01:25 GMT +313 Noviembre 2018
En directo
    Militares estadounidenses en Manbij, foto de archivo

    "EEUU se verá obligado a retirar a sus militares de Manbij"

    © AFP 2018 / Delil Souleiman
    Oriente Medio
    URL corto
    6500

    Las tropas estadounidenses van a quedarse en Siria "indefinidamente" para ayudar a las milicias kurdas a establecer el control sobre el territorio, según declaró el comandante del Mando Central de EEUU, Joseph Votel.

    A su vez, Turquía indicó que el Ejército del país otomano tiene previsto perseguir a los kurdos hasta los territorios ubicados al este del Éufrates. Pero, ¿cómo puede influir este escenario en el diálogo entre Turquía y EEUU?

    Pese a los planes de Washington para quedarse en Siria, el ministro de Exteriores turco, Mevlut Chavusoglu, subrayó que los estadounidenses tienen que dejar de suministrar armas a los kurdos —a los que Ankara considera terroristas— y abandonar Manbij. Según informaciones de los medios locales, los estadounidenses están en la zona desde aproximadamente el año 2016 y en febrero de 2017 el contingente se reforzó con blindados Cougar y Stryker. La presencia de tropas estadounidenses en Manbij fue descrita en detalle por The Washington Post. 

    Tropas estadounidenses en Manbij
    © AFP 2018 / Delil Souleiman
    Tropas estadounidenses en Manbij

    El 20 de enero, Turquía lanzó la Operación Rama de Olivo, que tiene por objeto expulsar a las agrupaciones terroristas de la ciudad siria de Afrín.

    "Estaremos en Siria hasta que pongamos fin al terrorismo, hasta que se agote. Y luego, entregaremos estos territorios a sus verdaderos dueños. Los llamamientos para poner fin a la operación no tienen ningún sentido para nosotros. De donde provenga la amenaza terrorista —ya sea Sinjar, Kandil, Manbij o el este del Éufrates— vamos a derrotarla", declaró Chavusoglu a los medios locales. 

    Por su parte, el primer ministro turco, Binali Yildirim, mostró su descontento con el hecho de que Washington suministre armas a las Unidades de Protección Popular (YPG). Según Ankara, tanto las YPG como la Unidad Demócrata están vinculadas al Partido de los Trabajadores del Kurdistán, considerado terrorista en Turquía.

    "Resulta sorprendente que un país miembro de la OTAN apoye directa o indirectamente a las unidades armadas que amenazan las fronteras de la Alianza. Es un enfoque inaceptable", afirmó Yildirlim.

    Según declaró a la cadena RT el experto Guevorg Mirzayán, Erdogan intensificará la lucha por el control de los territorios kurdos en un futuro próximo.

    "Erdogan no se puede rendir debido a la situación interna en Turquía. Si dijo que iba a expulsar a los kurdos de todo el territorio de Siria, tiene que hacerlo, en otro caso, tendrá graves problemas internos", explicó. Agregó que "los estadounidenses no tienen nada que ofrecerle a cambio". Mirzayán subrayó que EEUU tampoco tiene muchas opciones y probablemente fortalecerá sus defensas en Manbij con la esperanza de que los militares turcos no entren en la ciudad.

    "Los estadounidenses, a su vez, están aislados. Ya entregaron a los kurdos de Afrín y declararon que dejaron de suministrarles armas, pero si siguen así y Erdogan continúa presionando a Washington, EEUU se verá obligado a retirar a sus militares de Manbij o dejarlos allí con la esperanza de que los turcos no lleguen a su base militar", informó a RT.

    También indicó que un enfrentamiento directo entre EEUU y Turquía solo puede producirse si los acontecimientos toman un giro dramático. 

    "Las partes van a hacer todo lo que puedan para que esto no ocurra. Un conflicto militar entre dos aliados de la OTAN es una muy muy mala señal. Ya aparecieron informaciones en la red de que varios militares estadounidenses fallecieron en un ataque turco, pero las partes lo niegan para no sentar un precedente", concluyó Mirzayán.

    A su vez, el politólogo Stanislav Tarásov, editor en jefe de la agencia Regnum, declaró a RT que la nueva espiral del conflicto en Siria tiene que ver con las discrepacncias de EEUU y Turquía hacia los kurdos. 

    "Todo se basa en una paradoja: los turcos los consideran terroristas, mientras que Washington cree que los kurdos son sus aliados [en la lucha contra Daesh, proscrito en Rusia y otros países]", explicó. 

    Según el experto, Turquía no conseguirá que la presión sobre EEUU surta efecto ya que Washington ha decidido hacerse con estos territorios de Siria para un —supuesto— ataque posterior contra Irán. 

    Lea más: Revelan los detalles de la operación turca contra los kurdos en Siria

    "Los estadounidenses no van a abandonar Siria y declaran que su presencia en el país es a largo plazo. Turquía tendrá que encontrar una salida a la situación", aseguró. Al mismo tiempo, subrayó que "ya tiene lugar" un conflicto militar entre Ankara y Washington, pero es de carácter indirecto, ya que un ataque de Turquía contra su aliado significaría la disolución de la OTAN. 

    "Turquía presiona a los estadounidenses con su estatus de socio indispensable en Oriente Medio, donde ya refuerzan sus posiciones Irán y Rusia", concluyó.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    EEUU: la operación turca en Afrín puede agravar el conflicto en Siria
    Rusia: EEUU no ha cumplido ninguna de sus promesas a Turquía respecto a formaciones kurdas en Siria
    Turquía insta a EEUU a cesar apoyo a kurdos sirios para evitar enfrentamiento con Ankara
    Canciller turco: es pronto para hablar con EEUU de zona de seguridad al norte de Siria
    Etiquetas:
    kurdos, Manbij, Turquía, Siria, EEUU