11:43 GMT +322 Octubre 2018
En directo
    Militante del grupo de los hutíes

    Los hutíes impiden a hijos de Saleh salir de Yemen a bordo de avión de ONU

    © REUTERS / Khaled Abdullah
    Oriente Medio
    URL corto
    131

    DOHA (Sputnik) — Varios familiares del fallecido expresidente yemení, Alí Abdalá Saleh, incluidos dos hijos suyos, no pudieron abandonar el país después de que los insurgentes hutíes prohibieran el aterrizaje de un avión de la ONU en el aeropuerto de Sana, informó la agencia de noticias local Saba.

    Según una fuente diplomática de Jordania que cita el medio, la ONU, previo acuerdo con los hutíes, había enviado a Yemen un avión para sacar del país a los hermanos Salah y Madeen Saleh, así como a otros parientes del exmandatario que se encontraban encarcelados desde el asesinato de Alí Abdalá Saleh en diciembre del año pasado.

    No obstante, los hutíes prohibieron que el avión, que había despegado de la capital jordana, aterrizara en el aeropuerto de Sana, por lo que este tuvo que regresar a Amán.

    Los medios controlados por los rebeldes yemeníes informan que tras partir de Amán el avión hizo escala en la ciudad saudí de Yeda, donde fue sometido a una inspección rigurosa.

    La semana pasada los hutíes anunciaron su intención de poner en libertad a familiares de Saleh a condición de que abandonaran Yemen a bordo de un avión de las aerolíneas omaníes y se marcharan a la capital del sultanato.

    Sin embargo, la coalición de Arabia Saudí que controla actualmente el espacio aéreo de Yemen exigió que fuese un avión de la ONU, lo que los hutíes rechazaron.

    Además: Vídeo: llegan a la guerra en Yemen proyectiles de alta precisión

    El violento conflicto que se vive en Yemen desde 2014 se recrudeció a finales de 2017 después de que los rebeldes hutíes acusaran de traición a sus aliados en la lucha contra el Gobierno, apoyado por una coalición árabe bajo el mando de Riad, y mataran al exmandatario Alí Abdalá Saleh, quien había instado a luchar contra los insurgentes.

    Durante los 30 años de su gobierno en Yemen, Saleh ya se había enemistado contra con el movimiento hutí Ansar Alá.

    Después de su destitución durante la 'primavera árabe' de 2012, se pasó del lado de los hutíes que en 2014 se rebelaron contra el nuevo Gobierno yemení.

    Junto con los hutíes, los militares leales a Saleh participaron en un frente único en la guerra contra las fuerzas gubernamentales y la coalición árabe liderada por Arabia Saudí.

    Tras el asesinato del expresidente, su hijo mayor Ahmed logró escapar a Arabia Saudí y prometió vengar la muerte de su padre.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    hutíes, Ansar Alá, Yemen