En directo
    Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia (archivo)

    Rusia resta credibilidad a datos sobre Idlib de Cascos Blancos y OSDH

    © Sputnik/ Natalia Seliviorstova
    Oriente Medio
    URL corto
    0 74450

    MOSCÚ (Sputnik) — El Ministerio de Exteriores de Rusia restó credibilidad a los informes sobre el supuesto ataque químico en Idlib proporcionados por los Cascos Blancos y el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH).

    "Todos los datos falsificados sobre el tema provienen de los tristemente conocidos Cascos Blancos y el impresentable Observatorio sirio para Derechos Humanos con sede en Londres", declaró la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova.

    Precisó que no es posible fiarse de estas organizaciones ya que "socavaron la confianza en sí mismas en numerosas ocasiones".

    "Es imposible aprobar decisiones de largo plazo y obligatorias para cumplir con base en los informes de estas organizaciones", afirmó Zajárova.

    La portavoz precisó que los dos organismos ofrecen datos contradictorios sobre el ataque en Idlib.

    "Los Cascos Blancos siempre se contradicen en sus testimonios y todo el tiempo cambian la versión de lo sucedido, dicen que los bombardeos se lanzaron desde un avión y luego desde un helicóptero, denuncian la aplicación de cloro o de sarín, cambian los datos sobre el número de las víctimas", explicó.

    El pasado martes la Coalición Nacional de Fuerzas Opositoras y Revolucionarias de Siria denunció 80 muertos y 200 heridos a causa de un ataque químico por las tropas gubernamentales en la ciudad de Jan Sheijun, en la provincia de Idlib.

    Más tarde una fuente en las Fuerzas Armadas de Siria informó que el Ejército no tiene armas químicas y que las declaraciones de la oposición son propaganda antigubernamental.

    El Ministerio de Defensa de Rusia informó que la aviación siria atacó depósitos de municiones de los terroristas cerca de Jan Sheijun en los que había almacenadas armas químicas cuyo destino era Irak.

    La investigación de lo ocurrido en la provincia siria de Idlib está a cargo de la ONU y la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas que no han determinado todavía a los posibles culpables del ataque.

    Siria se unió a la Convención sobre las Armas Químicas después de que en agosto de 2013 en el arrabal damasceno de Guta varios centenares de personas fueron víctimas de un brutal ataque químico.

    Su renuncia a las armas químicas fue resultado del acuerdo de EEUU y Rusia sobre la destrucción de esos arsenales bajo control de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), lo cual permitió evitar la intervención de Estados Unidos en Siria y le granjeó a la organización el Premio Nobel de la Paz 2013.

    Las armas químicas fueron evacuadas del territorio sirio y en enero de 2016 la OPAQ anunció su total destrucción.

    No obstante, en el junio de 2016 el Departamento de Estado de EEUU publicó un informe que acusaba a Siria de seguir empleando armas químicas contra sus propios ciudadanos y que podría seguir almacenando armamento químico.

    Lea más: Cascos Blancos: ¿rescatistas o cómplices de Occidente?

    Por su parte, el entonces Alto Representante Interino de la ONU para Asuntos de Desarme, Kim Won-soo, declaró que los expertos de Naciones Unidas siguen sin poder confirmar la total destrucción en territorio de Siria de las instalaciones para la producción de armas químicas.

    Contamos lo que otros callan

    Busca en Twitter a SputnikMundo y descubre las noticias más actuales del acontecer mundial. Suscríbete para mantenerte al tanto.

    Además:

    Experto: las acusaciones contra el Ejército sirio de ataque químico carecen de pruebas
    Defensa rusa desmiente el bombardeo de sus aviones a la localidad siria de Jan Sheijun
    Etiquetas:
    Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajárova, Siria, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik