En directo
    Política
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, llamó a consultas a la embajadora de su país en Guyana y le ordenó a la canciller Delcy Rodríguez que revise "de forma integral" las relaciones diplomáticas con ese país en respuesta a las "provocaciones" del Gobierno guyanés.

    "He decidido llamar a consultas a la embajadora de la República de Guyana. Reducir nuestro personal de la Embajada y he ordenado a la Cancillería una revisión integral de las relaciones con el Gobierno actual de Guyana", dijo en una sesión especial de la Asamblea Nacional.

    Maduro también acusó a su homólogo guyanés, David Arthur Granger, de ofender la dignidad de Venezuela y su historia al calificarla de "reaccionaria y agresiva" y acusarla de tener fines imperialistas.

    "Hay que tener una gran paciencia, una gran altura para procesar, digerir y no vomitar cuando uno lee y escucha las declaraciones que dado contra Venezuela, contra nuestra historia, contra nuestro pueblo el actual presidente de la República Cooperativa de Guyana. Declaraciones vomitivas, altamente ofensivas contra la dignidad de un pueblo de héroes, de libertadores", dijo.

    Maduro también acusó al presidente guyanés de ser parte de un "plan de provocación" orquestado por la petrolera Exxon Mobil y el "lobby petrolero-armamentista que influye de manera decisiva en el Pentágono y en todos los planes imperiales de los Estados Unidos".

    "Este Gobierno que hoy está al frente de nuestra hermana República Cooperativa de Guyana es un Gobierno que llegó al poder en medio de circunstancias críticas de la sociedad y de la política guyanesa y que la Exxon Mobil tuvo una altísima influencia para su postulación, su campaña y su llegada a la presidencia de Guyana", denunció.

    El líder venezolano hizo un llamado a la unión de todo el país para enfrentar las provocaciones del Gobierno guyanés de manera pacífica y evitar una eventual guerra entre vecinos.

    "El escenario que se ha venido montando con la complicidad de importantes sectores políticos y económicos de la República Cooperativa de Guyana contra Venezuela es un escenario grave, peligroso que debe ser disipado con la unión nacional, debe ser neutralizado y Venezuela debe seguir levantando con más fuerza que nunca la reclamación justa sobre el Esequibo por las vías del Derecho Internacional y reconquistarlo por la vía de la paz", aseveró Maduro.

    Maduro también anunció que se comunicará directamente con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, para que convoque una reunión en el marco del Acuerdo de Ginebra y se designe un "buen oficiante" para continuar las negociaciones sobre el diferendo limítrofe.

    Este mecanismo se paralizó en abril de 2014 tras la muerte del diplomático jamaiquino Norman Girvan quien oficiaba el papel del mediador desde el 2010.

    Guyana y Venezuela mantienen una disputa territorial desde el siglo XIX. Caracas desconoce el Laudo Arbitral de París de 1899 mediante el cual Gran Bretaña se adjudicó el Esequibo desconociendo un principio del derecho que le otorgaba a los países los territorios bajo su control tras la independencia de España.

    Un acuerdo posterior alcanzado en Ginebra en 1966 reconoce que el Laudo Arbitral de París no fue la decisión final y definitiva en el diferendo limítrofe.

    Recientemente las tensiones entre los dos países escalaron tras la decisión del Gobierno de Guyana de permitir la explotación de los yacimientos petroleros ubicados en las aguas en disputa por parte de la estadounidense Exxon Mobil.

    Etiquetas:
    ExxonMobil, Asamblea Nacional de Venezuela, David Granger, Delcy Rodríguez, Nicolás Maduro, Ban Ki-moon, Esequibo, Guyana, Venezuela, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook