En directo
    Política
    URL corto
    Desaparición forzada de 43 estudiantes en Iguala (75)
    0 10
    Síguenos en

    El presidente de México, Enrique Peña, ha ordenado este domingo a la Procuraduría General tomar en cuenta el informe de CIDH sobre la masacre de Ayotzinapa, que rechaza la llamada “verdad histórica” oficial sobre el caso saldado con 6 muertos y 43 desaparecidos hace casi un año.

    “He dado indicaciones para que las investigaciones de los trágicos sucesos de Iguala tomen en cuenta los elementos aportados por el GIEI” (Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes) de la Comisión Interamericana de DDHH, escribió el mandatario en sus cuentas de redes sociales.

    El mandatario mexicano, que el miércoles pasado reconoció la indignación en México por esa tragedia en pueblos de las montañas de Guerrero, al presentar su tercer informe anual de Gobierno, ha dado además “indicaciones a las dependencias” del Gobierno federal “para que analicen cada una de las recomendaciones que han presentado hoy (domingo)”.

    “México seguirá sumando esfuerzos en favor del Estado de Derecho y la protección de los Derechos Humanos”, dijo el mandatario en otro breve mensaje de su cuenta personal oficial de Twitter.

    Al mismo tiempo, en nombre del Gobierno de México, ha agradecido “el trabajo del GIEI y el apoyo de la CIDH, para la investigación de estos hechos tan lamentables”, perpetrados por policías y narcos aliados entre la noche del 26 de septiembre y siguiente día.

    La "verdad histórica" presentada a principios de este año por la Procuraduría General de México sobre la masacre de estudiantes de Ayotzinapa, ha sido rechazada desde distintas perspectivas este domingo por el grupo interdisciplinario de expertos independientes, designado por la CIDH, organismo autónomo de la Orgamnización de Estados Americanos (OEA).

    Entre otras incongruencias y contradicciones, los investigadores rechazan en su informe el supuesto procedimiento para incinerar 43 cuerpos, que según las conclusiones de la Procuraduría General de México fueron quemados en un basurero, triturados y lanzados después a un río.

    El análisis de un experto en fuegos lleva a los especialistas independientes a concluir que "los estudiantes no fueron incinerados en el basurero de Cocula".

    Cocula, donde sicarios —confabulados con policías municipales- habrían quemado los cuerpos para luego arrojarlos a un río según declaraciones de los sicarios detenidos, es un pueblo vecino de Iguala, (220 km al sur), ciudad del montañoso estado de Guerrero, infestado por narcotraficantes, donde comenzaron los ataques contra cinco autobuses repletos de alumnos.

    La versión de la Procuraduría está basada en las confesiones de sicarios y policías de Cocula e Iguala, pero el grupo de expertos de la CIDH "desestima la declaración por ser técnicamente imposible".

    Tema:
    Desaparición forzada de 43 estudiantes en Iguala (75)

    Además:

    CIDH denuncia en México manipulación de evidencias en caso Ayotzinapa
    Los familiares de los estudiantes Ayotzinapa presentan un “contrainforme”
    Expertos de la CIDH sobre Ayotzinapa se reúnen con Procuradora de México
    Etiquetas:
    derechos humanos, Procuraduría General de México (PGR), CIDH, Enrique Peña Nieto, México, Ayotzinapa
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook