20:26 GMT +310 Diciembre 2018
En directo
    Donald Trump, presidente de EEUU

    El peor negocio en la historia: cuál es el objetivo real de Trump en Siria

    © REUTERS / Jonathan Ernst
    Oriente Medio
    URL corto
    Denis Lukyanov
    11657

    El enviado de Estados Unidos para Siria, James Jeffrey, aseguró que su país no busca el derrocamiento del presidente sirio, Bashar Asad. El analista ruso Guevorg Mirzayán explicó en un comentario a Sputnik qué busca Washington en Siria y cuál es el futuro que quieren para el país árabe.

    La actual Administración de Estados Unidos no tiene en realidad el objetivo de derrocar a Bashar Asad; sin embargo, no lo ven como el futuro presidente del país. Esto contrasta significativamente con la política de la Administración Obama, cuyo objetivo en Siria era claramente la destitución del mandatario sirio, señaló el experto.

    "Trump, como un verdadero empresario, ve que este bien intangible [la participación en esta guerra] solo ocasiona pérdidas. Por eso se deshace de él, pero no lo tira a la basura, sino que como empresario trata de colocar esta mercancía que da pérdidas en manos ajenas", declaró.

    Según Mirzayán, la política de Trump en Siria está encaminada a la lucha contra el terrorismo, según lo declaró el propio presidente estadounidense después de su investidura. Estas declaraciones son la piedra angular de su política en Siria.

    Bashar Asad, presidente de Siria
    © Sputnik / Servicio de prensa de República de Crimea
    Sin embargo, pese a las aseveraciones de la Administración actual, durante la presidencia de Trump EEUU ha realizado en reiteradas ocasiones ataques contra las fuerzas leales a Bashar Asad y continúa suministrando armas a los grupos armados que luchan contra el Gobierno sirio.

    "A diferencia de Obama, Trump espera ganar la guerra en Siria, pero la victoria a su entender no implica 'matarlos a todos', sino cumplir con determinadas metas. El objetivo que perseguía Obama era inalcanzable. Cuando Rusia entró en Siria, se hizo evidente que Bashar Asad seguiría en el poder", apuntó.

    La única pregunta que quedó sin respuesta es cuáles serían estas condiciones. Si Washington hubiera seguido con la idea de derrocar a Asad, no podría permitirse el lujo de salir de la guerra en Siria como ganador.

    Más: EEUU afirma que no busca derrocar al presidente sirio Bashar Asad

    Por eso, EEUU cambió de objetivo con 'la lucha antiterrorista' y ahora que ISIS —también conocido como Estado Islámico y Daesh, proscrito en Rusia y otros países— ha sido derrotado por el Ejército sirio con el apoyo de la aviación rusa, Washington puede proclamarse victorioso en el conflicto.

    "Estados Unidos ahora no tiene que huir asustado, ahora puede asegurar que ha ganado la guerra y puede hacerlo gracias a este truco ingenioso de Trump. Los norteamericanos así ya no tienen las manos atadas", señaló Mirzayán.

    A su entender, ahora la parte estadounidense busca llegar a un acuerdo que limitaría el poder de Asad a través de, por ejemplo, la descentralización o la inclusión de los miembros de la oposición en el Gobierno, pero es un proceso muy complejo.

    Es posible que después de que la crisis en Siria esté resuelta, algún otro país de Oriente Medio acabe en la mira de Washington. Según aseguró Mirzayán, el objetivo de Estados Unidos es la guerra en las fronteras de Irán. La salida de Trump de Siria no significa que pondrá fin a su 'querella' con Teherán.

    Te puede interesar: "EEUU declaró indirectamente una guerra a Rusia e Irán al controlar los drones en Siria"

    "Se irá probablemente de Siria, pero seguirá con su guerra en países como Líbano, Yemen, o incluso en la parte sur de Irak, para que Irán se sienta inquieto", concluyó.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    derrocamiento, Donald Trump, Bashar Asad, Siria, EEUU