En directo
    Política
    URL corto
    2183
    Síguenos en

    El cambio de Administración en EEUU y los desacuerdos en el seno de la UE podrían dar libertad a Rusia para aumentar su influencia entre sus países vecinos, quienes a la vez podrían cambiar su orientación en materia de política exterior, opina Stratfor, empresa especializada en servicios de inteligencia y espionaje, en uno de sus análisis.

    Por un lado, el organismo señala que los "profundos desacuerdos" dentro de la UE pueden llevar a que algunos países comiencen a mostrar abiertamente su oposición a las políticas de Bruselas, especialmente en el tema de las sanciones antirrusas. En caso de quebrantarse la unidad del bloque europeo, Rusia podría verse beneficiada.

    Por otro lado, la victoria de Donald Trump, en principio, ayudará a mejorar las relaciones de EEUU con Rusia, hasta el punto de que el país norteamericano podría levantar las sanciones contra Moscú. En ese sentido, tanto la situación en Europa como en EEUU, darían libertad al Kremlin para aumentar su influencia en los territorios de la antigua Unión Soviética, obligando a sus vecinos a repensar su política exterior.

    Algunos de estos cambios ya se pueden observar, prosigue el análisis. El 13 de noviembre, en Moldavia, fue elegido un presidente que, a pesar de no contar con el apoyo mayoritario del Parlamento, sí que podría intentar reforzar los lazos económicos con Rusia.

    Georgia, por su parte, "ha empezado a suavizar algunos aspectos de su posición con respecto a Abjasia y Osetia del Sur", y es probable que Tiflis relance sus lazos económicos con Moscú en 2017, señala Stratfor.

    Ucrania, por su parte, se ha dado cuenta de que el apoyo de EEUU y Europa puede no ser eterno, y los cambios políticos en el mundo pueden obligarla a cambiar su posición con respecto a los Acuerdos de Minsk y mostrar "una actitud más pacífica" en las negociaciones con Rusia.

    Bielorrusia y Armenia, aliados históricos de Moscú, han abierto por su parte las puertas a las negociaciones con Europa, lo que demuestra que los cambios tienen consecuencias en ambos bandos. Esto permite a Moscú la posibilidad de replantearse proyectos como la Unión Económica Euroasiática (UEE) o la Organización del Tratado de la Seguridad Colectiva (OSCE).

    Incluso si el próximo año Occidente suaviza las sanciones antirrusas, EEUU y la OTAN difícilmente dejarán de apoyar a sus aliados en las fronteras con Rusia; sin embargo, las actuales "transformaciones políticas" en Europa y EEUU pueden dar a Moscú más espacio para recuperar su posición privilegiada en Eurasia, según concluye el análisis.

    Lea también: Todos los detalles de la nueva doctrina de política exterior de Rusia

    Además:

    "Todo le sonríe a Vladímir Putin"
    La política exterior de Putin "ha aumentado la influencia de Rusia en el mundo"
    "La dinámica política exterior rusa es una clara señal al mundo"
    Etiquetas:
    política exterior, Stratfor, UE, Moldavia, Georgia, Armenia, Bielorrusia, Ucrania, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik