09:21 GMT +320 Octubre 2018
En directo
    Vladímir Putin, presidente de Rusia

    Lo más importante de la rueda de prensa de Putin tras la Cumbre del G20

    © Sputnik / Alexei Druzhinin
    Política
    URL corto
    La Cumbre de G20 en Hangzhou (55)
    1280

    HANGZHOU (Sputnik) — El presidente de Rusia, Vladímir Putin, declaró que el trabajo en el G20 fue sustancioso y reflejó los intereses de todos los participantes, incluida Rusia.

    "En cuanto al trabajo (en el G20) fue bien serio y sustancioso y efectivamente reflejó los intereses de todos los países del G20, incluida Rusia", dijo.

    Putin señaló que este año por iniciativa de China la cumbre "se centró en los asuntos más importantes de la actualidad".

    La cooperación con China

    "China y Rusia alcanzaron un nivel muy alto de confianza y cooperación", declaró.

    Rusia apoya la postura de China sobre el mar de la China Meridional.

    "Nos solidarizamos con la postura de China sobre esta cuestión que no reconoce la decisión del arbitraje", dijo Putin.

    El líder ruso explicó que no se trata de una postura política, sino de una jurídica, lo que supone que cualquier investigación del arbitraje debe ser solicitada por las partes en disputa y el tribunal debe estudiar sus argumentos.

    "Por lo que se sabe, China no solicitó al arbitraje de La Haya y nadie ha escuchado su postura. ¿Cómo se puede reconocer justas estas decisiones? Apoyamos la postura de China sobre esta cuestión", afirmó el mandatario.

    China y otros países de la región —Japón, Vietnam y Filipinas— divergen respecto a las fronteras marítimas y zonas de responsabilidad en los mares de la China Meridional y de la China Oriental.

    Pekín afirma que Filipinas y Vietnam se aprovechan del apoyo del que gozan por parte de EEUU para avivar la tensión en la región.

    La Corte de Arbitraje Internacional de La Haya dictaminó el 12 de julio pasado que no existe base legal para las reclamaciones que presenta Pekín para una zona marítima que está dentro de "la línea de nueve puntos" en el mar de la China Meridional.

    Además dispuso que los territorios disputados del archipiélago de Spratly (Nansha en chino) no son islas y no componen zona económica exclusiva.

    China respondió que no reconoce y no acepta ese dictamen en La Haya.

    Relaciones Rusia-EEUU

    El líder ruso subrayó que EEUU es uno de los socios clave de Rusia en el sector de la seguridad y Moscú no evitará el diálogo con Washington.

    "¿Por qué deberíamos evitar los contactos directos con uno de nuestros socios en la esfera de la seguridad? Además, en otros asuntos tenemos muchos intereses con puntos comunes", aseveró.

    En respuesta a la pregunta sobre cuándo fue que el presidente estadounidense Barack Obama propusiera celebrar el encuentro, Putin señaló que eso es algo irrelevante.

    "No recuerdo cuándo eso sucedió… ayer intercambiamos un par de palabras, confirmamos que nos reuniríamos hoy, y hoy tuvo lugar el encuentro", explicó el mandatario ruso.

    Putin destacó que "hablamos con bastante detalle de todo lo que queríamos debatir, no fue de paso ni corriendo, fue de modo detallado, profundizando en los detalles".

    "Creo que alcanzamos a comprendernos, a comprender los problemas que enfrentamos; pero faltan por definir algunos asuntos técnicos; si Kerry y Lavrov logran hacer eso, avanzaremos otro paso hacia la solución del problema sirio", añadió.

    Japón y el tratado de paz

    Putin atribuyó la disminución de los contactos entre Rusia y Japón a EEUU.

    "(Japón) actúa (…) en gran medida rigiéndose por la opinión de su socio estratégico principal, es decir, EEUU; y por eso se limitaron nuestros contactos en el último año o año y medio", denunció.

    Putin destacó la importancia de abordar no solo las actuales tareas económicas en las relaciones entre Moscú y Tokio, sino también "crear las condiciones para resolver otros problemas, incluidos los de carácter político". Entre tales problemas, se encuentra la firma del tratado de paz.

    "Es muy importante crear condiciones favorables para resolver cualquier cuestión, en particular, para firmar un tratado de paz" entre Rusia y Japón, dijo Putin.

    Asimismo el líder ruso llamó a "no buscar las líneas rojas, no dirigirnos a atolladeros" y a ir al compromiso.

    Según Putin, la línea roja en las relaciones entre Moscú y Tokio es una cuestión territorial vinculada con las disputadas islas Kuriles.

    El líder ruso afirmó, además, que la postura de Japón sobre la situación en Ucrania no obstruirá el desarrollo de las relaciones con Rusia y subrayó que Rusia y Japón tienen un alto nivel de confianza y cooperación.

    La URSS, recordó, en un tratado de 1956 estuvo dispuesta a entregar a Japón dos islas, pero Tokio se negó a cumplir el documento.

    Lea más: "Japón debe entender que la URSS no le 'robó' las Kuriles"

    El presidente ruso especificó que la entrega de dos islas "no era suficiente y los socios japoneses decidieron que debían reclamar todas las cuatro islas y ninguna de las partes, en realidad, cumplió el tratado".

    Rusia y Japón técnicamente continúan enfrentados desde la Segunda Guerra Mundial; el acuerdo de paz todavía es una asignatura pendiente.

    Tokio condiciona su firma a la devolución de los llamados territorios del Norte, cuatro islas del archipiélago de las Kuriles (Iturup, Kunashir, Shikotan y Habomai) que reclama a Rusia alegando el Tratado de Comercio y Fronteras de 1855.

    Moscú, a su vez, señala que estos territorios fueron traspasados a la Unión Soviética en virtud de los acuerdos internacionales y que Rusia asumió la soberanía de los mismos como sucesora legal de la URSS.

    Irán y la producción de petróleo

    "Desde mi punto de vista, (…) Irán estuvo limitado por las sanciones: estuvo en el nivel mínimo de producción, por eso considero justo que Irán vuelva a recuperar el nivel anterior de las sanciones", declaró.

    Añadió que "no es una demanda extraordinaria de Irán".

    En lo que se refiere a la cooperación de Rusia y Arabia Saudí, Putin destacó que esta última "no excluyó la posibilidad de congelar la producción, por eso se discutió mucho sobre el tema", con lo que el acrecentamiento de la producción por Irán se convirtió en un problema.

    La crisis en Ucrania

    Putin ve el Cuarteto de Normandía —Alemania, Francia, Rusia y Ucrania— como el único para el arreglo en Donbás.

    "En cuanto al formato de Normandía, ya sea bueno o malo, no hay otra opción para al menos intentar arreglarla (la crisis en Donbás)", declaró al señalar que "Rusia por supuesto apoyará este formato".

    Putin subrayó que los encuentros del cuarteto son necesarios para lograr avances en la búsqueda de una solución a la crisis ucraniana.

    "Lo importante es que estos encuentros lleven a algún avance positivo hacia el arreglo ", dijo.

    Según Putin, no tiene sentido "reunirse solo por reunirse".

    Alemania, Rusia, Francia y Ucrania son integrantes del llamado Cuarteto de Normandía que busca desde junio de 2014 poner fin al conflicto armado en Donbás.

    Según la ONU, la crisis en el este de Ucrania causó más de 9.500 muertos y más de 22.000 heridos desde que estalló en abril de 2014.

    Turquía

    Rusia se percata de la sincera aspiración de Turquía a restablecer las relaciones bilaterales.

    "Vemos la intención, la aspiración de las autoridades turcas a restablecer las relaciones ruso-turcas", declaró.

    Putin también destacó que la población de Rusia y la de Turquía perciben positivamente el restablecimiento de los vínculos bilaterales.

    El líder agregó que Moscú espera los resultados de la investigación de la muerte del piloto ruso a raíz del derribo del bombardero ruso Su-24 en noviembre pasado por un caza turco.

    "Ahora escuchamos que este incidente se llevó a cabo sin autorización alguna de las autoridades turcas con el fin de complicar nuestras relaciones con Turquía, lo que intentaron hacer las mismas personas que posteriormente perpetraron la intentona golpista, no lo sabemos, esperamos la investigación que están llevando a cabo las autoridades turcas", afirmó.

    El líder ruso también abordó la operación de Ankara en Siria.

    "En cuanto a las sorpresas, existen el Ministerio de Exteriores y los servicios especiales para que tengamos menos, en general comprendemos lo que pasa (…), no hay aquí ninguna sorpresa para nosotros", dijo.

    El líder ruso resaltó a la vez que Rusia "no aplaude las acciones que contradicen las normas y principios del derecho internacional".

    Asimismo, aseveró que Rusia no puede estar segura "al cien por cien y definitivamente" de los objetivos de cualquier país en cuanto a Siria.

    "Mantenemos un diálogo sobre etas cuestiones, sobre las de Siria, tanto con los socios turcos como con los estadounidenses, no apoyamos nada y no podemos apoyar nada que contradiga el derecho internacional", dijo el mandatario.

    No obstante, mencionó un "cierto acercamiento de posturas" sobre el conflicto sirio.

    "Pienso que continuamos en una vía correcta y podríamos, por lo menos por un período, acordar emprender juntos, y lo subrayo, intentos enérgicos para mejorar la situación en Siria", dijo.

    Putin agregó que el restablecimiento de las relaciones bilaterales con Turquía transcurre según lo previsto, pero de una manera no tan veloz como quisieran los socios turcos.

    "El trabajo se realiza, lo más importante es que fue creada la base para la colaboración de pleno formato y de esta base sirvió la declaración de las autoridades turcas en la que se disculpan por los acontecimientos trágicos en torno a nuestro avión", afirmó Putin.

    Egipto

    "Tenemos una rica historia de colaboración y cooperación y las relaciones bilaterales son especialmente fructíferas en los últimos años", subrayó el líder ruso.

    Agregó que "desde luego siempre nos centramos en las cuestiones de la cooperación económica".

    "Las relaciones se desarrollan a nivel intergubernamental, interparlamentario, así como entre los Consejos de Seguridad y los órganos de seguridad" de ambos países, según Putin.

    Asimismo mencionó que valora las buenas relaciones personales y de confianza que tiene con su homólogo egipcio.

    Las relaciones con Londres

    Rusia está dispuesta a recuperar plenamente las relaciones con el Reino Unido.

    "Gran Bretaña y Rusia antes tenían unas relaciones muy estables y plenas, estamos dispuestos a restablecerlas; el problema no está en nosotros, sino en el Reino Unido", dijo.

    El mandatario ruso señaló que Moscú busca "restablecer las relaciones con Gran Bretaña hasta el nivel que ellos quieran", pero "no insistirá en nada".

    Putin recordó que unas 600 empresas británicas, incluida la petrolera BP, operan en Rusia y no quieren abandonar este mercado.

    "Creo que en esta etapa la tarea de las autoridades de ambos países es no impedir el necesario trabajo que hacen estas personas", exhortó.

    Putin sostuvo una reunión con la primera ministra británica, Theresa May, en la márgen de la cumbre del G20.

    La cumbre del G20 se celebró el 4 y 5 de septiembre en la ciudad china de Hangzhou y se convirtió en la primera cumbre del bloque celebrada en China y la segunda asiática, tras la de Seúl en 2010.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Tema:
    La Cumbre de G20 en Hangzhou (55)

    Además:

    Concluye en China la cumbre del G20
    El germen de la discordia del G20
    El 'espía' que trató de escuchar a Putin y Obama reaparece en la Cumbre del G20
    Países del G20 reafirman rechazo a la devaluación de sus divisas con fines competitivos
    G20 llama a incrementar la ayuda humanitaria a los refugiados
    Presidente argentino abogó por liberar el comercio en el G20
    Etiquetas:
    petróleo, rueda de prensa, cumbre de G20, Vladímir Putin, Irán, Mar del Sur de China, Turquía, Reino Unido, China, EEUU, Egipto, Rusia