En directo
    Política
    URL corto
    0 60
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — La actividad de la OTAN en las zonas importantes para Rusia no contribuye a la estabilidad en Europa, declaró el embajador ruso ante la Alianza, Alexandr Grushkó.

    Evidentemente la OTAN sigue el camino de ampliación de su actividad militar en las regiones que directamente afectan los intereses vitales de Rusia", constató durante una videoconferencia en la agencia Rossiya Segodnya.

    Subrayó que "es un nuevo paso hacia el empeoramiento de la situación de seguridad en Europa".

    La OTAN no está dispuesta a colaborar con Moscú en aras de la seguridad en Europa, a juzgar por su afán de "arrastrar" a Montenegro a la Alianza, declaró el martes el embajador ruso ante la OTAN, Alexandr Grushkó.

    "Es otra señal más de que la OTAN no está preparada para un trabajo conjunto para establecer nuevo sistema de seguridad en Europa", dijo.

    Grushkó señaló que la política de la OTAN contradice las necesidades de seguridad reales y solo crea líneas divisorias en Europa.

    Con respecto a la cumbre de la OTAN en Varsovia el diplomático aseguró que Rusia no espera sorpresas pero a la vez no excluyó riesgos para la seguridad europea.

    "Creo que no habrá sorpresas para nosotros en la cumbre", dijo.

    Señaló que la OTAN ya definió los parámetros del diálogo y la política en los que se basará la decisión final de la cumbre.

    Al mismo tiempo no descartó que "bajo presión de los radicales puedan tomarse medidas adicionales", lo que creará considerables riesgos para la seguridad europea, incluso para el acto fundamental Rusia–OTAN" que últimamente, indicó Grushkó, sufre una "presión colosal" por parte de la Alianza.

    Lea también: Rusia creará nuevas divisiones en respuesta al avance de la OTAN

    "La política de confrontación hacia Rusia está condenada al fracaso, no traerá dividendo alguno en materia de seguridad, tarde o temprano la OTAN se verá obligada a reconsiderar fundamentalmente sus posturas", dijo.

    Rusia ha expresado en reiteradas ocasiones su inquietud por el emplazamiento de radares y misiles de EEUU en Europa.

    A mediados de mayo entró en servicio el sistema estadounidense Aegis Ashore en la base rumana de Deveselu, unos 600 kilómetros al oeste de la península rusa de Crimea.

    EEUU planea construir un puesto similar con radares y misiles interceptores en Polonia, en la base de Redzikowo, a unos 180 kilómetros del enclave ruso de Kaliningrado.

    El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, afirmó que estas armas son de defensa y no debilitan la capacidad de disuasión nuclear rusa, pero el presidente ruso, Vladímir Putin, dijo que son parte de las capacidades nucleares estratégicas de EEUU emplazadas en la periferia.

    Además:

    "Los antimisiles de EEUU amenazan a fuerzas nucleares rusas"
    La OTAN despide a Obama con una fiesta anti-Rusia
    Kremlin: Las relaciones entre Rusia y la OTAN vuelven al nivel de la Guerra Fría
    Etiquetas:
    OTAN, Alexandr Grushkó, Europa, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook