En directo
    Política
    URL corto
    0 11
    Síguenos en

    Tras una serie de revelaciones del exdirector ejecutivo de la Delegación de Asociaciones Israelitas de Argentina (DAIA), Jorge Elbaum, la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner ha denunciado la existencia de una confabulación internacional que lesiona las soberanías nacionales.

    "Estamos ante un modus operandi de carácter global, que no solo lesiona severamente las soberanías nacionales, sino que además genera operaciones políticas internacionales de cualquier tipo", advirtió la mandataria argentina.

    Estas acusaciones, develadas por medio de las redes sociales y la página web del la presidenta, añaden que en el caso de Argentina esta confabulación comprende las acusaciones del fallecido fiscal Alberto Nisman y los pleitos de los llamados fondos buitre.

    Cristina Fernández especificó que se trataría de "lobbys que siempre contribuyen, hasta ataques financieros o campañas mediáticas internacionales simultáneas, o lo que es peor, acciones encubiertas de distintos servicios destinadas a desestabilizar gobiernos".

    El exdirector de la DAIA, quien tiene conocimiento de los manejos tras bambalinas de grupos políticos de Estados Unidos e Israel, denunció que existen lazos que relacionan al fallecido fiscal argentino Alberto Nisman con los fondos buitre, al expresar que "incluso la página de homenaje a Nisman está financiada por Paul Singer", en diálogo con CN23, citado a su vez por el diario Página 12.

    Paul Singer es el director ejecutivo de NML Capitals, principal fondo litigante contra Argentina en el juicio orquestado por el juez neoyorquino Thomas Griesa.

    Según Elbam, "Nisman era parte de una geopolítica internacional que unía la lógica electoral de Israel, los opositores del acuerdo pacífico entre Irán y EEUU, y la intención de los fondos buitre de hacer más vulnerable a Argentina".

    El sociólogo de origen hebreo recordó que Nisman había manifestado en cierta ocasión que si fuera necesario Paul Singer le ayudaría, vinculándose al Grupo de Tareas Estadounidense para Argentina, grupo que apoya a los fondos buitre.

    Según Cristina Fernández, Paul Singer aportó a la ONG Foundation for the Defence of Democracies 3,6 millones de dólares entre 2008 y 2014.

    "Todo tiene que ver con la geopolítica y el poder internacional. Algunas veces sus efectos pueden ser globales sobre la paz, como por ejemplo impedir la posibilidad de un Acuerdo entre Washington y otras potencias con Irán en materia nuclear, o colaterales, como imposibilitar convenios que contribuyan a que después de 21 años pueda haber verdad y justicia para las víctimas del atentado en 1994 contra la asociación judía AMIA", declaró Fernández.

    Además, la mandataria señaló que no solo Argentina ha padecido los ataques de este lobby, sino que "estamos ante un modus operandi de carácter global, que no sólo lesiona severamente las soberanías nacionales, interfiriendo y coaccionando el funcionamiento de los distintos poderes de los estados, sino que además genera operaciones políticas internacionales de cualquier tipo, forma y color".

    La presidenta argentina Cristina Fernández se encuentra en estos momentos en vista oficial en España, de donde partirá a Rusia el próximo 22 de abril.

    Etiquetas:
    Delegación de Asociaciones Israelitas de Argentina, Alberto Nisman, Cristina Fernández de Kirchner, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook