10:50 GMT +316 Noviembre 2018
En directo
    Yara Saleh, corresponsal de guerra siria

    "Soy la primera periodista siria en ser arrestada y capturada"

    © Sputnik / Ekaterina Yanson
    Oriente Medio
    URL corto
    2730

    La presentadora de televisión siria Yara Saleh, quien conoce la situación en Siria a fondo, ha contado a Sputnik las atrocidades de su captura por parte del Ejército Libre Sirio.

    La presentadora de 32 años trabaja en el canal público Al Ekhbariya. Empezó a cubrir los sucesos en el terreno ocho meses después del inicio del conflicto en marzo de 2011 y acompañó a las tropas del Gobierno durante dos años y medio en todas sus misiones.

    "Soy la primera periodista siria en usar el chaleco antibalas y el casco y la primera en ser capturada. También estuve entre los primeros periodistas sirios heridos en una misión", dice Yara Saleh a Sputnik.

    En respuesta a la pregunta de por qué eligió una profesión tan inusual para una mujer medioriental, Yara confesó que al principio ella y su fallecida colega y amiga Yara Abbas ni siquiera pensaban en lo que significa ser corresponsal de guerra. Como periodistas debían cubrir la entrada de las tropas sirias en las ciudades, acompañar a los observadores árabes y mostrar a los sirios y al mundo el testimonio de residentes locales en áreas capturadas por grupos armados, que Yara considera terroristas.

    "La guerra estaba cobrando impulso, las tropas tomaban cada vez más nuevas ciudades por asalto y empezó a aparecer mucha información errónea sobre la situación. Al Ejército le atribuían robo, destrucción, violencia y asesinatos. El Ejército sirio siempre era el culpable y los civiles siempre eran víctimas", relata Yara.

    Entonces, las dos Yaras comenzaron a seguir las tropas para documentar su entrada en cada ciudad y transmitir un informe verdadero sobre lo que pasaba. Más tarde, las dos mujeres empezaron a ser conocidas como corresponsales de guerra.

    Solo en 2013, el mundo comenzó a reconocer que aquellos que inicialmente habían sido representados como rebeldes pacíficos de hecho estaban armados. Desde 2011, Saleh y su equipo de filmación intentaban demostrar que la otra parte beligerante tenía armas y estas armas no estaban destinadas para la defensa sino para el ataque.

    Así, fueron atacados repetidamente por grupos armados, vieron la muerte, la destrucción, el temor de los civiles a los que en el futuro serían conocidos como Ejército Libre Sirio (ELS).

    Infierno en cautiverio por el Ejército Libre Sirio

    En el verano del 2012, su equipo de filmación conformado por cuatro personas fue capturado por el ELS cerca de la aldea de Al Tal, en un suburbio occidental de Damasco. Después de seis días en cautiverio, tres de ellos fueron liberados, pero el asistente del operador fue asesinado por los terroristas.

    Yara Saleh, corresponsal de guerra siria
    © Sputnik / Ekaterina Yanson
    Yara Saleh, corresponsal de guerra siria

    A Yara le obligaron a usar la burka, la humillaron, intentaron violar y prometieron descuartizar. La mujer asegura que no hay ninguna diferencia entre el ISIS —organización terrorista proscrita en Rusia— y el ELS.

    "Es impensable para mí que un sirio mate a otro. Estaba segura de que no eran sirios. Pero resultó que sí lo eran, y algunos de ellos incluso estudiaron conmigo antes de la guerra", señala Yara.

    Dos semanas después de ser liberada, Yara comenzó a trabajar de nuevo. Se enteró de la muerte de su colega Yara Abbas, vio a un colega herido y, después de dos años y medio, decidió abandonar la profesión de corresponsal de guerra.

    "Tenía un sentimiento de culpa por el destino de mis colegas. Tal vez fuera por mi coraje desesperado que me seguían y arriesgaban su propia vida. Mi madre también me pidió que dejara este trabajo, estaba muy preocupada por mí", concluye Yara y destaca que otra generación de periodistas ya llegó para sustituirla.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    Conflicto en Siria, guerra, periodismo, mujeres, Siria