05:40 GMT +311 Diciembre 2018
En directo
    Riad, la capital de Arabia Saudí

    Quién apunta la 'mira saudí' contra los altos mandos de Irán

    © AFP 2018 / Hassan Ammar
    Oriente Medio
    URL corto
    0 60

    Los altos funcionarios de la inteligencia saudí cercanos al príncipe heredero Mohammed bin Salman querían asesinar en 2017 a altos mandos iraníes, incluido un comandante de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica, reveló el periódico The New York Times. Descubre qué papel pudo haber jugado EEUU en la publicación de estos informes.

    Los altos funcionarios de la inteligencia saudí cercanos al príncipe heredero Mohammed bin Salman pidieron en 2017 que un pequeño grupo de emprendedores utilizara compañías privadas para asesinar a los enemigos iraníes del reino, incluido Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica, informó The New York Times.

    Más: "La política de Trump le dio a los saudíes la sensación de que lo tienen todo permitido"

    Además, el periódico estadounidense comunicó que los emprendedores lanzaron un plan valorado en 2.000 millones de dólares que implicaba el uso de agentes de inteligencia privados para sabotear la economía iraní.

    ¿Verdad o noticia falsa?

    El diplomático iraní Hossein Sheikholeslam, que el año pasado ocupó el cargo de consejero del jefe del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, considera que Arabia Saudí realmente está tratando de 'paralizar' a Irán prestando ayuda financiera a sus enemigos.

    Según el experto, el príncipe heredero tenía mucha prisa para ocupar el trono del reino y el asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi estropeó su futuro como rey.

    "Ellos [los saudíes] habían hablado en repetidas ocasiones que promoverían disturbios en Irán y complicarían la situación en el país persa. De eso trataban todas las declaraciones del príncipe", declaró Sheikholeslam en una entrevista con Sputnik.

    Además destacó que Arabia Saudí en realidad presta todo tipo de ayuda, incluida la financiera, a los Muyahidines del Pueblo de Irán —una organización de izquierda radical en exilio que aboga por derrocar la República Islámica de Irán-.

    También: "El atentado terrorista en Irán es obra de la CIA y Arabia Saudí"

    "Esta organización, así como el Mosad —un de las tres agencias de inteligencia de Israel- perpetraron varios sabotajes en Irán con ayuda de los saudíes. Su último atentado fue el que tuvo lugar en Ahvaz. Todas estas organizaciones oficialmente dicen que hay que paralizar a Irán. Por eso es posible que el artículo de The New York Times tenga algo que ver con la realidad", aseveró.

    A su vez el politólogo Hasan Royvaran subrayó que es poco probable que los saudíes hubieran elaborado un plan para acabar con Qasem Soleimani.

    "Es probable que estos informes no se correspondan con la realidad. Hay que tratar con cautela esta información [del periódico estadounidense]",  destacó el experto en una entrevista con Sputnik.

    EEUU busca ampliar el abismo entre Riad y Teherán

    Hasan Royvaran opina que el artículo del periódico estadounidense está estrechamente relacionado con la postura de una parte de los congresistas de EEUU a la que le desagrada el príncipe Mohammed bin Salman.

    "Los medios de comunicación en EEUU se dividen en dos grupos. Uno de esos grupos, en el que puede ser incluido The New York Times, se manifiesta en contra del príncipe saudí", enfatizó.

    Según el experto, algunos congresistas declararon que Mohammed bin Salman "daña los intereses nacionales de EEUU". Esta es la razón por la que The New York Times publicó su artículo, apunta.

    "Yo como residente de Irán confío en esta información y percibo esta noticia no como una propaganda contra el príncipe saudí sino como una realidad", aseveró.

    Más: La política de EEUU respecto a Irán "se sale de control"

    Además, Royvaran destacó que Arabia Saudí infligió un daño considerable a la economía de Irán con sus intentos de interferir en la situación interna del país persa.

    El experto recordó que tras la primera ola de sanciones estadounidenses muchas personas empezaron a comprar la divisa extranjera, lo que condujo a la depreciación de la moneda nacional de Irán.

    Como consecuencia el Gobierno iraní tomó la decisión de establecer un tribunal especializado en delitos económicos para detener a las personas implicadas en operaciones económicas dudosas. Durante una investigación se descubrió que estaban vinculadas con los Estados extranjeros.

    "Ahora se puede deducir que Arabia Saudí fue uno de sus patrocinadores. (…) Durante la primera etapa de sanciones al menos 20.000 millones de dólares fueron lanzados dentro del mercado [iraní]. La gente no podía tener tanta cantidad de efectivos, está claro que había alguien ayudando", señaló.

    También: El conflicto entre Irán y Arabia Saudí podría alcanzar un nivel nuclear

    Sin embargo, Royvaran agregó que no se puede asegurar al 100% que Mohammed bin Salman estaba detrás de este plan porque fue él quien exigió a la OPEP reducir la extracción de petróleo en 1 millón de barriles diarios.

    "Esta exigencia no correspondía absolutamente con la política de EEUU. Es posible que así Salman quisiera acercarse a Irán y el periódico estadounidense busque aumentar la distancia entre Irán y Arabia Saudí tras publicar esta noticia", concluyó.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    Mohamed bin Salman, economía, política, EEUU, Irán, Arabia Saudí