19:04 GMT +320 Octubre 2018
En directo
    Mohamed bin Salman, el príncipe heredero de Arabia Saudí

    Príncipe saudí: "Israel tiene derecho a su propia tierra"

    © AP Photo / Presidency Press Service
    Oriente Medio
    URL corto
    709

    Arabia Saudí no tiene ningún problema con los israelíes, además de compartir muchos intereses con Tel Aviv, declaró el príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman, en una entrevista con The Atlantic. Entre otras cosas, el futuro monarca habló sobre las relaciones de su país con Irán e Israel y del conflicto en Yemen.

    Israel

    "Creo que cada pueblo en cualquier parte del mundo tiene el derecho de vivir en su propia tierra en paz. Creo que tanto los palestinos como los israelíes tienen derecho a una tierra propia. Tenemos que conseguir un acuerdo de paz para asegurar la estabilidad para todos y mantener buenas relaciones", dijo.

    El ministro de Exteriores saudí, Adel Jubeir, en declaraciones a France 24 en diciembre de 2017 había declarado por su parte que Riad tiene una 'hoja de ruta' llamada iniciativa de paz árabe destinada a establecer relaciones normales con Tel Aviv.

    "Nuestra posición acerca de [la capitalidad de] Jerusalén siempre ha sido muy clara. Creemos en la solución de dos Estados basada en las resoluciones correspondientes de la ONU y la iniciativa de paz árabe. Creo que al fin y al cabo tendremos un Estado en las fronteras de 1967 con Jerusalén como capital", declaró el canciller saudí.

    Te puede interesar: Israel lanza una campaña internacional en defensa de Arabia Saudí

    Irán

    El príncipe saudí incluyó al país persa en el llamado 'triángulo del mal' junto a grupos como los Hermanos Musulmanes o Daesh —también conocido como Estado Islámico—, ambos proscritos en Rusia y otros países.

    Asimismo, el futuro monarca reiteró que el Líder Supremo de Irán, Alí Jamenei, es peor que el líder de la Alemania nazi, Adolf Hitler, una comparación que Mohamed bin Salman ya hizo en una entrevista con The New York Times en noviembre de 2017.

    "Creo que el Líder Supremo de Irán hace que Hitler parezca un hombre bueno. Hitler no hacía lo que el Líder Supremo persa está tratando de hacer. Hitler trató de conquistar Europa. El Líder Supremo de Irán, a su vez, trata de conquistar el mundo entero", afirmó a The Atlantic.

    No te lo pierdas: La estrategia saudí en Irán: "una política condenada al fracaso"

    "Él es el Hitler de Oriente Medio. En los años 1920 y 1930 nadie vio a Hitler como una amenaza. Hubo muy pocos que así lo percibieron. Fue así antes de que empezara [la Segunda Guerra Mundial]. No queremos que lo que pasó en Europa pase en Oriente Medio", manifestó el príncipe.

    En una entrevista con Wall Street Journal, publicada el 29 de marzo, el príncipe saudí advirtió de una posible guerra con Irán dentro de 10 o 15 años. Asimismo, pidió que la comunidad internacional ejerciera más presión sobre Teherán para evitar una confrontación militar.

    Las autoridades de Arabia Saudí acusan a Irán de suministrar armas ilegalmente —incluidos misiles— a la insurgencia de Yemen, país que está inmerso en una guerra civil desde el año 2014.

    Más aquí: "Quedarán solo dos ciudades": la clara advertencia de Irán a los saudíes

    Yemen

    Según Bin Salman, la intervención militar saudí en Yemen no complica la situación en este país sino que, al contrario, persigue llevar la estabilidad y ayudar al 'Gobierno legítimo'.

    "Arabia Saudí está tratando de ayudar al pueblo de Yemen. Lo que quiero decir es que en Oriente Medio no hay lo que podríamos llamar 'buenas decisiones' y 'malas decisiones'. A veces tienes que elegir entre 'malas decisiones' y 'decisiones peores'. A veces hay que tomar esa 'mala decisión'", explicó el príncipe, que aclaró que preferiría responder a preguntas sobre economía e inversiones de Riad que sobre Yemen.

    La coalición encabezada por Arabia Saudí desde marzo de 2015 apoya a las autoridades de Yemen y bombardea las posiciones de los insurgentes.

    El violento conflicto se recrudeció a principios de diciembre de 2017, cuando los rebeldes hutíes del movimiento Ansar Alá acusaron de traición a sus aliados en la lucha contra el Gobierno y mataron al expresidente yemení Alí Abdalá Saleh, quien acababa de pedir que se luchara contra los insurgentes.

    Según la ONU, al menos 10.000 personas han muerto y unas 40.000 han resultado heridas en la guerra yemení.

    Te puede interesar: Lluvia de misiles en Arabia Saudí: publican vídeos de los impactos e interceptaciones

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Israel invita al príncipe saudí Mohamad bin Salmán a visitar el país
    'Con Irán no se bromea': un mensaje claro a Israel, EEUU y Arabia Saudí
    El opaco futuro que le espera a Arabia Saudí
    Etiquetas:
    Mohamed bin Salman, Yemen, Irán, Israel, Arabia Saudí