01:40 GMT27 Septiembre 2020
En directo
    Política
    URL corto
    Elecciones EEUU 2016 (586)
    0 13
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El presidente de México, Enrique Peña Nieto, está ayudando al candidato republicano Donald Trump a la Casa Blanca, con una "tabla de salvación" en una impopular visita a la residencia de Los Pinos, dijo a Sputnik Nóvosti el excanciller Jorge Castañeda.

    "Es una decisión incomprensible, no se había presentado nunca una situación así para la diplomacia mexicana, donde un candidato norteamericano que va hacia abajo en las encuestas y ha ofendido a los mexicanos, sea invitado por un presidente", dijo que el político independiente e intelectual que fue canciller durante el gobierno de Vicente Fox (2000-2006).

    La recepción presidencial "es un regalo de Dios para Trump y una situación muy arriesgada para Peña Nieto", dice el intelectual de centroizquierda que diseñó la campaña del "voto útil" para consumar en el año 2000 la primera derrota en 70 años del ecléctico Partido Revolucionario Institucional (PRI, gobernante) que volvió a poder con Peña Nieto.

    "Trump, desde hace un año ha venido ofendiendo a los mexicanos en EEUU, y es insólito que sea invitado por el presidente de México, que él mismo se anuncie solo, casi sin avisar, y utilice la visita para sus fines electorales", considera el autor de "La utopía desarmada" y de "The Estados Unidos Affair. Cinco ensayos sobre un amor oblicuo", entre 16 libros más.

    El exjefe de la diplomacia mexicana, también hijo de un excanciller homónimo que trabajó para negociar la paz en Centroamérica, durante la pasada Guerra Fría, dijo que la visita "es puramente electoral, Trump la buscó para mostrar que es bien recibido por los jefes de Estado del mundo incluyendo un país importante para EEUU", y una de las dos mayores economías latinoamericanas.

    Trump quiere mostrar al electorado estadounidense que "habla te tú a tú con los gobernantes de un país del que ha dicho barbaridad y media; y dará su versión del encuentro", horas antes de su esperado discurso en el fronterizo estado de Arizona, la noche del miércoles.

    Error diplomatico y político

    Ha sido un error del mandatario mexicano invitar a los dos principales aspirantes a venir a México, prosigue el profesor de la Universidad de Nueva York, entre otras, y más aun "convertir una visita en la tabla de salvación" del polémico magnate ultraconservador.

    Castañeda, que ha venido despuntando como candidato independiente con casi 20 por ciento de preferencias en los sondeos, afirma que si estuviese al frente de la decisión presidencial "jamás hubiera invitado a Trump, no es buena idea, habría buscado a los dos contendientes", dice el autor de "El misterio de los mexicanos", sobre la identidad y cultura política de su país ante EEUU.

    La solución frente a la elección, que enfrenta a la candidata demócrata Hillary Clinton con Trump, la tuvo Peña Nieto en EEUU, hace un mes, cuando visitó al presidente Barack Obama, dice Castañeda: "Allí se hubiera reunido por separado, para dar sus puntos de vista y recoger los proyectos de los aspirantes a la Casa Blanca".

    Lo más importante habría sido decir públicamente desde un principio, hace un año, que es un asunto interno —señala, pero expresar a la vez "una postura clara, de que los planes de Trump y sus posturas anti-mexicanas no son consistentes para tener una buena relación de dos países vecinos con una larga historia como México y EEUU".

    El interés de México, que tiene un acuerdo de libre comercio, con el cual ha disparado el comercio bilateral a más de 530.000 millones de dólares anuales, amenazado por el republicano igual que los migrantes, debe ser "que el pueblo de EEUU sepa que si esos pronunciamientos de Trump se convierten políticas de Estado no van a ser conducentes con la relación histórica bilateral".

    Un presidente que busca defender los intereses de los mexicanos, como argumenta Peña Nieto sobre el diálogo inesperado, "no hubiera hecho un acto proselitista para ayudar a Trump, a solo dos mese de la elección", puntualiza el autor.

    Lea más: Trump reitera la promesa de levantar un muro en la frontera con México

    El único antecedente de la vista de Trump fue la de John McCain, recibido por Felipe Calderón en 2008, cuando fue el candidato perdedor ante el demócrata Barack Obama, pero cuyas políticas nunca fueron una amenaza para México.

    Tema:
    Elecciones EEUU 2016 (586)

    Además:

    Por qué la embajada de EEUU en México recomienda cancelar la visita de Trump
    La oposición de México se unifica contra la visita de Donald Trump a México
    México confirma encuentro del presidente Peña Nieto con Trump
    Calculan en México impacto económico si gana Trump
    Etiquetas:
    Donald Trump, Enrique Peña Nieto, EEUU, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook