En directo
    Política
    URL corto
    0 312
    Síguenos en

    “Barack Obama era la esperanza de una mejor versión de EEUU. Pero el mundo no ha mejorado. Él nos decepcionó”, opina el columnista del periódico alemán Der Spiegel, Jakob Augstein en su artículo.

    Bandera de EEUU
    © REUTERS / Rick Wilking
    "Obama fue un mesías. La gente le amaba, tuvo confianza en él. Este presidente resultó ser una decepción. Obama es una persona de palabras alegres, que no están seguidas por actos", escribe Augstein.

    El periodista comprueba su opinión con el comportamiento del mandatario norteamericano en cuanto a los refugiados. Anteriormente, Obama alabó la política migratoria de los países europeos declarando que "no podemos cerrar las puertas ante nuestros prójimos, cuando tienen problemas tan grandes" y agregó que esto sería "traicionar nuestros valores".

    No obstante, al día de hoy EEUU ha recibido a unos 2.500 refugiados de Siria. Obama anunció que su país recibirá este año a 10 mil más. El presidente estadounidense hizo este anuncio en el país que el año pasado acogió a un millón de migrantes arriesgando su propia estabilidad política.

    "¿Valores, valores, valores? Hamlet diría: Palabras. Palabras. Palabras. Si la moral es el capital que poseen los países, pues EEUU está en bancarrota", sostiene.

    Según Augstein, Obama sí ha tenido triunfos entre sus batallas: el acuerdo con Irán, la retirada de las tropas estadounidenses de Irak y Afganistán y la normalización de las relaciones con Cuba. Pero sus fracasos pesan más: Guantánamo aún permanece abierta, sigue la guerra contra el uso de drones que asesinan a inocentes y EEUU todavía subordina al a su control total.

    Lea también: ¿Por qué EEUU es tan malo promoviendo la democracia en otros países?

    "Obama no hizo al mundo mejor", concluye.

    EEUU se alejó de Occidente

    "La palabra Occidente tuvo alguna vez otro significado. Significaba las metas y valores de un mundo mejor. Bajo el término se enmarcaba la dignidad de la democracia y justicia, en contraposición a la arbitrariedad y tiranía", explica.

    Lo que Washington hizo con Occidente se reveló en el verano de 2013 cuando varios países europeos prohibieron el aterrizaje y el sobrevuelo del avión del presidente boliviano, Evo Morales, sobre sus territorios, puesto que presumieron que a bordo de la aeronave se encontraba el "disidente digital", Edward Snowden.

    "Estos países tuvieron miedo de la ira del poder hegemónico de EEUU", opina.

    En cuanto a la política interna de EEUU, el experto subraya que aún el sistema de seguro médico, que debía convertirse en la reforma nacional más importante, fue conseguido solo parcialmente contribuyendo a una mayor discordia nacional. La sociedad se queda aislada en el plano social y político. La desigualdad social obtuvo la forma más grotesca, mientras el sistema político "está en manos de los capitales y sus lobistas", reconoce el periodista.

    Más aquí: Obama-Europa: de la fascinación a la indiferencia

    Augstein considera que a la medida europea todo esto parece ajeno pues es una cultura política. Cada vez más, los europeos observan a EEUU de la misma manera que una vez vieron a Rusia, la India y China, al sentir que son diferentes.

    "Barack Obama fue el último presidente de Occidente. Los que le sucederán serán solo los jefes de Estado de Estados Unidos de América. El mismo EEUU se hizo un país ajeno".

    Además:

    Obama admite que su peor error fue la invasión a Libia
    EEUU-Cuba, ajedrez sin olvidar el boxeo
    “Obama no hizo ninguna autocrítica”
    Obama y la invasión simbólica
    Trump llama a Obama el “peor presidente en la historia de EEUU”
    Etiquetas:
    Jakob Augstein, Barack Obama, Occidente, Alemania, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook