump asuma la jefatura de la Casa Blanca.

    Tema:
    Normalización de las relaciones entre Cuba y EEUU (330)

    Además:

    Cuba y EEUU cooperarán en investigación meteorológica
    EEUU y Cuba cooperarán contra derrames marítimos de hidrocarburos
    Casa Blanca: "El deterioro de las relaciones con Cuba podría dañar a EEUU"
    Mogherini: presidencia de Trump en EEUU no afectará relaciones con Cuba
    Etiquetas:
    Barack Obama, Cuba, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik