17:53 GMT +314 Noviembre 2019
En directo
    Vladímir Putin durante una rueda de prensa

    National Interest: ¿Cuán peligrosa es realmente Rusia?

    © AFP 2019 / Jussi Nukari
    Política
    URL corto
    Elecciones EEUU 2016 (586)
    4560
    Síguenos en

    Durante la carrera presidencial, los políticos estadounidenses hablan mucho de Putin y la amenaza rusa, pero los analistas creen que la realidad no es tan peligrosa como se quiere mostrar, escribe National Interest. Según la publicación, Putin no tiene la intención ni de debilitar a Occidente ni tampoco de establecer una hegemonía euroasiática.

    A pesar de que Donald Trump llame a la normalización de las relaciones con Rusia, los republicanos en general todavía ven en el Kremlin una amenaza para los intereses de EEUU, indica la publicación. Incluso los demócratas, que hace cuatro años se burlaban del republicano Mitt Romney por calificar a Moscú como el mayor desafío geopolítico de Washington, ahora insisten en mostrarse contrarios a la política de Putin y mantienen una línea estricta hacia Rusia.

    La supuesta amenaza rusa es uno de los principales temas que se discuten en cuestiones de política exterior durante esta campaña electoral y los ataques cibernéticos sufridos por los servidores del Comité Nacional del Partido Demócrata, que fueron inmediatamente atribuidos a Rusia, no hicieron más que echar más leña al fuego. Sin embargo, la publicación insta a analizar la amenaza rusa desde una perspectiva realista. Como ejemplo, ponen el informe de la Academia Naval de Estados Unidos, cuyas conclusiones van en contra de la retórica común sobre Rusia.

    Por lo general, los políticos estadounidenses no difieren en lo que denominan "el plan de Putin". Según sus alegatos, este consiste en debilitar el sistema establecido actualmente en Occidente y establecer su propia hegemonía en Eurasia. Los expertos, al contrario, consideran que el líder ruso solo responde a la evolución de la situación regional y global, tratando de obtener las mayores ventajas posibles.

    Como prueba, los autores enfatizan lo pronto que Moscú y Ankara restablecieron las relaciones diplomáticas después del fallido golpe de Estado en Turquía. Rusia, además, continuará su asociación estratégica con China, pero ninguno de los países mencionados está dispuesto a fomar una alianza formal.

    El informe destaca que, aunque Rusia se encuentra inmersa en un proceso de modernización de sus Fuerzas Armadas, su proceder no viola las normas establecidas en el mundo. En general, concluyen, Moscú se encamina a aumentar su potencial de Defensa y a elaborar una estrategia de respuesta limitada pero rápida a las amenazas que puedan surgir en diferentes regiones del mundo.

    Lea más: Rearme del Ejército ruso responde a la actividad de la OTAN

    Por lo tanto, a pesar de la retórica belicista, los expertos militares no consideran que la principal amenaza para la seguridad en Europa provenga de Rusia. Los mayores enemigos de la integridad europea hoy día se encuentran en la propia Unión: la inestabilidad provocada por la oleada de migrantes que no ha podido ser asimilada con eficacia y el consecuente escepticismo paneuropeo, creciente en las comunidades locales. E incluso en lo que respecta a los países del Báltico, los autores concuerdan en que la probabilidad de una intervención militar por parte de Rusia es mínima.

    Sin lugar a dudas, concluye la publicación, la mayoría de los expertos encuestados coinciden en que Rusia, aunque cuente con la posibilidad y la capacidad de interferir en los proyectos de Estados Unidos, no tiene planes de amenazar su existencia. Sin embargo, cerca de un tercio sí ve a Rusia como una amenaza grave, y alrededor del 6% de los analistas cree que el país eslavo representa aún el mayor desafío al que tiene que hacer frente Estados Unidos.

    Durante la campaña electoral, los candidatos quieren "echarle trozos de carne a las masas", y los temas de Rusia y Putin son los más apropiados para eso, explica National Interest. Pero aquellos que lleguen a tomar decisiones en la Casa Blanca deben tener en cuenta que "cuando el humo de la campaña electoral se disperse, estos informes esperarán ser leídos para que la nueva Administración tome decisiones objetivas sobre Rusia", concluye la publicación.

    Tema:
    Elecciones EEUU 2016 (586)

    Además:

    Rusia apoya reanudar proyectos sobre Afganistán con la OTAN
    Rusia facilita los trámites de nacionalidad para empresarios y profesionales
    Trump: "Los crimeos quieren estar en Rusia y no en Ucrania"
    Militares de Polonia e Italia sobrevolarán Rusia y Bielorrusia
    General francés: "La OTAN actual solo beneficia a EEUU y sus satélites"
    Etiquetas:
    The National Interest, Donald Trump, Hillary Clinton, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik