En directo
    Política
    URL corto
    6111
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El Reino Unido está dispuesto a cooperar y dialogar con Rusia, pero al mismo tiempo mantendrá la línea dura contra este país, declaró el ministro británico de Exteriores, Boris Johnson.

    "El Reino Unido está dispuesto a mantener la línea dura contra Rusia, pero esto no quiere decir que sea incorrecto hablar o cooperar con este país", dijo.

    Johnson retiró la necesidad de mantener las sanciones contra Rusia y al mismo tiempo indicó que la comunidad internacional espera cooperar con Moscú en distintos ámbitos, en particular conseguir el cese de los ataques aéreos contra la ciudad siria de Alepo y la implementación en pleno de los acuerdos de Minsk sobre Ucrania.

    Anteriormente el canciller británico declaró que el Reino Unido tiene la intención de "aumentar lo positivo" en las relaciones bilaterales y desarrollar cooperación con Rusia a pesar de algunos desacuerdos entre Moscú y Londres.

    Occidente acusó en varias ocasiones a Moscú de lanzar ataques aéreos contra la población civil en Siria, donde Rusia bombardea las posiciones de los terroristas a petición del presidente del país, Bashar Asad.

    Moscú rechazó enérgicamente estas acusaciones y apuntó a la ausencia de pruebas, en particular la portavoz de la cancillería rusa, María Zajárova, indicó que "nunca revelan coordenadas exactas, fechas y lugares de aquellos objetivos que, según ustedes (Occidente), fueron destruidos por el Ejército sirio apoyado por la Fuerza Aeroespacial de Rusia".

    Más aquí: ¿Alianza antirrusa? Polonia y Reino Unido estrechan lazos en defensa pese al Brexit

    El jefe de la Dirección de Operaciones del Estado Mayor General ruso, Serguéi Rudskói, enfatizó esta semana que los aviones militares rusos mantienen suspendidos los vuelos en la zona de Alepo desde el 18 de octubre.

    Varios países de Occidente responsabilizan a Rusia también de prestar ayuda militar a las repúblicas autoproclamadas de Donbás, región en el este de Ucrania donde Kiev lleva a cabo una operación militar desde abril de 2014.

    El Ministerio ruso de Exteriores califica de "mito" estas afirmaciones, aludiendo también a la falta de pruebas y a que Rusia no es parte del conflicto interno de Ucrania sino que, por el contrario, desea que el país vecino recupere la paz lo más pronto posible.

    La Doctrina de Política Exterior, promulgada el miércoles por el presidente ruso, Vladímir Putin, y publicada el jueves dice expresamente que "la Federación de Rusia está interesada en desarrollar los diversos vínculos con Ucrania —políticos, económicos, culturales y espirituales— basándose en el respeto mutuo".

    Lea también: Putin a May: Rusia está dispuesta a un diálogo constructivo con Reino Unido

    "En colaboración con todos los países y organizaciones internacionales interesados, Rusia aplicará los esfuerzos necesarios para conseguir la solución política y diplomática del conflicto interno ucraniano", dice el documento.

    Además:

    Rusia apuesta por revitalizar las relaciones con el Reino Unido
    "Reino Unido debe apostar por comercio con Rusia en lugar de militarización"
    Reino Unido "quiere fortalecer las relaciones económicas con Rusia"
    Etiquetas:
    relaciones bilaterales, Boris Johnson, Reino Unido, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook