En directo
    Política
    URL corto
    7382
    Síguenos en

    El acuerdo sobre la reducción de la producción de petróleo alcanzado entre Rusia y Arabia Saudí amenaza con relegar al reino de los Saud a una posición marginal respecto a sus aliados occidentales tradicionales.

    Los principales medios de comunicación de Reino Unido y EEUU ya han cargado duramente contra Riad por el acuerdo, y han predicho guerras religiosas y violentos cambios de régimen.

    Los medios 'mainstream' han llegado a predecir que "el rey de Arabia Saudí va a perder su trono" debido a la caída de los precios del petróleo y a la reducción continua de la demanda de petróleo en la región. Algunos expertos, incluso, han llegado a apuntar que el Gobierno de Arabia Saudí podría correr la misma suerte que el régimen del sah de Irán, apoyado por EEUU. El reinado de Mohammad Reza acabó en una revolución a finales de la década de los 70 del siglo pasado que tomó por sorpresa a todas las agencias de inteligencia occidentales.

    El politólogo iraní y experto en Oriente Próximo Hassan Hanizadeh, en una entrevista con Sputnik, ha augurado un futuro oscuro para la actual dinastía saudí. Según Hanizadeh, al carecer de las estructuras propias de un Estado democrático, Riad está siempre bajo la amenaza de que su sistema sea destruido.

    "Por otra parte, no es ningún secreto que EEUU considera Arabia Saudí un aliado, además de su tesorero principal (…). Hasta ahora, el dinero saudí ha servido únicamente para beneficiar a Estados Unidos y sus aliados. Sin embargo, inmediatamente después de la caída de los precios del petróleo en el mercado mundial y la reducción en 100.000 millones de dólares del presupuesto anual saudí, el país ha perdido su valor como tesorero", apunta. 

    El experto destacó que la política exterior de EEUU nunca ha tenido aliados permanentes. Es decir, cada vez que Washington ha detectado que algún país se ha debilitado económicamente y no ha sido rentable, se ha deshecho de él.

    Hanizadeh explica que el régimen de Arabia Saudí se basa en una sociedad tribal en la que el poder se distribuye entre los líderes de los diferentes clanes. El concepto de Constitución no existe. Asimismo, el clan gobernante desprecia a los demás residentes del reino, como los 5 millones de ciudadanos chiíes que viven en la zona en la que se encuentran los mayores yacimientos de petróleo.

    A pesar de esta aparente riqueza, según el autor, 6.000 príncipes saudíes acaban reteniendo el 60% de los ingresos que genera la venta de crudo extraído en estas zonas. 

    "En general, el régimen saudí, que carece por completo de cualquier forma de democracia, es muy frágil e inestable debido a sus pérdidas económicas y políticas y a sus gastos de $60.000 millones en ataques aéreos contra civiles en Yemen. Todo ello hace que este régimen pueda derrumbarse en cualquier momento. Muchos analistas creen que 2017 será el año de la caída del clan gobernante en Arabia Saudí. Al mismo tiempo, el colapso de la casa Saud —actualmente en el trono del país árabe- será mucho más dramático que el del régimen del sah de Irán en 1979, dado que es probable que el colapso del sistema venga seguido por una sangrienta guerra civil", presagia el experto.

    Además:

    Diputado del Bundestag: Alemania apoya el yihadismo en Siria mediante Arabia Saudí
    ¿Por qué Trump cancela sus negocios en Arabia Saudí?
    May se distancia de su canciller Boris Johnson respecto a Arabia Saudí
    El Ejército alemán cooperará con Arabia Saudí en la formación de militares
    Etiquetas:
    reino, sah, petróleo, conflicto, economía, Irán, Arabia Saudí
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook