Widgets Magazine
En directo
    Las fuerzas libias luchan contra los terroristas de Daesh (archivo)

    Libia, el país idóneo para practicar el 'otro orden mundial'

    © REUTERS / Goran Tomasevic
    Política
    URL corto
    1120

    El mundo requiere de diplomacia al estilo de Donald Trump para revertir años de fracasos diplomáticos de EEUU, y Libia puede ser el lugar idóneo para aplicarla en cooperación con Rusia, opina el analista Richard Galustian en su artículo para CNN.

    Las milicias libias, apoyadas por Occidente a inicios de la Primavera Árabe en 2011, ahora luchan entre sí en Trípoli mientras que el internacionalmente reconocido Gobierno de la unidad nacional —creación de la Administración estadounidense— claramente carece de la "capacidad de imponer orden en este país", afirma el experto.

    Aunque Obama reconoció su error de no tener ningún plan para el período posterior al derrocamiento del líder libio Muamar Gadafi, el problema "radica en su enfoque para los problemas internacionales", el cual busca consultar con cada actor de la región y encontrar un punto medio para todos, sostiene Galustian, quien vivió en el país desde 2011.

    Lea más: Atribuyen a injerencia desacertada de Occidente el caos en Oriente Medio y África

    Por ejemplo, el Gobierno de unidad nacional se ve contrarrestado por el Parlamento libio con sede en Tobruk. El Parlamento goza del apoyo del Ejército del país, y su integridad le permitió, entre otras cosas, restablecer el control sobre importantes puertos petroleros del país.

    El jefe del Ejército, Jalifa Haftar —quien goza de voz y voto en el futuro de su país—, ya ha realizado varios viajes a Moscú para pedirle al Kremlin ayuda en el conflicto, según el analista.

    Durante años, EEUU apoyó los esfuerzos de la ONU de mantener un diálogo multilateral y "elaborar fórmulas sofisticadas" para satisfacer a todas la partes. Todos fracasaron, resultando en más guerra y en el colapso de una autoridad central.

    Vea también: Las consecuencias reales de la 'guerra contra el terrorismo' de EEUU

    Trump es otra persona. Opta por acuerdos sólidos más que por una diplomacia estratificada. Por "crudo y hasta maquiavélico que parezca", en realidad son Washington y Moscú quienes mantienen contactos con las partes beligerantes en Libia, y en caso de un acuerdo entre los dos, sus 'clientes' se someterán, asegura Galustian.

    "Trump es suficientemente maduro para recordar la diplomacia de Henry Kissinger de la época de la Guerra Fría. Fue dura y no exactamente limpia, pero pudo ser lo que salvó al planeta. Y por lo que sabemos, el presidente electo es suficientemente valiente para abandonar el multilateralismo y volver a un modelo más crudo y eficaz de llevar orden al mundo", concluye el analista.

    Además:

    Ejército libio buscará ayuda de Rusia tras el fin del embargo de armas
    Rusia se muestra proclive a apoyar el proceso político en Libia
    Comandante del Ejército de Libia llega a Rusia por segunda vez
    Libia tiene pocas chances de volver a ser un solo país
    Etiquetas:
    EEUU, Rusia, Libia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik