05:48 GMT +315 Diciembre 2017
En directo
    La destrucción en Siria (archivo)

    Daesh coloca minas en monumentos históricos de Rasafa durante su retirada

    © AP Photo/ Hassan Ammar
    Oriente Medio
    URL corto
    0 0 0

    RASAFA, SIRIA (Sputnik) — Los combatientes de Daesh (autoproclamado Estado Islámico, prohibido en Rusia y otros países) instalaron bombas durante su retirada en monumentos históricos en la ciudad fantasma Rasafa, cuyo valor es equivalente al de la célebre Palmira, comentó a la prensa un funcionario de la ciudad-museo, Abdula Vitar.

    "Las puertas de la ciudad, la cuidadela, la catedral de San Sergio, la Basílica y los pozos antiguos, los muros y torres de la ciudad, todo está lleno de minas", lamentó.

    El museólogo comentó que "dos semanas atrás Rasafa estaba en poder de los combatientes de Daesh".

    "Los soldados del Ejército gubernamental de Siria, con apoyo de la aviación rusa, devolvieron al mundo esta antigua ciudad que tiene más de 1.500 años", afirmó.

    Vitar recordó que antes de la guerra la ciudad era un centro de peregrinaje en la provincia de Al Raqa, a donde acudían decenas de miles de creyentes, puesto que aquí, según las tradiciones, fue ejecutado el legionario romano cristiano Sergio, santo de las iglesias ortodoxa y católica.

    El peligro de que la ciudad museo sea objeto de bombardeos permanece vigente, la línea de enfrentamiento entre el Ejercito sirio y los terroristas se encuentra a 25 kilómetros, pero el historiador está convencido que en pocos meses los arqueólogos y científicos podrán visitar Rasafa, puesto que los zapadores comenzarán el desminado de los santuarios cristianos próximamente.

    Además:

    Ministerio de Defensa ruso emite un vídeo de los monumentos destruidos por Daesh en Palmira
    Unos 300 monumentos arqueológicos de Siria, destruidos durante la guerra
    Experto ruso tilda de desafío la destrucción del arco de Palmira
    Etiquetas:
    cultura, destrucción, monumentos, Daesh, Siria
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik