00:41 GMT +321 Noviembre 2018
En directo
    Edificio destruido en la provincia siria de Idlib

    Idlib, el reto más difícil para el Ejército sirio y sus aliados

    © REUTERS / Ammar Abdullah
    Oriente Medio
    URL corto
    4403

    En un momento en el que el Ejército de Siria está a punto de acabar con los grupos armados ilegales y los combatientes del ISIS, organización proscrita en Rusia, en el suroeste del país, surgen dudas sobre cuáles serán los próximos pasos de Damasco.

    Para el columnista del medio ruso Izvestia Andréi Óntikov la respuesta es obvia: el próximo teatro de operaciones será la zona de distensión de Idlib. No obstante, destaca que allí Siria y sus aliados podrían enfrentarse a una seria prueba.

    La última zona

    Las operaciones antiterroristas siguen su curso en la zona de distensión de la provincia de Deraa. Allá aún queda un insignificante enclave del ISIS en la región, pero muchos de los combatientes de la oposición armada colaboran con el Gobierno o son transportados a la provincia de Idlib, en el norte del país.

    Tema relacionado: Israel, el principal derrotado tras la victoria de Asad en el sur de Siria (vídeo)

    Precisamente allí se encuentra la última zona de distensión de las cuatro que fueron acordadas tanto por Rusia, EEUU y Jordania como durante el proceso de Astaná.

    De hecho, el Ejército ya llevó a cabo varias operaciones antiterroristas en Idlib, así como en las provincias colindantes de Hama y Alepo. En aquella ocasión las fuerzas gubernamentales lograron liberar una serie de áreas de importancia estratégica y tomar bajo control el aeropuerto de Abu ad Duhur, señala Óntikov.

    Desde entonces, en mayo del mismo año, Rusia, Irán y Turquía establecieron allí puntos de observación para supervisar el cumplimiento del cese al fuego en el marco de los pactos de Astaná.

    Sin embargo, la situación en el área ahora es "relativamente más estable" y hay indicios de que será más difícil tomarla bajo control por la vía militar, afirma el columnista.

    Problema familiar

    Óntikov explica que una de las características que diferencian Idlib de las demás zonas de distensión es el hecho de que los combatientes de la oposición de todo el país fueron trasladados a esta región durante las treguas. Además, Idlib es 'la tierra natal' del Frente al Nusra, organización terrorista proscrita en Rusia.

    También: Asciende a 90 el número de poblados que se suman a la tregua en el suroeste de Siria

    No obstante, el columnista considera que este no será el principal reto para el Ejército sirio y las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia, que ya tienen experiencia en el conflicto. El problema es que junto con los terroristas también se trasladaron a Idlib sus familias.

    "Muchos observadores destacan que es difícil llamar a sus familias civiles. Hubo casos en los que los hijos de los terroristas de 10 o 12 años de edad decapitaban a los soldados sirios igual de bien que sus padres", explicó.

    Por esta razón Óntikov se muestra seguro de que una campaña militar en la región atraerá una oleada de críticas contra Damasco y Moscú, especialmente teniendo en cuenta que si el Gobierno sirio controlara Idlib, esto equivaldría a la derrota total de los terroristas en Siria.

    Obstáculos turcos

    Las Fuerzas Armadas de Siria ni siquiera acabaron aún su operación militar en el sur del país, pero el presidente turco ya expresó a su homólogo ruso sus preocupaciones por lo que ocurrirá después, señala el columnista.

    De acuerdo con él, la atención que Turquía presta a todo lo que ocurre en Idlib es completamente lógica: en el noroeste, esta provincia linda con el país otomano, mientras que en el norte toca con los territorios sirios que el Ejército turco tomó bajo control durante su operación contra los kurdos.

    Más: Ejército sirio pacta una tregua con milicias en el sur del país

    Considerando el hecho de que en la zona de distensión hay una gran cantidad de grupos de la llamada oposición armada que están bajo control de Turquía, una operación militar siria en la región podría desestabilizar la cooperación entre Moscú y Ankara, subraya el columnista.

    Por otra parte, en las últimas semanas la base aérea rusa en Hmeymim fue atacada por drones en múltiples ocasiones, añade Óntikov. No hubo víctimas o daños, pero los ataques provenían de la zona de distensión de Idlib, razón por la cual la presencia de extremistas en esta área "tampoco complace a Rusia".

    ¿Es posible una solución pacífica?

    El analista destaca que se hacen esfuerzos por solucionar la situación tan pacíficamente como sea posible, y el intercambio de combatientes prisioneros por los habitantes de Fua y Kefrai fue un importante avance en este sentido.

    De acuerdo con él, los medios árabes señalan que la evacuación de los civiles de estas dos ciudades no hubiera sido posible sin la intermediación de Rusia y Turquía. De hecho, Ankara propuso a Moscú su proyecto para solucionar el problema de Idlib en lo que los medios locales llamaron la Carta blanca.

    Además: Confesiones de un terrorista: "Nuestros jefes nos traicionaron" (vídeo)

    Uno de los pasos propuestos en la misiva, cuya existencia todavía no fue confirmada por Moscú, es llevar a cabo una conferencia de todos los grupos armados involucrados en Idlib, incluidos los terroristas. Según explica el autor, en el transcurso de esta conferencia los representantes turcos exigirían que los combatientes les entregaran su armamento mediano y pesado a cambio de la garantía rusa de que Damasco no iniciaría una operación militar en el área.

    En caso de que los medios locales tengan razón y exista esta carta, el documento puede coincidir con las exigencias de Moscú, que en reiteradas ocasiones llamó a diferenciar a la oposición armada de los grupos terroristas.

    "Y si consiguen convencer a los combatientes para que entreguen sus armas medianas y pesadas, esto realmente será un enorme avance", destaca Óntikov.

    Al mismo tiempo, el experto se muestra preocupado ante la posibilidad de que esta medida sea considerada como un intento por aplazar la toma de control de Idlib por parte de Damasco. En cualquier caso, destaca que son los medios de comunicación los que más discuten sobre los posibles escenarios para Idlib, y sus versiones se basan en la información filtrada por las distintas fuentes.

    Aunque se observen ciertos pasos reales para controlar la situación en Idlib como la liberación de los civiles de Fue y Kefrai, los verdaderos avances en esta dirección tendrán lugar después de la próxima cumbre del formato de Astana, que se celebrará a finales de julio en la ciudad rusa de Sochi.

    Relacionado: Un piloto ruso revela los secretos de la guerra de los túneles en Siria

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Atrocidades de los radicales: los presos liberados sirios relatan detalles de su cautiverio (vídeo)
    Cientos de radicales disconformes con la reconciliación abandonan Deraa en Siria
    Los radicales, la apuesta fallida de Israel en el sur de Siria
    Etiquetas:
    zona de distensión, terroristas, combates, guerra civil de Siria, Daesh, Idlib, Turquía, Siria, Rusia