En directo
    Un mortero M-240, foto de archivo

    En Siria los supermorteros sepultan a terroristas en sus "agujeros de ratas" (fotos)

    CC BY-SA 3.0 / ShinePhantom / M-240 mortar in Technical museum Togliatti
    Oriente Medio
    URL corto
    Rossiyskaya Gazeta
    141122

    Según los expertos, un mortero de este tipo (M-240) es capaz de destruir por completo de solo un golpe un túnel de los terroristas.

    Este arma, diseñada en la URSS en la década de los 40, no solo lanza proyectiles de 130 kilogramos, sino también los más pesados, de 230 kg, algo que garantiza la destrucción total de casi cualquier objetivo.

    El ataque contra un búnker o fortín garantiza casi el 100% de destrucción de un objeto enemigo. Los terroristas no pueden escapar, incluso escondiéndose en sus "agujeros de rata" bajo tierra, destaca el medio ruso Rossiyskaya gazeta.

    Los expertos militares también destacan la alta precisión que tiene el M-240. Aunque el peso de las municiones reduce la velocidad de disparo del supermortero soviético, las fuerzas gubernamentales sirias consiguieron resolver el problema con mecanizar el proceso de recarga a través del uso de un camión equipado con una grúa.

    El M-240 entró en servicio en el año 1950. Durante la presidencia de Hafez Asad, el padre del actual líder sirio, Bashar Asad, la URSS suministró varios tipos de armas —entre ellos, los M-240— al país árabe. Siria e Irak son los únicos países del mundo que tienen en servicio estos morteros. En cuanto a Rusia, los sustituyó por los obuses autopropulsados 2S4 Tiulpan. El M-240 tiene un alcance de hasta 9.650 metros y puede lograr una velocidad máxima de 40 km/h.

    Además:

    Medio turco: un buque de la Armada rusa cargado de armas se dirige a Siria (vídeo)
    Rusia ensayó en Siria más de 200 piezas de armamento
    Putin: la operación en Siria mostró que algunas armas rusas no tienen paragón
    Putin elogia la eficacia de las armas rusas en la operación en Siria
    Etiquetas:
    mortero, M-240, URSS, Guta Oriental, Siria
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik