En directo
    Política
    URL corto
    2151
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Para que Rusia y Japón firmen el tratado de paz, que sigue pendiente desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, es necesario que Tokio reconozca los resultados de este conflicto y que se resuelva el contencioso de las Kuriles, dijo a RIA Novosti el vicecanciller ruso, Ígor Morgúlov.

    "Nuestra posición en las negociaciones sobre el tratado de paz sigue sin variar, partimos de que es indispensable que Tokio reconozca los resultados de la Segunda Guerra Mundial, en particular en lo que atañe a las Kuriles del Sur, tema que servirá de punto de partida para cualquier diálogo serio", señaló.

    Además recordó que el presidente ruso, Vladímir Putin, al conversar con los periodistas en Lima durante la cumbre de la APEC (Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico) confirmó que "no puede ponerse en tela de juicio la soberanía y la jurisdicción de la Federación Rusa sobre estas islas".

    Según el vicecanciller, el progreso puede lograrse solo en un ambiente de confianza en las relaciones ruso-japonesas y teniendo un más alto nivel de cooperación en todos los dominios, lo que permitirá buscar las soluciones mutuamente aceptables.

    Morgúlov reveló que no se planea debatir a fondo este problema durante la reunión de los cancilleres de ambos países, Serguéi Lavrov y Fumio Kishida, del 3 de diciembre en Moscú, que será la etapa final de la preparación de la visita oficial del presidente de Rusia, Vladímir Putin, a Japón, fijada para el 15 y el 16 de diciembre de 2016.

    Lea más: Rusia y Japón negocian el tratado de paz

    Dijo que al llegar a Japón el 15 de diciembre, Putin se reunirá con el primer ministro, Shinzo Abe, en la ciudad de Nagato, de la prefectura de Yamaguchi, patria chica de los antepasados de Abe.

    Al día siguiente las negociaciones se desarrollarán en Tokio, prevaleciendo en la agenda la cooperación económica, y pueden culminar con la firma de unos 30 documentos.

    Rusia y Japón técnicamente continúan enfrentados desde la Segunda Guerra Mundial.

    Tokio condiciona la firma del tratado de paz con la devolución de lo que llama territorios del Norte, las cuatro islas del archipiélago de las Kuriles (Iturup, Kunashir, Shikotan y Habomai) que reclama a Rusia alegando el Tratado de Comercio y Fronteras de 1855.

    Moscú, a su vez, señala que estos territorios fueron traspasados a la Unión Soviética en virtud de acuerdos internacionales y que Rusia asumió la soberanía de los mismos como sucesora legal de la URSS.

    Además:

    Japón anuncia protesta oficial a Rusia por misiles antibuque en las Kuriles
    Moscú responde con qué objetivo se realizó el despliegue de los misiles en las Kuriles
    Etiquetas:
    tratado, paz, Ígor Morgúlov, islas Kuriles, Japón, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook