10:58 GMT +311 Diciembre 2017
En directo
    Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia

    Lavrov atribuye a la presión de los oponentes de Trump las "acusaciones gratuitas" contra Rusia

    © Sputnik/ Maxim Blinov
    Oriente Medio
    URL corto
    0 10

    MOSCÚ (Sputnik) — El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, atribuyó a la presión de los detractores de Donald Trump las "acusaciones gratuitas" que la nueva Administración de EEUU hace contra Rusia.

    "La Casa Blanca, presionada por los adversarios de Trump, se ve obligada periódicamente a hacer declaraciones con acusaciones gratuitas contra nosotros", dijo Lavrov en rueda de prensa.

    El ministro mencionó que la Casa Blanca volvió a acusar a Rusia la víspera de la intromisión en las elecciones de Montenegro y de participar en una campaña de desinformación para ayudar al presidente de Siria, Bashar Asad, a eludir la responsabilidad por el ataque químico.

    Con respecto a su encuentro con el secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, quien visitó Moscú el 11 y el 12 de abril, Lavrov calificó de útiles las conversaciones porque permitieron a su interlocutor entender mejor los planteamientos de Rusia.

    "Empezaremos a crear en la práctica mecanismos de diálogo, lo que de por sí es importante", señaló el ministro, aunque al mismo tiempo reconoció que la normalización de los contactos entre Moscú y Washington "no será un proceso rápido".

    Lea también: ¿A quién beneficia el presunto ataque con gas sarín en Siria?

    En la madrugada del 7 de abril, EEUU lanzó decenas de misiles de crucero Tomahawk desde dos buques de guerra emplazados en el Mediterráneo contra la base aérea de Shairat, en la provincia siria de Homs.

    ​El ataque, que provocó de cuatro a diez muertos según diversas fuentes además de destruir un radar y seis aviones de combate, fue presentado como represalia al uso de un gas tóxico en la provincia de Idlib, del que Washington culpa a Damasco.

    Según EEUU, los aviones sirios habían salido del aeródromo de Shairat para bombardear la localidad de Jan Sheijun donde el empleo de agentes químicos, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) causó el 4 de abril más de 80 muertos y medio millar de intoxicados, entre ellos muchos niños.

    Rusia sostiene que el ataque constituye una agresión contra un Estado soberano e insiste en una investigación imparcial de lo ocurrido en Jan Sheijun.

    El Gobierno de Siria, que se unió a la Convención sobre las Armas Químicas en agosto de 2013, sostiene que no empleó sustancias tóxicas contra nadie —ni en Jan Sheijun ni en cualquier otra parte— y responsabilizó de los hechos a los terroristas.

    Bombardero Tu-160 (archivo)
    © Foto: Ministry of defence of the Russian Federation
    Las sustancias tóxicas fueron retiradas de Siria gracias a un acuerdo entre Moscú y Washington y la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) anunció su total destrucción en enero de 2016.

    No obstante, el Departamento de Estado de EEUU publicó en junio de 2016 un informe que acusaba a Siria de seguir empleando armas químicas contra la población.

    Por su parte, el entonces Alto Representante Interino de la ONU para Asuntos de Desarme, Kim Won-soo, declaró que los expertos de Naciones Unidas siguen sin poder confirmar la total destrucción en territorio de Siria de las instalaciones para la producción de armas químicas. 

    Contamos lo que otros callan

    Busca en Twitter a SputnikMundo y descubre las noticias más actuales del acontecer mundial. Suscríbete para mantenerte al tanto.

    Además:

    Los comunistas rusos acusan a Trump de "crímenes de guerra" por el ataque en Siria
    Lavrov: los ataques de EEUU a Siria son contrarios a la lucha antiterrorista
    Trump dice que su ataque contra la base aérea en Siria fue "asombroso y genial"
    Etiquetas:
    Shairat (base militar), Siria, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik