17:50 GMT +313 Diciembre 2017
En directo
    La localidad de Guta Oriental, suburbio de Damasco (Archivo)

    Siria acusa a Francia del ataque con gas sarín en 2013

    © REUTERS/ Bassam Khabieh
    Oriente Medio
    URL corto
    5150

    El ataque con gas sarín en la localidad siria de Guta —también conocido como 'masacre de Guta'— se cobró la vida de unas 1.500 personas y fue organizada por los servicios de inteligencia franceses, denunció el representante permanente sirio ante la ONU, Bashar Jaafari, citado por The Independent.

    El funcionario afirmó que el uso de armas químicas contra la población civil formaba parte del plan para desviar la atención de los inspectores de Naciones Unidas de otro incidente que había sido perpetrado por los opositores.

    "El uso de armas químicas en las cercanías de Damasco tenía como objetivo evitar que el doctor Ake Sellström, inspector de la ONU, visitase Alepo, porque Francia era consciente de quién había usado armas químicas en esa localidad", dijo Jaafari.

    El representante permanente sirio en la ONU aseveró que Francia quiso impedirle a Sellström llegar a Alepo a toda costa, de manera que utilizaron armas químicas en Damasco con la participación de la inteligencia gala.

    El representante permanente de Francia ante la ONU, François Delattre, calificó estas acusaciones de "absurdas".

    Sin embargo, el politólogo y experto en Oriente Medio, Adnan Ezzedine, aseveró en exclusiva a Sputnik que las palabras de Jaafari son "la verdad".

    "El problema de Siria empezó por intereses primero de Francia. Hay un interés en la división de Siria como unidad territorial en el que [Francia] sigue insistiendo. (…) Yo creo que la evidencia está clara. La inteligencia francesa intervino en un pueblo [Guta], lo que significó una matanza, un genocidio de civiles, incluyendo niños. El que hizo esto recibió asesoramiento de Francia, si bien el ataque lo ejecutaron desde Daesh. Están ellos [los yihadistas] al acecho, asesorados", explicó.

    Ezzedine recordó que hace poco, un ataque químico contra las fuerzas gubernamentales sacudió Siria, de modo que se sobreentiende quién posee estas armas en la actualidad en el país árabe.

    "Eran armas bastante sofisticadas y también mortíferas. En Siria todo vale. Es un laboratorio para todas las grandes potencias", concluyó.

    El 21 de agosto de 2013, Guta, un suburbio de Damasco, fue sometido a un ataque químico con gas sarín que causó, según varias estimaciones, la muerte de hasta 1.500 civiles y provocó otros 3.000 heridos.

    El Gobierno de Bashar Asad y los opositores se acusaron mutuamente de realizar el ataque. El Parlamento del Reino Unido planteó entonces comenzar la operación militar contra Asad, pero rechazó la propuesta por falta de votos a favor de la intervención.

    La comisión de investigación confirmó el uso de gas sarín inserto en misiles aire-tierra. A pesar de que hasta ahora se desconoce la autoría del atentado, en aquel entonces, la 'masacre de Guta' fue utilizada como pretexto por las naciones de Occidente para lanzar una operación militar a gran escala en Siria.

    Como resultado de los esfuerzos diplomáticos posteriores, la tragedia llevó a la eliminación controlada de todas las armas químicas en Siria sin que una invasión militar se desencadenase finalmente.

    Sin embargo, las organizaciones terroristas que actúan en Siria siguen empleando armas químicas de producción casera en sus ataques e, incluso, entrenan a combatientes suicidas para llevar a cabo atentados con este tipo de armamento.

    Además:

    Ataque químico en Alepo causa muertos entre civiles
    Rusia revela quién está detrás del ataque químico en Alepo
    Turquía absuelve a 5 personas acusadas de producir sarín para vender a Siria
    Expertos de la ONU constatan uso de gas sarín cerca a Damasco
    Etiquetas:
    Bashar Jaafari, ataque químico, sarín, masacre, Ake Sellström, François Delattre, Adnan Ezzedine, Guta Oriental, Damasco, Francia, Siria
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik