00:21 GMT +325 Septiembre 2017
En directo
    Dilma Rousseff, presidenta de Brasil

    Cinco cambios que traerá la visita de Rousseff a EEUU

    © AP Photo/ Alex Brandon
    Política
    URL corto
    0 1637011

    La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, finaliza este miércoles su viaje oficial a Estados Unidos con su visita a las instalaciones de la NASA y Google en California, sin embargo, los acuerdos alcanzados con el gobierno de Barack Obama tendrán efectos a medio y largo plazo tanto en Brasil como en Latinoamérica.

    Calificada por Obama como el inicio de "un nuevo nivel" en las relaciones entre ambos países, las cuales resultaron enormemente perjudicadas a raíz del escándalo de espionaje revelado por Edward Snowden en 2013, la visita se tradujo en acuerdos en cinco grandes áreas:

    Comercio e inversiones

    El Ministerio de Industria y Comercio Exterior de Brasil y el Departamento de Comercio de los EEUU firmaron el Memorándum de Intenciones sobre Facilidad en el Comercio, por el cual se pretenderá duplicar el flujo comercial entre ambos países en los próximos diez años, es decir, doblar los 62.000 millones de dólares de 2014.

    En teoría, esto debería facilitar la entrada en productos brasileños en los EEUU que en la actualidad apenas representan el 1,3% de las importaciones el país (hierro, componentes de aviación y petróleo). En este sentido, la inminente apertura del mercado estadounidense por parte del Departamento de Agricutura a la carne bovina de Brasil podría resultar enormemente beneficioso para reequilibrar el balance del intercambio deficitario para el país suramericano que importa un 94% de productos manufacturados.

    Además, Rousseff recordó que los EEUU son el principal inversor extranjero en Brasil con un acumulado de 116.000 millones de dólares en 2013 y un crecimiento del 221% entre 2007 y 2012, y aseguró que "esos flujos de inversión deberán ampliarse dado el potencial de nuestras economías", algo que será posible en el marco del Plan de Inversiones en Logística (PIL) que prevé 67.000 millones de dólares en concesiones en aeropuertos, ferrovias, puertos y autovías brasileñas hasta 2019 y que fue presentado a inversores estadounidenses en el IX Foro de Altos Ejecutivos Brasil-EEUU.

    Concesión de visados y aduanas

    La Hacienda Federal de Brasil y la Agencia Americana de Aduana y Protección de Fronteras (US Customs and Border Protection) firmaron el acuerdo de reconocimiento mutuo de Operador Económico Autorizado (OEA), es decir, la reducción formal de los procesos burocráticos para que las importaciones-exportaciones entre amibos países sean agilizadas ya que los productos brasileños dejarán de ser considerados como de "alto riesgo" a su entrada en EEUU, algo que ya ocurre con México.

    Aunque los ciudadanos brasileños seguirán necesitando de un visado para visitar Estados Unidos, ambos países se comprometieron a facilitar la incorporación de Brasil a partir de 2016 en el programa "Global Entry", por el cual los viajeros frecuentes no tendrán que esperar en filas de inmigración a su llegada a territorio norteamericano. Además, se avanzará para la eliminación total del visado de turista en los próximos años.

    Medio ambiente

    En declaración conjunta, previa a la Cumbre del Clima de París de diciembre, Rousseff se comprometió a que entre el 28-33% de la producción energética del país en 2030 sea a través de fuentes renovables (eólica, biomasa o solar), que actualmente genera el 7,8% de la electricidad del país y sin contar la energía hidráulica, además la presidenta anunció el fin de la tala ilegal para ese mismo año y la replantación de 12 millones de hectáreas de superficie forestal.

    Defensa

    Superado el escándalo de espionaje entre ambos países, los gobiernos reanudarán su cooperación bilateral con la celebración de la II Reunión del Grupo de Trabajo sobre Internet y Tecnología de la Comunicación en Brasília a finales de este año, en esta reunión se reiniciará el intercambio en áreas clave como gobierno electrónico, economía digital, seguridad cibernética, prevención de crímenes cibernéticas, seguridad internacional, etc.

    El intercambio en materia de inteligencia y militar se verá, además, respaldado por el Acuerdo de Cooperación en Defensa de 2012 y el Acuerdo General de Seguridad e Informaciones Militares (GSOMIA). Por último, Obama reiteró su apoyo para que Brasil, al que consideró como "potencia global" se convierta en miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU.

    Educación

    Impulso al programa "EducatioUSA" y "Ciencia Sin Fronteras", este último permitió, entre 2011 y 2015, el acceso a intercambios en 742 centros de enseñanza e investigación de los EE.UU a 32.716 becados brasileños mientras que facilitó la llegada de 378 investigadores americanos a las universidades de Brasil, especialmente en el área de ingeniería y tecnología.

    El acuerdo se complementó con el firmado el pasado 10 de abril durante la VII Cumbre de las Américas en Panamá por la presidenta con Mark Zuckerberg, creador de la red social Facebook, por el cual se ampliará la inclusión digital y la educación online a aquellos ciudadanos de baja renta y localizaciones remotas entre los más de 100 millones de usuarios que la plataforma posee en Brasil. Un acuerdo polémico que, según 33 entidades brasileñas que exigieron formalmente su derogación, vulnera el Marco Civil de Brasil.

    Etiquetas:
    Barack Obama, Dilma Rousseff, EEUU, Brasil, América Latina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik