En directo
    Los combatientes de la oposición armada siria en Alepo

    Damasco define condiciones para el diálogo con la oposición armada

    © AFP 2017/ Fadi al-Halabi
    Oriente Medio
    URL corto
    0 15820

    MOSCÚ (Sputnik) — El presidente sirio, Bashar Asad, explicó en entrevista con Sputnik cuáles serían las condiciones para establecer un diálogo con la oposición armada.

    "Somos muy pragmáticos al respecto, por ello decimos: sentémonos con cualquiera que pueda cambiar la situación mediante dos métodos; el primero, cesar los asesinatos, (…) el segundo, tener un deseo de debatir el tema desde el punto de vista político, pudiendo hablar de cualquier cosa", señaló el mandatario.

    Asad señaló que el cese de los asesinatos "es una prioridad para cualquier sirio, no solo para el Gobierno, sino para todo sirio".

    "Si le pregunta a cualquiera, le dirá que necesitamos seguridad, precisamos estabilidad, es la condición primera", aseveró.

    Respecto al diálogo político, los opositores podrán "hablar de la Constitución, el futuro de Siria, el sistema político deseado, el sistema económico, sobre cualquier cosa que sea viable", afirmó el presidente.

    "No será algo complejo en estos tiempos, pero sin estabilidad no es posible alcanzar nada en cualquier tipo de diálogo, por lo que afirmé que pasamos a los diálogos directos con los combatientes, no es algo que nos agrade mucho (…) pero por el momento es lo más efectivo", comentó.

    El presidente sirio especificó que no dialogaría con insurgentes, sino con la oposición política.

    "Conversaré con la oposición que no esté vinculada a Catar, Arabia Saudí o Francia, digamos", apuntó.

    ¿Qué sentido tendría dialogar con "alguien que no tiene ninguna influencia sobre la realidad de Siria"? cuestionó Asad.

    "¿A qué acuerdo podríamos llegar? Es una simple pérdida de tiempo", puntualizó.

    Además el presidente de Siria acusó a Occidente y a sus aliados de utilizar las negociaciones de Ginebra y Astaná como paraguas político para los terroristas.

    Según Asad, una parte de los participantes de las negociaciones en esas dos ciudades, Rusia, Irán y "por supuesto, la propia Siria, persiguen el objetivo de lograr la paz, respetan la soberanía de Siria, confían en su unidad y siguen la Carta Magna de la ONU y sus resoluciones".

    "Pero miran al otro bando que participa en las negociaciones, al bloque occidental, sus aliados en la región y las fuerzas que lo apoyan, verán que están a favor de la otra parte, ellos utilizan esas citas solo en calidad de paraguas político para camuflar a los terroristas y no para lograr una solución política", dijo el líder sirio.

    Al referirse al diálogo de Ginebra, el mandatario lo catalogó de fallido desde el inicio, aunque puede devenir una iniciativa positiva, como en el caso de las reuniones de Astaná.

    En este contexto, destacó el aporte de Siria, Rusia e Irán, que "buscan encontrar una resolución pacífica, respetan la soberanía de Siria, la Carta de la ONU y las resoluciones del Consejo de Seguridad".

    Asad aseguró que su Gobierno está dispuesto a sentarse a la mesa de negociaciones con cualquier representante de los grupos terroristas, siempre y cuando ellos prometan deponer las armas y volver a la vida normal, a cambio las autoridades de Siria les garantizan la amnistía.

    "En caso contrario, los que no sean parte del proceso de armisticio, pueden ir a donde quieran, y es lo que está pasando hoy, ayer y a diario, algo que ayudó a la estabilidad en muchas zonas de Siria y minó las posiciones de los terroristas y sus patrocinadores", advirtió el mandatario.

    El líder sirio reiteró que su Gobierno está dispuesto a negociar "con todo el que ayude a parar la masacre en Siria, con cualquiera", sin ningún tipo de problemas ni tabú. 

    Siria saluda la propuesta de Kazajistán para ampliar el número de países implicados en el proceso negociador de Astaná, dijo Bashar Asad.

    "Es positivo invitar a cualquiera que quiera unirse; apoyo lo anunciado por altos cargos de Kazajistán para ampliar la participación en Astaná", dijo.

    El presidente añadió que "cuanto más países tengamos, mejor".

    A juicio de Asad, mientras varios países apoyan las negociaciones en Astaná, lo que "defiende esta iniciativa y aumenta la posibilidad de éxito", otros se oponen a este proceso.

    "Pero si participan (en estas negociaciones), se les puede decir: ustedes forman parte de este problema y deben ayudar", señaló el presidente sirio al apuntar que la plataforma de Astaná permite a otros países no solo hablar, sino también contribuir al proceso de paz.

    Asad no descartó celebrar en el futuro una reunión trilateral con sus homólogos ruso e iraní.

    Lea más: Damasco responsabiliza a la oposición armada del aumento de la tensión en Siria

    "No se trata del nivel, porque quienquiera negocie, cualquier funcionario, representa al Gobierno y al Estado; tal vez, si en el futuro surge la necesidad de hacerlo, claro que es una buena idea", dijo al comentar la posibilidad de una reunión entre los líderes de Siria, Irán y Rusia.

     

    Contamos lo que otros callan

    Busca en Twitter a SputnikMundo y descubre las noticias más actuales del acontecer mundial. Suscríbete para mantenerte al tanto.

    Además:

    Ministro de Exteriores turco alienta a oposición siria a participar en diálogos de Astaná
    Oposición siria se pronuncia a favor de posible acción militar de EEUU en Siria
    Asad: no hay oposición moderada en Siria
    Etiquetas:
    rebeldes, Ejército Libre Sirio, Bashar Asad, Siria
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik