18:52 GMT +313 Noviembre 2019
En directo
    Prensa

    La 'posverdad' que lleva a la guerra no es nueva en Washington

    © Flickr/ Mick Baker
    Política
    URL corto
    192
    Síguenos en

    Aunque el caso de las 'noticias falsas' ha suscitado mucha atención últimamente en EEUU, tras las elecciones presidenciales y debido a la división entre los electores, la historia de la información ficticia tiene raíces más profundas en este país, explica Pat Buchanan en su artículo para The American Conservative.

    Algunos políticos y medios de comunicación estadounidenses ya han comenzado a incitar el pánico aduciendo que 'ciertas fuerzas externas' habrían intervenido en el proceso electoral, sobre todo, a través de las llamadas 'fake news' —las noticias falsas—.

    Mientras que los medios lo conectan con "los camaradas de Vladímir Putin en la KGB" y varios políticos estadounidenses instan a "confrontar y combatir las injerencias", el Congreso de EEUU ya está elaborando un programa del Departamento de Estado de unos 160 millones de dólares para hacer exactamente esto, señala el columnista conservador, Pat Buchanan.

    Según su artículo, la situación de las noticias falsas durante los comicios de 2016 evoca la historia belicista de Washington, oficial y legítimo, en cuanto al uso de la información ficticia para sus fines, incluso, para justificar una guerra.

    El autor recuerda la intervención estadounidense en Irak y pregunta si acaso no fueran falsas las acusaciones de que Saddam Hussein poseía armas de destrucción masiva.

    "¿Quiénes engañaron, falsearon y mintieron sobre las armas de destrucción masiva en manos de Saddam, las noticias falsas que nos llevaron a hacer uno de nuestros más grandes errores?", pregunta Buchanan.

    El artículo plantea más casos que prueban el uso de la información ficticia por EEUU para empezar la guerra. Entre los más recientes destaca las noticias sobre las bombas nucleares en Irán aunque los mismos servicios de la inteligencia estadounidense lo refutaron en 2007 y 2011.

    "Sí, hay gente aquí y en el extranjero que insiste en que Irán tiene un programa de armas nucleares secreto. Su objetivo [de esta gente] es una guerra contra el país persa", explicó el autor.

    Sin embargo, no es una cosa que pertenece exclusivamente a "la era de posverdad" —así llaman a veces el período moderno, cuando las interpretaciones mediáticas se imponen contra la descripción de hechos reales—, por el contrario, se utilizaba durante toda la historia de EEUU.

    Así, el autor enumera los casos como el de Thornton —'casus belli' para la intervención estadounidense en México en 1846—, hasta el hundimiento del acorazado Maine que sirvió de pretexto para la guerra hispano-estadounidense que llevó muchas tierras al seno norteamericano.

    "¿Acaso era verdad lo dicho por el entonces secretario adjunto de la Marina estadounidense, Theodore Roosevelt, cuando anunció la explosión de nuestro acorazado en la bahía de La Habana? Nunca fue confirmado que fueron los españoles quienes causaron la explosión", recuerda el autor.

    Lo mismo se aplica a otros incidentes utilizados posteriormente por Washington como causa para la guerra. Entre ellos, Buchanan ofrece un ejemplo más —el del Golfo de Tonkín— que en 1964 hizo al Congreso aprobar casi unánimemente la resolución que permitió meter al país en la sangrienta guerra en Vietnam que duró ocho años.

    Finalmente, las denuncias de los políticos de EEUU contra las 'injerencias externas' se lucen de manera diferente al recordar que las mismas injerencias de EEUU en los asuntos internos de otros países "básicamente están en las descripciones del trabajo de la CIA y la USAID", ironiza Buchanan.

    "En tiempos de guerra, la verdad es tan preciosa que debe ser protegida constantemente por las mentiras-guardaespaldas", cita Buchanan a Winston Churchill a modo de conclusión, calificando al primer ministro británico de "gran maestro de las 'noticias falsas'".

    Además:

    Moscú defenderá sus medios ante restricciones de Occidente
    Los medios de EEUU siguen en campaña tres semanas después de la victoria de Trump
    La muerte de Obama, la prostituta Sarkozy y otros lapsus de los medios
    Los medios rusos demuestran que la prensa occidental "es partidista y mentirosa"
    Zajárova destaca que los medios turcos tradujeron erróneamente las palabras de Lavrov
    Etiquetas:
    medios de comunicación, intervención, USAID, CIA, Winston Churchill, Cuba, Irak, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik