06:05 GMT +317 Octubre 2018
En directo
    La vista a Manbij, Siria

    EEUU regala un nuevo territorio kurdo a Erdogan

    © REUTERS / Rodi Said
    Oriente Medio
    URL corto
    8104

    El 4 de junio, Turquía y EEUU aprobaron una hoja de ruta para la "estabilización" de Manbij, liberada del ISIS —autodenominado Estado Islámico, organización terrorista proscrita en Rusia y muchos países— por las milicias kurdas del YPG en junio de 2016.

    "Después de la derrota del ISIS, el naipe kurdo se convirtió para los estadounidenses en el más fuerte a la hora de mantener la tensión en Siria. Por otro lado, la asistencia activa a los kurdos ha agravado las ya difíciles relaciones con Ankara, uno de los aliados clave de la OTAN. De hecho, Washington tuvo que elegir entre dos aliados. Manbij deja en claro cuál fue la elección final", escribe el columnista del diario ruso Izvestia, Andréi Óntikov.

    "Nuevamente Washington, sin ninguna duda, descuidó los intereses de un aliado menor en favor de un aliado más fuerte", aseguró Dmitri Minin, columnista de La Fundación de Cultura Estratégica de Rusia.

    El 16 de junio entró en vigor un acuerdo alcanzado por el secretario de Estado, Mike Pompeo, y el ministro turco de Exteriores, Mevlut Cavusoglu, sobre el control conjunto de EEUU y Turquía sobre la zona alrededor de la ciudad de Manbij, en el norte de Siria. Las fuerzas de autodefensa de los kurdos sirios abandonan Manbij, afirmó el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, el 18 de junio. En su sustitución, las patrullas militares turcas entraron en la zona.

    Para Erdogan esto es ciertamente un buen regalo en vísperas de las próximas elecciones presidenciales y parlamentarias del 24 de junio, afirma Minin.

    Tema relacionado: EEUU: hoja de ruta para ciudad siria de Manbij incluye repliegue de milicias kurdas

    Y Rusia no se opone a ello. Según escribe Al Monitor, que cita a una fuente diplomática rusa de alto rango. Moscú es neutral respecto a los acuerdos turco-estadounidenses sobre Manbij y ve en ellos un deseo de Erdogan de asegurarse la victoria en las próximas elecciones presidenciales.

    "En el plano táctico, los eventos en la ciudad y la creciente presión de los turcos sobre los estadounidenses aportan a Rusia, si puede decirse así, un beneficio indirecto: el regreso de esas áreas bajo control de Damasco es imposible en esta fase, pero en Siria con Ankara al menos existe un diálogo constructivo, a diferencia de lo que pasa con Washington", recuerda Óntikov.

    Al mismo tiempo, los kurdos en general niegan su partida de Manbij, alegando que todavía están allí. La principal agencia de noticias kurda, Rudaw, publicó un artículo en el que se demostraría el error de la Casa Blanca en su apuesta por los aliados más fuertes pero poco confiables, en referencia a Ankara y Bagdad, mientras descuida a los kurdos, menos poderosos pero más leales. 

    El autor del artículo, David Romano, llega a asegurar que todas las fuerzas políticas kurdas son más "liberales y prooccidentales".

    "Bueno, los kurdos aún no se han dado cuenta de que los estadounidenses una vez más los han convertido en su moneda de cambio", insiste Minin.

    Sin embargo, según supunto de vista, los kurdos sí tienen razón en algo: es miope creer que los turcos, después de obtener el control de Manbij, ya están "en el bolsillo de Estados Unidos".

    Además: Quiénes son los kurdos: una nación en busca de su Estado

    "Turquía en la región tiene su propia agenda extensa, y las divergencias que tiene con Washington no se limitan a las concesiones territoriales concretas, incluso a expensas de otros. No es solo en Siria, sino también en Irak, en relación con Israel y la normalización del Oriente Medio, además de en el interés objetivo de Turquía en ampliar su cooperación económica con Irán y Rusia. Antes de las elecciones, Erdogan intentó no sacar demasiado estos temas. Pero después de su victoria casi garantizada y la transición a un sistema presidencial de poder en el país, los estadounidenses tendrán aún una oportunidad de maravillarse con lo "astuto que es Oriente", opina Minin.

    El experto afirma que Erdogan ha planteado las elecciones como una oportunidad para dar "una lección a Occidente".

    "Es decir, las ve de antemano como una confrontación con los aliados de la OTAN, y su futura victoria como un triunfo tanto sobre oponentes internos, como sobre Occidente", explica el experto ruso.

    El primer ministro turco, Binali Yildirim, ya anunció que después de la finalización de la operación en Manbij, Turquía comenzará a derrotar a las fuerzas kurdas en Kobane, Al Hasaka y Qamishli, con la intención de crear una vasta "zona de seguridad" en el norte de Siria.

    Más aquí: Turquía espera que EEUU colabore en retirada de formaciones kurdas de Manbij

    "Esto significa que Turquía planea tomar el control de todo el territorio de Rojava. Los estadounidenses no están listos para verlo. Para ellos, una cosa es intercambiar tierras ajenas en algunas partes, y otra muy distinta abandonar todo lo que se ha ganado. Para Estados Unidos esto equivale a una derrota de su curso regional", afirma Minin.

    Según sus pronósticos, EEUU tiene muy pocas posibilidades de ganarle esta partida a Turquía.

    "El error de cálculo de los estrategas de Washington es que para los turcos no es tan importante qué tamaño de territorio controlan en Siria, sino la eliminación de cualquier rudimento del Estado kurdo allí. La posesión de Manbij para ellos no es el objetivo, sino un medio para avanzar hacia las profundidades de Rojava. (…) Gracias a una diplomacia exitosa, los turcos lograron obtenerla pacíficamente. Y gracias a los estadounidenses. Sin embargo, si estos últimos deciden mantenerse en el camino del avance de Ankara hacia las líneas planificadas, no contarán con la gratitud turca en el futuro", concluye el experto de La Fundación de Cultura Estratégica de Rusia.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    La distribución de fuerzas en Siria
    EEUU y Turquía se enfrentan por la capital del Kurdistán sirio
    "Matamos a un gran número de kurdos": así la oposición siria y los turcos tomaron Afrín
    Etiquetas:
    kurdos, Manbij, Siria, EEUU