08:07 GMT +320 Octubre 2017
En directo
    La salida del sol en la isla de Tirán

    Cómo Egipto, Arabia Saudí e Israel trataron de repartirse dos islas

    © Sputnik/ Antón Denisov
    Oriente Medio
    URL corto
    162031

    Egipto, Arabia Saudí e Israel están a punto de resolver la disputa territorial de las islas Tirán y Sanafir, que ha durado más de medio siglo. Sin embargo, mientras que el presidente del país africano, Abdelfatah al Sisi, firma el acuerdo con Arabia Saudí, la sociedad egipcia se manifiesta.

    El Parlamento de Egipto ratificó el acuerdo y aprobó la transferencia de Tirán y Sanafir a Arabia Saudí el 14 de junio. Además, las autoridades egipcias han reforzado el control de Tirán, prohibiendo la pesca o la organización de viajes de buceo cerca de la isla, popular entre los turistas.

    Sin embargo, el Tribunal Administrativo de Egipto (el órgano judicial encargado de conocer y resolver los recursos de casación) anuló el acuerdo en enero de 2017, declarando que el Gobierno egipcio no logró presentar los documentos necesarios para comprobar la soberanía saudí de dichas islas.

    Posteriormente, el Gobierno de Egipto se dirigió a la Corte Suprema Constitucional para apelar esta sentencia. Esta es la última opción a la hora de presentar un recurso sobre las decisiones del Tribunal Administrativo. En esta apelación, el Gobierno ha recordado que el Poder Judicial carece de la capacidad para revisar los acuerdos firmados entre el presidente del país y otros Estados. 

    La Corte Constitucional anunció que se reunirá el 30 de julio para decidir. Las consecuencias de la decisión final de esta institución todavía no están claras, mientras que el Parlamento ya ha ratificado el acuerdo. No obstante, ciudadanos egipcios en varias partes del país, convencidos de que los políticos están vendiendo su territorio, han salido a las calles para protestar esta decisión, coreando consignas como "Tirán y Sanafir pertenecen a Egipto".

    Egipto y Arabia Saudí firmaron en abril de 2016 un acuerdo sobre la determinación de la frontera marítima entre los dos países. Mientras que la monarquía árabe se quedará con dos las islas, Egipto obtendrá una zona económica exclusiva en el mar Rojo, lo que proporcionará a este país oportunidades adicionales para la explotación de recursos naturales, una vez esté firmado y ratificado el acuerdo.

    Además: Egipto y Arabia Saudí construirán un puente sobre el mar Rojo

    De acuerdo con los detalles publicados en la prensa local, Israel fue informado de todo el proceso antes de concertar el acuerdo. El paso libre por el golfo de Áqaba es un asunto extremadamente crítico para Israel, ya que conecta el puerto de Eilat con el mar Rojo. Israel, que intentó ocupar las islas dos veces —primero, en 1957 y luego en 1967- ha manifestado sus preocupaciones por este traslado. No obstante, durante las negociaciones sobre las islas, Israel recibió garantías exclusivas de que la transferencia de las islas a Arabia Saudí no aumentará el riesgo en la zona.

    "Vamos a respetar todos los acuerdos internacionales firmados por Egipto en relación con las islas", declaró el ministro de Relaciones Exteriores de Arabia Saudí, Adel el Jubeir. Para los analistas políticos israelíes esta promesa significa el reconocimiento implícito de los Acuerdos de Camp David por parte de Riad.

    Asimismo, Riad aseguró a El Cairo y Tel Aviv que la transferencia de Tirán y Sanafir no se utilizará con fines militares. En la isla de Tirán siguen desplegados las fuerzas de paz liderados por EEUU. El futuro de esta unidad militar se deja en manos de Arabia Saudí. Sin embargo, es posible que la situación actual se mantenga debido a la estrecha relación entre Arabia Saudí y EEUU.

    Frontera entre Israle y Egipto (archivo)
    © REUTERS/ Nir Elias/Files
    Las islas de Tirán y Sanafir tienen un gran valor económico tanto para Egipto, como para Arabia Saudí e Israel. El estrecho de Tirán sirve de acceso a los océanos del mundo para los barcos desde el golfo de Áqaba, en conformidad con los acuerdos internacionales. Debido a esta situación especial, el estrecho es el único canal en el que los barcos israelíes pueden navegar desde el puerto de Eilat.

    Las islas son una importante ruta marítima a los puertos principales de Áqaba (Jordania) y Eilat (Israel).

    Lea más: ¿Habrá una nueva guerra en el golfo Pérsico? Egipto responde

    Tirán y Sanafir forman parte también de la 'zona C', que está definida por el tratado de paz entre Israel y Egipto, por eso las islas carecen de policía civil, allí solo pueden ser desplegadas fuerzas de paz internacionales. En 2003, Israel envió una solicitud formal a Egipto para que desmonte sus dispositivos que servían para controlar la navegación en la región, pero su petición fue negada.

    Las islas de Tirán y Sanafir se ubican en la parte norte del mar Rojo. El islote Sanafir, de 33 kilómetros cuadrados, se encuentra al este del estrecho de Tirán, que separa el mar Rojo del golfo de Áqaba. La superficie de la isla de Tirán es 80 kilómetros cuadrados. Ambas islas son muy atractivas para los turistas de todo el mundo gracias a sus aguas cristalinas, arrecifes de coral, peces de colores y raras tortugas marinas — en peligro de extinción- moluscos, equinodermos y algas.

    Además:

    "La incitación al conflicto en el golfo Pérsico beneficia a Israel"
    Israel y Arabia Saudí negocian establecer vínculos económicos
    El secreto del dominio aéreo de Israel en Oriente Próximo
    Etiquetas:
    disputa territorial, mar Rojo, El Cairo, Tel Aviv, Arabia Saudí, Israel, Egipto
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik