En directo
    Política
    URL corto
    0 162
    Síguenos en

    El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ha vuelto a arremeter contra EEUU, cuyo Departamento de Estado decidió cancelar la venta de 26.000 fusiles para armar a la Policía de las islas. El mandatario filipino llamó "monos" y "estúpidos" a los responsables de la decisión.

    Duterte no se limitó a los epítetos ofensivos. "Tanto Rusia como China han expresado su voluntad de vender armas a Filipinas. Diplomáticos rusos me han dicho: 'Venga a Rusia, tenemos todo lo necesario para usted'", recordó el controvertido político.

    No es la primera vez que Duterte emplea palabras malsonantes e insultos para referirse a altos cargos estadounidenses. Hace poco tachó a Obama de "hijo de puta" y llamó "gay" al embajador de EEUU en Manila, Philip Goldberg.

    Sin embargo, el portavoz del Departamento de Estado norteamericano, John Kirby, asegura que este discurso agresivo no se corresponde con las relaciones reales entre los dos países. "Estados Unidos quiere tener buenas relaciones con Filipinas pese a las palabras de Duterte", destacó Kirby.

    La pregunta es si ese sentimiento es recíproco, es decir, si Filipinas también quiere mantener relaciones prioritarias con EEUU. Duterte ha declarado en repetidas ocasiones que tiene la intención de reorientar la política exterior de su país y que pretende finiquitar el acuerdo de cooperación en materia de defensa con EEUU. Poco después, estas declaraciones fueron desautorizadas en buena medida por funcionarios de alto nivel y por el propio presidente.

    No obstante, Duterte parece tener realmente la intención de llevar a cabo una política multivectoral, cerrando alianzas con China y con Rusia. "Si no es mera retórica, estamos hablando de un giro hacia una política exterior más equilibrada, centrada no solamente en EEUU, sino también en Rusia y China", comentó a Sputnik el politólogo ruso Vladímir Svedentsov.

    De acuerdo con otro politólogo ruso, Piotr Tsvetov, la ayuda rusa a Filipinas para fortalecer sus capacidades de defensa podría convertirse en una importante área de cooperación bilateral. El país eslavo ya ha mostrado en repetidas ocasiones sus aviones, helicópteros y sistemas de misiles de defensa aérea Igla a los representantes filipinos. Sin embargo, la venta no ha fructificado por culpa de la estrecha cooperación entre el país asiático y EEUU.

    Dentro de algún tiempo se podrá decir con exactitud si las intenciones de Duterte de comprar armas a Rusia son meramente retóricas o si forman parte de un programa real.

    Además:

    Senadora de Filipinas sugiere investigar la campaña antidrogas de Duterte
    Mayoría de los filipinos apoya la gestión de Duterte como presidente
    Duterte manda a Obama "al infierno"
    Duterte quiere "masacrar" a los drogadictos como Hitler hizo con los judíos
    Duterte a la UE: "¡que se jodan!"
    Etiquetas:
    geopolítica, armas, defensa, relaciones, Rodrigo Duterte, Filipinas, China, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook